'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Estudios de viabilidad del Tren Transpeninsular, a fin de año

La viabilidad de construir el Tren Transpeninsular entre Yucatán y QRoo. se encuentra en revisión y será hasta finales del año cuando se defina su construcción.

20-08-2013, 9:33:59 AM
Estudios de viabilidad del Tren Transpeninsular, a fin de año
Notimex

La viabilidad de construir el Tren Transpeninsular entre Yucatán y
Quintana Roo
deberá esperar y conocerse hasta finales del presente año,
dado que los estudios preliminares del proyecto se encuentran en una
fase de reestructura.

El secretario estatal de Desarrollo
Económico, David Alpizar Carrillo, reveló que la Secretaría de
Comunicaciones y Transporte (SCT) realiza estudios orientados a que este
medio de transporte cruce por sitios emblemáticos como el aeropuerto de
Chichén Itzá
, pero también que Quintana Roo logre el derecho de vía a
Punta Venado
.

En entrevista con Notimex, subrayó que el
proyecto del Tren Transpeninsular “sigue en su fase de los estudios. La
SCT está revisando y rehaciendo los estudios existentes y esperamos
tener noticias antes de fin de año para poder saber cuál va a ser el
proyecto definitivo del tren.

“Han habido algunas
consideraciones hechas en una primera instancia. Se está revisando todo
lo que sería el trayecto del tren, posibles estaciones, velocidad de
recorrido para que sea eficiente, se están reconsiderando todas las
variables fundamentales que deben dar respuesta a la viabilidad del
proyecto”, comentó.

Tras recordar que lo estudios
preliminares tendrán un costo estimado de 40 millones de pesos, expuso
que también podría ser hasta principios de 2014 “cuando ya se tengan los
resultados de los estudios y ya se pueda proceder a hacer el proyecto
ejecutivo”.

Será hasta entonces, dijo, cuando tendremos
fechas tentativas de inicio de los trabajos (de construcción del tren),
por el momento sigue en una fase de revisión de los estudios o vamos a
decir se están rehaciendo los estudios.

Alpizar Carrillo
refirió que esta obra, la cual tendría un costo estimado de 15 mil
millones de pesos, por ser parte de un compromiso presidencial tiene
“muy altas probabilidades” de ejecutarse, pero al mismo tiempo precisó
que dada “su envergadura no se puede hacer de la noche a la mañana”.

“Tiene
que pasar por una fase de estudios, hay que hacer algo que tenga
viabilidad y que no se vaya a construir un elefante blanco que solo
resulte ser una carga para el Estado”, enfatizó.

El Tren
Transpeninsular, que tendría un recorrido de alrededor de 350
kilómetros, es un proyecto ferroviario que conectará a Mérida, con Punta
Venado en la zona de la Riviera Maya (centro norte de Quintana Roo) y
fue anunciado por el presidente Enrique Peña Nieto al asumir el
Ejecutivo Federal el 1 de diciembre pasado.

El Tren
Transpeninsular correría en una primera fase de Mérida, Yucatán a Punta
Venado, Quintana Roo, convirtiéndose en un tren turístico de día y en
uno de carga por la noche, principio “que no ha cambiado y sigue siendo
el sustento para la viabilidad del proyecto”, refirió.

Cuestionado
respecto a la “reestructura” de los estudios preliminares hechos
durante la pasada gestión estatal en la que ese proyecto fue concebido,
indicó que básicamente corresponde a los derechos de vía y cambios que
permitan el paso del tren por sitios como Chichén Itzá.

Por
parte de Yucatán, el derecho de vía está prácticamente asegurado, pero
para pasar por el aeropuerto de Chichén Itzá deberá modificarse el trazo
que tiene entre Mérida y Valladolid, mientras que en el caso de
Quintana Roo, no existe el derecho de vía entre Valladolid y Punta
Venado.

Es un proceso que lleva tiempo, el definir el
trazo, las estaciones, horarios, corridas diarias, cuántas veces
llevaría, en especial cuando se piensa en un futuro existan dos trenes
uno de ida y otra de vuelta, lo que implica un estudio logístico muy
profundo.

Afirmó que a región Peninsular y en especial
Yucatán es actualmente muy competitiva en materia de transporte, en el
último caso, al contar con “buenas carreteras que son suficientes”.

El
tren, continuó, viene con perspectiva de futuro y no es algo que nos
esté quitando competitividad pero el hecho de tenerlo debe mejorar
nuestras opciones de productividad.

Es un proyecto de gran
alcance, por ello se plantea su desarrollo a largo plazo, pero junto
con el Centro Logístico de Progreso que pronto estará listo, con el de
Valladolid y el aeropuerto de Chichén Itzá tendremos un sistema de
competencia económica moderno, ágil, eficiente y con mayor viabilidad,
confió.

Relacionadas

Comentarios