HistoriasMarketing

Dress to fight: la historia detrás de una causa

Thomas Pink y Fundación Bella se unen en la prevención del cáncer de mama. ¿Cómo armar una campaña efectiva para una causa? Sus creadores lo explican.

18-08-2013, 9:42:10 PM
Dress to fight: la historia detrás de una causa
Oliverio Pérez Villegas

“El cáncer de mama es curable.” La frase es simple, pero lograrlo es de titanes, ya que curar esta enfermedad, que cada año cobra la vida de 3,500 mujeres en México, depende en la gran mayoría de los casos de la detección temprana y oportuna. Es por eso que la autoexploración se convierte en el principal motor de cualquier campaña de comunicación, de salud y hasta de publicidad a favor de un mensaje aún más poderoso que la simple idea de colgarse un moño rosa durante octubre, el mes contra el cáncer de mama.

Bajo este paradigma y con el afán de sumarse a una causa tan importante como la concientización de tocarse, la marca inglesa de ropa Thomas Pink se une por segundo año consecutivo a Fundación Bella, y su directora comercial, Roberta Torreblanca, comparte la experiencia de la marca al crear una edición especial de camisas con causa.

Una campaña para hombres contra el cáncer de mama

Thomas Pink buscó a la organización para encausar una intención altruista, y en Fundación Bella encontró la mejor opción para explotar el mensaje y poder diseñar una camisa de edición especial con causa: en 2012, la marca comercializó 200 prendas y donó un porcentaje a la fundación.

Para la edición de este 2013, Pink lanzará 250 camisas rosas y donará el 20 por ciento de sus ventas a la misma causa, pero hoy desde la perspectiva masculina, pues según Torreblanca, una parte muy importante en este problema de salud está en el rol que le toca jugar a los hombres cuando su mamá, su esposa o su hija enfrentan el cáncer. 

“Thomas Pink sabe lo mucho que los hombres padecen y luchan cuando una mujer cercana a ellos tiene cáncer de mama; y de ahí nace la iniciativa, aquí en México, pues nos interesa contribuir desde la visión de los hombres que fungen como apoyo físico y moral de las miles de víctimas de esta enfermedad”, señala la directiva.

Dress to Fight

Por el lado de la marca, el lema es muy claro, pues quiere expresar la fuerza y la capacidad de mantenerse de pie frente a la adversidad. Así que en primera instancia, Pink exhibe la imagen de dos personajes famosos cuya vida personal ha sido tocada por el cáncer de mama y hoy quieren sumarse a una causa “con un mensaje de unión, protección y de paz”.

La actriz Ana Brenda y el torero Alejandro Amaya son los principales embajadores de la campaña, y su vinculación con la enfermedad ha provocado la creación de un mensaje transparente y poderoso, agrega Torreblanca.

Y además de la camisa, que estará a la venta durante el mes de octubre, la campaña busca llegar a todos los rincones de México a través de las distintas actividades programadas por Fundación Bella, cuya función en este proyecto es construir los canales y buscar a la mayor cantidad de personas que se sumen a la causa.

 

Pink Army – Pink Power 

Es por eso que, desde 2010, Fundación Bella ha creado su propio “Ejército Rosa”, cuyas filas están integradas por más de 10,000 mujeres y algunos hombres que ya tienen el compromiso de difundir el mensaje y de concientizar para la detección oportuna.

Una de las iniciativas más importantes de este Pink Army tendría que ser el arte, ya que su fundador, Martín Gavica, es fotógrafo y ha hecho de su oficio el principal motor de esta causa.

La idea original era conseguir 10 retratos de mujeres sobrevivientes al cáncer de mama, pero Gavica descubrió el potencial y lanzó la primera campaña con 67 imágenes, una por cada uno de los años que vivió su madre, quien inspiró la creación de esta fundación.

Y así nació el Pink Power, como parte de todo un movimiento originado con la fundación, cuyo objetivo mayor es educar y fomentar la prevención del cáncer de mama. Sus medios son tan ricos como diversos: campañas en medios, difusión periodística, eventos, conciertos, conferencias y exhibiciones artísticas son parte del catálogo de esta campaña

¿Qué opinas de esta campaña? ¿Qué recomendarías para sumar una marca a una causa como ésta?

Para saber más:

El marketing, un arma para combatir el cáncer de mama
Arma una campaña contra el cáncer de mama en tu empresa
Marketing social, claves para pasar del chantaje a la causa

Relacionadas

Comentarios