'; Alto Nivel
Estilo de VidaHistorias

Comida orgánica, por una alimentación sin químicos

Aunque se ha puesto en duda el valor nutrimental de los productos orgánicos, aquí te damos 3 poderosas razones para cambiar tus hábitos de consumo.

09-08-2013, 12:56:56 PM
Comida orgánica, por una alimentación sin químicos
Xóchitl Austria y Carlos Jesús González

Los
puedes llamar ecológicos, orgánicos o biológicos. El nombre es lo de menos
mientras comiences a ver los efectos positivos en tu cuerpo. Esta industria que comenzó como un movimiento para comer más saludable y con menos procesos químicos, ha retomado tal fuerza que roza la ética ciudadana que apuesta por pagar más pero sabiendo que lo que come no sólo no está dañando el medio ambiente, tampoco los derechos de los animales.

Sea cual sea la motivación, la realidad es que es un sector que crece a pasos agigantados por su impacto positivo en la salud y te anticipamos
que su presencia en los supermercados aumentará cada vez más rápido, así que quizá sea una buena idea comenzar a identificarlos.

Para ello consultamos a la
nutrióloga Celia Peniche, asesora de la compañía mexicana Valle Orgánico quien, para empezar, explica que estos productos se producen sin el uso de pesticidas,
fertilizantes o transgénicos. Se trata de productos de granjas que no han usado
hormonas para favorecer su crecimiento y cuyo proceso tiene altos estándares de calidad.

¿Cuáles son sus ventajas?

Celia
Peniche, quien cuenta
con una maestría en Nutrición del Deporte por la Universidad de Newcastle,
asegura que uno de los grandes mitos de la comida orgánica es que su valor nutrimental es mayor
que los alimentos convencionales. Aunque el valor nutrimental de los alimentos orgánicos es el mismo, la
nutrióloga nos da tres razones por las cuales debemos hacer un esfuerzo de
indagación y consumir más alimentos orgánicos.

Libres de agentes tóxicos. Son
productos libres de agentes químicos, hormonas, antibióticos. No utiliza
pesticidas y por tanto los alimentos están expuestos a menos agentes nocivos. En
lugar de fertilizantes químicos se echa mano de fertilizantes propios, como lo
es la composta.

Conservan las vitaminas y minerales intactos. Es la manera
más segura y práctica para evitar el consumo de productos modificados
genéticamente, cuyos efectos sobre el medio ambiente y la salud humana todavía
no han podido catalogarse científicamente de inofensivos.

Fueron producidos de manera “más amigable” con el ambiente. La
agricultura orgánica cuida el medio ambiente en diferentes aspectos, pues,
entre otras cosas, respeta el ciclo natural de los cultivos.

El
Greenpeace México también publica una lista 
de Y
tú… ¿Sabes lo que comes?
en donde se puede encontrar algunas marcas y
distribuidoras de comida orgánica.

¿Cómo identificar un producto orgánico?

La nutrióloga, Tania Aguilar López, del Instituto de Nutrición y Salud
Kellogg’s, recomienda revisar las etiquetas pues ahora ya se pueden
encontrar alimentos con leyendas como: libre de hormonas, regado con agua de
pozo profundo, sin colorantes ni endulzantes artificiales.

No obstante, la nutrióloga Peniche sugiere reforzar la lectura de las etiquetas con un poco de investigación sobre los
procesos por los cuales fueron elaborados los alimentos en cuestión. Es decir,
indagar en datos como la forma en que se criaron a los pollos – el ganado
feliz
transmite menos toxinas- o que los agricultores de las verduras realmente no usen insecticidas tóxicos.

Si este punto te parece difícil, revisa las marcas y sus sitios online para conocer más sobre la producción o acude a centros especializados donde seguramente te podrán dar más información.


Eres lo que comes

Si después de lo anterior has
decidido comenzar a consumir alimentos orgánicos, debes saber que tú
y nadie más decide lo que se llevará a la boca. Tu determinación está por
encima de la campaña publicitaria de cualquier producto, y, claro, de tu bolsillo.

Debes saber que los costos de producción son más altos y por ende los precios de
estos alimentos superan significativamente a los de los convencionales. Te
recomendamos que el cambio en tu tipo de consumo sea paulatino, de tal manera
que no dañes la economía familiar. Otra alternativa es explorar uno de los 5 mejores restaurantes para veganos y vegetarianos para conocer cómo preparan sus productos.

¿Dónde comprar comida orgánica?

El boom de este tipo de productos impulso la creación de tiendas de orgánicos como The Green Corner y Orígenes Orgánicos ubicadas en
la Condesa y Aires de Campo en San Ángel que comercializan alimentos de productores regionales.

Además los puedes conseguir en centros comerciales como
Walmart, Superama, City  Market, o con productores
de tianguis como el Orgánico de Chapingo o el Alternativo Bosque de Agua. En estas tiendas ya se comercializan marcas como Valle orgánico, una empresa dedica a la crianza
y comercialización de pollos de campiña, o Campo Vivo , una compañía mexicana que
comercializa productos vegetales.

Para saber más:

¿Eres vegetariano o vegano? 5 mejores restaurantes para ti

3 pésimos hábitos que afectan tu salud

¿Qué comer antes de una rutina de ejercicio?

Relacionadas

Comentarios