HistoriasMicrositio

Crisis en HSBC o solo un mal trimestre

Vivienderas y préstamos a estados están detrás de la caída de HSBC. Jorge Monjarás explica el caso, los efectos y cuál es la aportación de México en el momento.

06-08-2013, 12:38:50 PM
Crisis en HSBC o solo un mal trimestre
Jorge A. Monjarás, editor de Valor Corporativo / Twitter: JAMonjarasM

Por ahí, escondidito en los resultados de los grupos financieros en este semestre, está el impacto de la caída de las vivienderas mexicanas. Es uno de los factores que está detrás de la caída de 5% en las acciones de HSBC la noche pasada. No porque México sea tan importante para los resultados de una institución financiera global, sino debido a que este banco se le juntaron varias cuentas por pagar.

De hecho tampoco es que el banco esté perdiendo dinero, sus utilidades antes de impuestos alcanzaron los 14,100 millones de dólares (mdd), un incremento frente al año pasado, pero no tanto como esperaba ese mercado tan exigente, que quería como 500 mdd más. En general, esta caída se antoja pasajera por diversos motivos.

Pero empecemos por México: la utilidad neta al primer semestre de 2013 fue de 2,060 millones de pesos (mdp), 11.% menos que en el mismo periodo de 2012, unos 266 mdp. No es un desastre, pero si se contempla el segundo trimestre solito, llama la atención una utilidad de apenas 576 mdp, la mencionada caída de 65% con respecto del año anterior.

¿Por qué fue? No por los créditos personales, tarjetas de crédito y préstamos a empresas pequeñas, que crecieron en el primer semestre, si bien tuvieron márgenes menores, impulsando los ingresos por intereses en 5.3% (para llegar a 11,737 mdp).

No por los ingresos en comisiones, que crecieron un gran 12.9% (para alcanzar los 3,428 mdp), en gran parte impulsadas por un aumento en el número de tarjetahabientes de 10.4% y un aumento de, nada más, 26%  en los saldos en fondos de inversión.

Sí por una caída de 16.3% en los ingresos por intermediación, que quedaron en 1,223 mdp, por movimientos en los rendimientos en bonos de largo plazo. Es decir, asuntos de tasas y minusvalías.

Y, por supuesto, sobre todo por el incremento de 13.3% en la estimación preventiva para riesgos crediticios, que llegó a 3,777 mdp. Visto así, el aumento en las reservas parecería leve (442 mdp), pero hay que descontarle una reducción de más de 600 mdp por un cambio en sus políticas de reservas para crédito hipotecario.

El resultado es que HSBC incrementó sus reservas en más de 1,101 mdp, debido a un cargo por riesgos crediticios que involucran “un proyecto financiero”, un crédito para la cartera de estados y municipios y la cartera de desarrolladores de vivienda.

El asunto de las vivienderas también afectó su cartera comercial, ya que asegura, gran parte de la caída de 5.7% en ésta, que más bien pasó a cartera vencida, proviene de este problema.

Para compensar esto, el banco se apretó el cinturón y redujo sus gastos en 547 mdp, 4.9% en el semestre. Y eso que se suponía que México no iba a entrar dentro del programa de 46,000 despidos a nivel mundial que lleva el banco en dos años y medio de gestión de su actual director. A mi me parece que sí recortaron.

Sin embargo, también en este periodo se registró el cargo por la multa de 379 mdp que le hizo el gobierno mexicano por el incumplimiento en sistemas antilavado de dinero.

Ésta es la parte mexicana en la caída de HSBC. De ahí en fuera hay que hacer notar que al grupo se le cayeron las utilidades en todos los países emergentes, digamos China, India, Indonesia, Vietnam y por supuesto Brasil, éste último por cuestiones parecidas a la mexicana, un alza en las provisiones de riesgo por carteras vencidas.

El asunto en México y en otros países emergentes debiera ser pasajero, pues no se ven a estas regiones cayendo en crisis. Igualmente, los terribles recortes a nivel mundial deberán mejorar la posición de HSBC hacia 2014. Pero aún deberá tomar un cargo de hasta por 1,600 mdd de dólares que el gobierno de Estados Unidos le cobrará por causarle graves pérdidas a sus empresas hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac, por una presunta falsificación de la calidad de sus hipotecas, allá por 2008, cuando se desencadenó la gran crisis.

Y eso que ya había pagado otros 1,900 mdd en multas por falta de previsión en lavado de dinero, motivo por el cual ahora ya no quiere ni manejar el dinero de las embajadas de otros países.

Es una caída, la de HSBC, pero deberá quedar descontada por el mercado en los próximos días. El peor castigo, de hecho, parece venir de su director general, quien está dispuesto a cortar todo lo que le sobra, según su opinión. Es un hecho traumático, pero que aumenta la resistencia de la institución.

Coméntame en @JAMonjarasM o nos vemos en Editores de Negocios por www.radiotv.mx a las 19:00 horas los jueves.

Otras entradas de Jorge Monjarás en Alto Nivel:

¿Qué estados generaron más pobres para México?

Hay 2.2 millones de mexicanos en venta directa

Aire caliente y show político el programa de Formalización de EPN

Relacionadas

Comentarios