md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 20:00 22/10/2014
Síguenos:

Haz de la calvicie un aliado para los negocios

Ser calvo o barbudo dejó de ser padecimiento; son virtud y transmiten liderazgo y respeto. Termina con los síntomas de alopecia y maneja tu imagen con barba.

Haz de la calvicie un aliado para los negocios

La falta de cabello dejó de ser un problema, úsalo a tu favor en tu imagen pública.

09-08-2013
POR: Xóchitl Austria con información de Tatiana Gutiérrez

¿Quién dijo que la calvicie es un problema para los hombres? Si ves por la calle a un hombre calvo puede ser que pienses: "Pobre se ha quedado sin cabello", pero lo que quizá no sabes es que ese hombre, al llegar a su empresa, tiene un rango de poder y liderazgo que muchos desearían.

Albert Mannes, catedrático de la Escuela de Negocios Wharton, de la Universidad de Pensilvania, notó cómo al rasurase la cabeza y ponerle fin a esos molestos síntomas de la alopecia la gente comenzó a tratarlo de manera más atenta y con respeto, entonces se animó a realizar un experimento con 344 participantes a quienes les mostró fotografías de los mismos individuos en dos versiones: con cabello y sin cabello.

El resultado fue que los hombres con cabezas rapadas fueron percibidos como más masculinos, dominantes y con mayor potencial de liderazgo que aquellos con un cabello más largo o en proceso de quedarse calvos. En una de las pruebas, los hombres calvos incluso fueron percibidos como un centímetro más altos y 13% más fuertes que aquellos con cabello.

Mientras la gente con problemas de alopecia evidente, es decir que están perdiendo el cabello, son percibidos como los menos atractivos y poderosos de todos.

Para muestra podemos hablar del algunos empresarios existosos como el que se ha llevado las primeras planas en los últimos días, el excéntrico Jeff Bezos, fundador de Amazon -quien  compró el prestigioso periódico The Whashigton Post  en 250 millones de dólares; así como de Jeff Katzenberg, presidente ejecutivo de 61 años de DreamWorks Animation SKG, y ¿qué tal? “Pep” Guardiola, el actual entrenador del Bayern Munich o el tenista estadounidense André Agassi.

Así que si has empezado a notar algún síntoma de alopecia no te alarmes porque está comprobado que a la única persona a quien le importa que se le caiga el cabello es a ti, así que mejor toma medidas para lograr un look que te haga sentir bien.

Álvaro Gordoa, y socio director del Colegio de Imagen Pública, asegura que de ninguna forma la calvicie es una limitante para alcanzar los logros y cumplimiento de los objetivos en una empresa. Lo que se debe hacer cuando empieza la caída del cabello es aceptarlo e ir a la estética para tener el mejor corte posible.

Lo peor que se puede hacer es tratar de disimularlo, hacerse peinados extraños o usar pelucas, ya que sólo provocarás las risas de otros y de ninguna manera admiración. De acuerdo al grado de calvicie que se tenga, entre más corto el cabello, funcionará mejor, asegura el especialista en imagen pública.

¿Con o sin barba y bigote?

Otro de los aspectos que suelen provocar un dilema es ¿qué hacer con la barba y el bigote? Como te decíamos la semana pasada en Ejecutivos mexicanos: 3 outfits para transmitir autoridad: una cara limpia comunica mayor autoridad; sin embargo: no es malo dejarse crecer la barba.

Gordoa asegura que ésta ayuda a darle forma a la cara y puede denotar mayor madurez, virilidad e intelectualidad. El problema es que mucha gente se deja la barba por comodidad y la descuida. ¡Error! Una barba y un bigote requieren de un mayor compromiso que el que se hace cuando decides rasurarte todos los días.

¡Ojo! una cosa es tener barba y otra no estar afeitados. La diferencia es que cuando la intención es tener una barba que provoque respeto ante los demás se le debe dar mantenimiento dos veces por semana: recortarla, emparejarla, delinearla, para que tenga una buena forma.

A nivel ejecutivo, una barba no puede ser más larga que el número 2 (la que crece en cerca de dos semanas) y la forma más recomendada es que sea completa. Si la barba se deja más larga puede comunicar que la persona esta demasiado relajado -como cuando estás de vacaciones-, y se corre el riesgo de mostrar desaliño y suciedad.

En el caso del bigote tiene que llegar a la altura de la comisura de la boca y cuidando que los pelos del bigote no se metan a los labios, y no se asomen mucho de la nariz y de las orejas.

Un bigote muy largo puede hacerte parecer malencarado todo el tiempo o con un gesto de agresividad. Tampoco es buena idea copiar el bigote tipo Salvador Dalí, la sensación puede ser de una "sonrisa estúpida” todo el tiempo, cayendo en lo  ridículo.

En el mundo ejecutivo son bienvenidas las barbas y el bigote, siempre con sus respectivos cuidados especiales.


Para saber más:

Ejecutivos mexicanos: 3 outfits para transmitir autoridad

3 reglas de oro del buen vestir y 4 errores que no debes cometer

5 empresarios mexicanos que marcan tendencia en la moda

 Manual de moda para jóvenes ejecutivos


comentarios