'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Obama: entre el berrinche, la diplomacia y el espionaje doméstico

El mandatario negó que su gobierno espíe a sus ciudadanos y justificó la existencia de mecanismos de escucha y vigilancia para combatir el terrorismo.

07-08-2013, 9:32:05 AM
Obama: entre el berrinche, la diplomacia y el espionaje doméstico
Altonivel, con información de agencias

Si bien la imagen y popularidad del presidente estadounidense Barack Obama se vieron trastocadas tras las revelaciones de Edward Snowden sobre el sistema de espionaje doméstico, los focos rojos de sus asesores de comunicación no se habían encendido… hasta estos últimos días.

De junio a agosto, no cesaron las críticas y los reclamos hacia su persona y su administración por los mecanismos para espiar a sus propios gobernados, sin embargo, la respuesta institucional y el control de daño parecía acartonada y ensayada, por lo que el mandatario optó por presentarse en uno de los programas más populares de la televisión estadounidense para recalcar su mensaje.

Así, en una entrevista en el programa nocturno del comediante Jay Leno, de la cadena NBC, negó que su gobierno promoviera prácticas de estilo “big brother” y que las medidas realizadas solo se aplican en lo que consideran que tiene conexión con amenazas terroristas.

“No se espía a los estadounidenses. No tenemos un programa doméstico de espionaje”, fueron las palabras del mandatario afroamericano anoche durante su sexta aparición en el popular espectáculo televisivo.

La estrategia comunicativa dictada desde la Casa Blanca, según el análisis del círculo rojo estadounidense, consistía en poner una vez más a Obama en dicho show no solo para desmentir tal situación, sino también para promover su agenda económica, y así poder superar el “fantasma Snowden”.

Respecto a la respuesta institucional a Rusia por brindar asilo al ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), se estima que la cancelación anunciada del encuentro privado con el presidente ruso Vladimir Putin es solo una de las diferentes maneras en que el gobierno de EU mostrará su enfado con su viejo rival de la Guerra Fría –sin obviar otras cuestiones como la defensa antimisiles y los derechos humanos–.

EU no es un “gran hermano”

Durante la charla que sostuvo con Jay Leno, el presidente Obama reconoció que se utilizan mecanismos para rastrear teléfonos o correos electrónicos, pero solo si se sabe que están conectados a amenazas terroristas –el fantasma que desde 2001 persigue a EU y recientemente le mantiene en alerta en varias de sus embajadas en el mundo–.

Mencionó que algunos de los programas de vigilancia existentes fueron aprobados por sus antecesores y que él mismo inicialmente fue escéptico, pero que recurrió al apoyo del Congreso para verificar que estas acciones del gobierno sean oportunas y sin abusos.

“Todos debemos ser escépticos sobre las potenciales infracciones sobre la privacidad. Ninguna de las revelaciones han mostrado que el gobierno abusó, pero son poderes significativos”, dijo a su entrevistador.

Acerca de si Snowden debe ser considerado un “soplón” o “traidor”, el mandatario estadounidense dijo que el gobierno no conoce en su totalidad las acciones del ex contratista  por lo que se reservarán su juicio final hasta que sea llevado a un proceso legal, el cual asegura será justo.

Obama dejó en claro que el gobierno mantiene mecanismos que permiten a empleados de la burocracia o de empresas contratistas denunciar acciones que presumen son ilegales.

“Los terroristas dependen de la idea de que vamos hacer aterrorizados. Vamos a vivir nuestras vidas”, finalizó el presidente de EU.

Para saber más:

Obama cancela reunión con Putin por caso Snowden

¿Quiénes son los Presidentes más famosos en Twitter?

Snowden recibe asilo en Rusia y deja el aeropuerto

Obama critica a Rusia y China por no extraditar a Snowden

Relacionadas

Comentarios