HistoriasNegocios

Los mitos de la Reforma Energética a discusión

La iniciativa de Reforma Energética del presidente Peña Nieto vino acompañada de la campaña ¡Que no te engañen! Un experto descifra algunos de los mitos.

14-08-2013, 2:00:55 PM
Los mitos de la Reforma Energética a discusión
Xóchitl Austria/ Twitter: @xochitlaus

Hoy comenzó el
debate en el Congreso de la Unión de la iniciativa de Reforma
Energética
presentada por el Ejecutivo federal, que a diferencia del
contexto de Lázaro Cárdenas de 1938,
hoy todas las propuestas presentadas por el Presidente pueden ser discutidas
ampliamente por los legisladores. ¿Cuáles son los puntos a discutir?

En un discurso que
no dejaba margen de maniobra a la crítica de la oposición, el Ejecutivo federal dio a conocer
su iniciativa de Reforma
Energética
el pasado 12 de agosto y buscó reforzar su mensaje a través de un medio primordial: un sitio de internet
para comunicar a todos los ciudadanos el diagnóstico del
sector energético, los motivos de la iniciativa
de reforma, los beneficios y los mitos,
así como un poco de historia sobre la Reforma del general Lázaro Cárdenas.

Un apartado de
este sitio web está dedicado a los 13 mitos
de la reforma energética
, que a través de una campaña con la frase: ¡Qué no te engañen! busca contrarrestar
los posicionamientos de la oposición.

Para obtener un
panorama más amplio sobre la pertinencia de estos puntos controversiales en la
reforma energética Miguel Ángel Corro, director del  Departamento de
Economía  del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe, expuso su opinión a AltoNivel.com.mx

El experto asegura
que era previsible que la iniciativa de Reforma fuera en los términos y niveles
de profundidad en que se presentó. La afirmación de se iba anunciar una reforma
donde se establecía abiertamente la privatización de Pemex era impensable, así que el anuncio corría el riesgo de hacer estallar la bomba de la oposición.

La estrategia,
explica el académico, es hacer un recordatorio al conjunto de la exposición de
motivos que mandó el Presidente Lázaro
Cárdenas
en 1938 a propósito de la ley secundaria del artículo 27 Constitucional sobre los contratos de riesgo o de producción compartida que ahora les llaman
contratos de utilidad compartida,
para adecuar al funcionamiento de Pemex la posibilidad de que formalmente se
acepte la participación de capital privado nacional y extranjero.

¿Pemex no se
privatiza?  

El PRD condicionó el
apoyo al Pacto por México siempre y
cuando no se alterare la redacción del artículo 27 constitucional y por tanto
se privatice la paraestatal. En este sentido, la propuesta del Gobierno federal
es reformar la ley secundaria –donde se incluyen los contratos de riesgo- sin
que esto implique abrir el artículo constitucional para privatizar los recursos
energéticos, ni la riqueza.

La postura del
Gobierno federal es que la reserva y la renta petrolera, queden bajo el control
del Estado y sigua siendo propiedad de la nación, independientemente de que
para su operación, en el caso específico de la exploración y explotación, pudiera
eventualmente participar la iniciativa privada, lo que ya pasa en  la actualidad.

En términos
teóricos, los contratos de utilidad permitirán a los privados explorar un pozo por
encomienda de Pemex, compartiendo riesgos, pero no podrán explotar el pozo en
aguas profundas, porque sigue siendo propiedad
de la paraestatal
que lo explotará y comercializará. Una parte de la renta,
de acuerdo al contrato que se establezca, será pagada a la empresa como parte
del beneficio de la inversión que realizó, pero no podrá explotarlo. Es el beneficio económico el que sí se compartirá.

¿Va en contra
de los ideales de Lázaro Cárdenas?

En
contextos muy diferentes, actualmente estamos en una situación similar, afirma el experto. Cuando
el ex presidente Lázaro Cárdenas expropió el petróleo no tenía los suficientes
técnicos e ingenieros para operar las plantas petroleras, así que el Gobierno
decidió que para complementar la operación que realizaba el Estado se asociaría
con privados.

Actualmente, Pemex
necesita recursos tecnológicos para explotar los pozos petroleros y entrar a
aguas profundas, que no tiene debido a que por su régimen fiscal entrega a
través de impuestos el dinero al Estado. Si la paraestatal no tiene los
recursos y el Estado no puede dárselos, nuevamente se tiene como opción
recurrir a la iniciativa privada.

En ambos casos se
busca que el capital privado complemente la actividad del Estado, sin que eso
vaya en detrimento de la propiedad y del ejercicio soberano por parte del
Estado sobre los recursos del suelo y subsuelo mexicano.

¿Quién se
quedará con la renta petrolera?

La
renta petrolera es el excedente que se genera por el aumento en la producción
del petróleo o por el aumento del precio. En este momento, dado que Pemex no
produce la suficiente gasolina, se importa el hidrocarburo, y los excedentes se
quedan en las empresas extranjeras a quienes les compramos la gasolina.

En términos
teóricos, la reforma plantea que si el sector privado invierte en más
refinerías se lograría tener la gasolina que se necesita para el abasto
nacional y las rentas del petróleo ya no se quedarían en manos de  particulares en el exterior, a quienes se les
paga con dólares, y el excedente (la renta petrolera) podría usarse para reinvertir
en las operaciones de la paraestatal.

¿Pemex está o
no en quiebra?

En términos estrictos,
una empresa que se jacte de serlo debe hacer todo lo posible por generar
excedentes durante su proceso de producción y enfrentarse a la incertidumbre
del mercado. Todas las empresas deben asegurarse que en la operación cotidiana antes
de que el Gobierno exija el pago de impuestos se debe tener un margen
importante de beneficio para que la operación no se vea afectada.

En el caso de
Pemex, esta premisa no se cumple porque la paraestatal paga todas sus ganancias
en impuestos y su aporte representa la tercera parte de los ingresos de la
economía nacional.

Ningún Gobierno se
ha propuesto modificar el régimen fiscal de Pemex porque implicaría soltar el
beneficio económico de la paraestatal. Por ello, es importante el anuncio de
que el régimen fiscal cambiará para que la paraestatal pueda reinvertir en
tecnología.

El debate se
politiza cuando se tienen dos versiones. La versión oficial dice que Pemex está
quebrado y se necesita de la participación de privados. La oposición,
encabezada por el ex candidato presidencial López Obrador, dice que no está
quebrado y si a la paraestatal no se le castigara con tantos impuestos y se
evitara la corrupción, entonces se podría financiar las inversiones sin la
participación de la iniciativa privada. Al final, el punto en común, es que Pemex
debe ser más eficiente.

Dónde debe iniciar la discusión…

La iniciativa de
reforma del Presidente Enrique Peña Nieto dejó a los inversionistas extranjeros
y nacionales un tanto decepcionados
. Esperaban que la propuesta estuviera encaminada
a qué una parte de la operación de exploración y explotación estuviera única y
exclusivamente asignada, en algún tipo de figura legal, a las empresas privadas
para poder explotar la riqueza petrolera. Pero eso no sucedió. “Los
inversionistas esperaban que les dieran la casa y nada más se las van a rentar”.

Para el investigador
Miguel Ángel Corro la discusión en el Congreso prosperará siempre y cuando el
punto de partida sea: ¿Qué hacer para que Pemex sea eficiente? ¿Cómo hacer que
los altos beneficios de la explotación del petróleo impacten en empleos y
alivien la desigualdad? Porque mientras se centre en el aspecto de que si entra
la iniciativa privada se pierde la soberanía, la posibilidad de que prospere es
menor.

Para saber más:

Pemex no necesita inversión de IP, no está en quiebra: AMLO

Opinión: ¿Qué implica la Reforma Energética de EPN?

Reforma Energética, bomba de mecha corta para empresarios

¿Deben las Afore invertir en Pemex?

Pemex no se vende: EPN al presentar la Reforma Energética

Relacionadas

Comentarios