HistoriasManagement

Suerte + creación + creatividad = éxito ¡Aprovecha la fórmula!

¿Qué tienen en común Facebook, Lost y Nokia? Surgieron de una idea “loca”, en un golpe de azar y se afianzaron con planeación y estrategia. ¿Cómo lo lograron?

08-08-2013, 6:55:31 AM
Suerte + creación + creatividad = éxito ¡Aprovecha la fórmula!
Tatiana Gutiérrez

Todos recuerdan la serie “Lost”, no sólo por su imprevisible guión, sino porque catapultó a la ABC como creadora de series modernas, propositivas y exitosas. Sin embargo, la historia de su creación no fue así. Era 2004 y la crisis televisiva atacaba a las televisoras, una por una, los reality shows comenzaban a asquear al público y los creativos carecían de ideas.

Aquí fue cuando llegó Lloyd Braun, el entonces ejecutivo de la ABC, quien sacó de la manga uno de los peores guiones con los que habían contado hasta ese momento. La idea de realizar una serie que hablara sobre un accidente de aviación, era más que absurda. El resultado: “Lost” fue todo un éxito televisivo y Lloyd, quien aprobó su salida al aire, se quedó sin empleo inmediatamente después de haberlo hecho. ¿Casualidad? ¿Suerte? Para Frans Johansson sólo fue el momento justo. 

Reconocido como uno de los innovadores más importantes del momento, Johansson llega con una guía para todos aquellos empresarios y emprendedores que están buscando generar ideas creativas e innovadoras. En su más reciente publicación, “El momento justo, aprovecha las oportunidades de un mundo imprevisible”, el autor asegura que las grandes historias son resultado de dos ideas principales:

El éxito es aleatorio, mucho más aleatorio de lo que nos gustaría pensar. 

Existen herramientas y actitudes que podemos tener o desarrollar para capturar esos momentos justos en donde todo se sincroniza. 

Zuckerberg y Facebook, Nokia, Microsoft, Apple… todo pareciera indicar que estas historias de éxito fueran el resultado de la planeación, la estructura y la estrategia, sin embargo, la verdadera historia es que estas grandes ideas dependieron de encuentros no planificados, de momentos aleatorios, de descubrimientos imprevistos y, aunque muchos lo cuestionen, de pura suerte. 

A través de una narración peculiar, el autor te lleva por una serie de relatos verídicos, donde el azar, la casualidad y la suerte están detrás de bambalinas en estas historias de éxito. 

Pero no todo es azaroso e imprevisto, de acuerdo con Johansson, la planeación y el orden son herramientas necesarias para utilizar la aleatoriedad de manera racional, obteniendo como resultado, ideas innovadoras que marquen tendencia. 

Los momentos aleatorios

“El éxito o el fracaso dependen de instantes brevísimos, aparentemente insignificantes de imprevisibilidad. Estos momentos no se pueden planificar o anticipar, nunca sabemos cuándo pasarán ni en dónde (…) el éxito es una colisión de sucesos, deseos y esfuerzos que se convierten en una amalgama de resultados ilocalizables y embrollados, son consecuencia de la interconexión, de la aleatoriedad”, comenta el autor. 

Para Johansson existen tres momentos aleatorios fundamentales en la creación de ideas:

1. Aquél donde existe un encuentro concreto. Donde la conexión o suceso inesperado altera la trayectoria del éxito, cambiando todo en ese momento casual. 

2. Donde se reconoce al éxito como resultado de docenas, incluso miles de fuerzas posibles que cambian con cada acción e interacción. 

3. Donde la aleatoriedad es fruto de sucesos históricos, culturales, sociales y humanos. Donde la historia marca un papel fundamental para encontrar los momentos adecuados. 

¿Cómo encontrar los momentos justos?

Según el autor, las ideas que un día parecen brillantes, pierden su lustre si las consultamos con la almohada. Por ello, encontrar el momento adecuado, donde las ideas puedan dar frutos y respuestas, es esencial para no permitir que se escurran de entre los dedos.

El autor describe una serie de pasos para encontrar el momento justo, donde asegura que la aleatoriedad es el principal ingrediente: 

Aparta la vista de la pelota

¿Qué sucede cuando una idea, al parecer perfecta, nos invade la cabeza? Eso, exactamente eso: invasión. De momento la idea se convierte en una obsesión, tratando de resolverla y realizarla en el menor de los tiempos. Sin embargo, Johansson recomienda lo contrario: para atraparla se necesita alejarse de ella. Asegura que despejar la mente puede ser más fructífero que aferrarse a una sola idea. Esto ayudará a relacionar momentos, sujetos y necesidades con lo que realmente se busca. 

Usa el pensamiento intersectorial

Las grandes ideas son resultado de cubrir necesidades básicas de una manera innovadora y funcional, para ello, la conectividad es fundamental. Hilar circunstancias, necesidades, culturas, situaciones políticas, géneros, es fundamental para generar visiones e ideas que cambien las normas del juego. 

“La posibilidad de tener un momento justo y genuino, es muy reducida; estas ideas tienen mucho en común, pero si usted combina un biquini con un burka, la situación será muy distinta. ¿Quién lo pensaría? Nadie ¿Se necesita? Sí”. 

Para ello, el autor recomienda lo siguiente: 

Explorar a fondo campos, culturas, industrias, mercados diferentes al tuyo, esto ayudará a visualizar la idea de manera global, comprometiéndose a llenar expectativas mayores. 

Crea equipos diversos. Contar con personas distintas a nosotros, puede ayudar a generar distintos puntos de vista, distintas soluciones y distintos resultados. 

Crea una colisión. Reunir a personas con distintas profesiones es inminentemente necesario. Esto no sólo ayudará a fortalecer una idea, ayudará a que sea funcional. 

Utiliza la tecnología para encontrar la diferencia

El mundo cambia de manera constante, las ideas se difunden de manera instantánea y se requieren que las soluciones sean inmediatas. La tecnología es fundamental en este proceso, por ello, dominarla y saber emplearla en las ideas exitosas, es necesario y obligatorio. Conócela y explótala. 

Sigue tu curiosidad

“La curiosidad es tan efectiva y positiva para crear momentos justos, pues está donde la intuición nos dice que está pasando algo interesante, aunque no sepamos qué es ese algo. De esta manera, la curiosidad nos impulsa a seguir buscando hasta que se conecten las piezas, es algo así como seguir las corazonadas”. 

Rechaza el camino predecible

En la mayoría de las circunstancias, la lógica queda de lado. Cuando hablamos de crear e innovar, el orden no es fundamental en la orden del día. Johansson, como muchos autores, recomiendan salir de los límites y explorar lo impredecible. De esta forma, seguro se encontrará alguna idea que llene las necesidades, pero de manera distinta. La innovación es lo que busca cualquier empresa. 

Apuesta por tu idea

No hay otro camino a seguir, aférrate a tu idea, cree en ella y apuesta por ella. Es momento de dejar la innovación a un la do y convertirse en un emprendedor exitoso. 

¿Crees que las grandes ideas se dan en el momento justo? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Para saber más: 

5 libros que te ayudarán a ser feliz

En el Día Mundial del libro, 5 títulos para ser feliz

10 libros para hombres de negocios

Relacionadas

Comentarios