HistoriasNegocios

Slim y Gómez Urrutia hacen las paces, concluyen huelga minera

La minera y el gremio lograron establecer un acuerdo que deja atrás el conflicto laboral iniciado hace dos meses y que detuvo la producción en El Coronel.

15-08-2013, 10:22:53 AM
Slim y Gómez Urrutia hacen las paces, concluyen huelga minera
Altonivel, con información de Sergio Castañeda

El enfrentamiento entre Carlos Slim y Napoeón Gómez Urrutia llegó a su fin. A dos meses de luchar por el control de la mina El Coronel, la firma Minera Frisco, propiedad del magnate mexicano, y el Sindicato Nacional de Mineros, del autoexiliado líder minero, pusieron fin al conflicto que obligó al paro de actividades.

Así, concluyó la negociación para un acuerdo entre Frisco y el sindicato, que defendía los intereses de los 763 trabajadores de la mina ubicada en el municipio de Boquillas Ojocaliente; y que contó con la participación de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), de acuerdo con un boletín del gremio minero y confirmado por la empresa de Slim mediante un aviso a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

El sindicato minero destacó la relevancia de los acuerdos alcanzados, ya que Frisco aceptó que la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) pertenece al gremio dirigido por Gómez Urrutia y cedió a pagar el 100% de los salarios caídos en los más de 2 meses que duró el paro.

Reunidos en asamblea general, los afiliados al Sindicato Nacional de Mineros aprobaron por unanimidad los términos del arreglo convenido, mientras que el gremio felicitó a los afiliados en esta mina por “no dejarse impresionar o manipular por la CROC (Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos) ni por los espurios de (Carlos) Pavón”.

¿Cuál fue el motivo que detonó la huelga? El conflicto tiene dos aspectos: el sindical y el laboral. El primero, se debió a que los trabajadores de El Coronel decidieron incorporarse al Sindicato Minero y abandonar la CROC, algo en que dicha asociación no estaba de acuerdo.

La empresa aseguraba que los más de 700 trabajadores sindicalizados se enfrentaban a la disidencia de un grupo minoritario de trabajadores distinto a la CROC en un acto ilegal, lo que provocó que la producción en dicha unidad minera se suspendiera.

En el plano laboral, el sindicato no lograba entablar un acuerdo con Frisco en relación al contrato colectivo en Minera San Francisco del Oro y Minera María, situada en las cercanías de la mina Buenavista del Cobre de Grupo México.

El organismo gremial señalaba que la empresa se negaba a entregar este año el 10% de las utilidades del capital a sus trabajadores, que les corresponde por ley, aduciendo una caída de utilidades.

Con el fin del paro en El Coronel, la mina regresará a la brevedad a sus funciones, una buena noticia para Frisco, ya que ésta produjo 42,211 onzas de oro y 4,234 onzas de plata durante el primer trimestre del 2013, equivalente a 54.83% del oro y 21% de la plata en la producción total de la empresa, según sus propios datos.

El acuerdo

Los más de dos meses de negociaciones llegaron a su fin gracias al pacto alcanzado por la empresa y el sindicato, que en resumen se trata de olvidar lo pasado sin señalar culpables.

En este sentido, sobre los daños ocasionados el 29 de mayo en las instalaciones de la mina –por agentes de la CROC y del sindicato encabezado por Pavón, según señala el comunicado–, la empresa exculpó a los trabajadores de cualquier responsabilidad en los mismos, y procederá a repararlos.

Asimismo, retirará las denuncias impuestas en contra de los paristas que optaban por afiliarse al sindicato minero, y no habrá ninguna demanda posterior contra dicha agrupación.

En cuanto al pago de las utilidades que corresponden a los trabajadores, otro de los motivos esenciales del conflicto, la STPS realizará en el plazo de 45 días un análisis para determinar el monto real de este pago.

Cabe señalar que tanto Minera Frisco como la autoridad laboral afirmaron que cumplirán el Convenio 87 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que establece la absoluta libertad de asociación sindical para todos los trabajadores en el mundo.

La empresa también se comprometió a cambiar su actitud hacia los trabajadores y adoptar una postura de respeto pleno a los intereses y derechos de los mineros.

Este arreglo, remarcó el sindicato, es una muestra de que habiendo voluntad y respeto a los derechos de los trabajadores se puede negociar con Gómez Urrutia y su gremio; y destacó la “actitud positiva” de Frisco para hacer posible el acuerdo.

Para saber más:

Gómez Urrutia pone en jaque a mineras de Slim

Relacionadas

Comentarios