HistoriasTecnología

Moto X, el nuevo chico del barrio vs. iPhone y S4

El smartphone de Motorola y Google llega al barrio de alta gama con el objetivo de plantarle cara a sus vecinos Samsung y Apple.

02-08-2013, 9:49:05 AM
Moto X, el nuevo chico del barrio vs. iPhone y S4
Altonivel

Ser el nuevo en el barrio puede tener sus ventajas, se atraen los reflectores y se está de boca en boca, pero al mismo tiempo implica retos como ganar simpatías y hasta cierto punto mantener y superar las expectativas que se han construido alrededor. Esto es lo que pasa con el Moto X, el primer smartphone por Motorola desde que está al cobijo de Google.

Este teléfono inteligente llega al barrio de los smartphones de alta gama con la esperanza de su fabricante a cuestas y el objetivo de plantarle cara a sus vecinos: el Galaxy S4 de Samsung y el iPhone de Apple.

De inicio, la presencia del Moto X es vista como un nuevo intento de Google para acabar con la hegemonía que han instaurado Samsung-Apple en este segmento, y para ello apuesta a grandes atributos tanto de software como de hardware, que en atributos particulares coloca a su smartphone por encima de sus rivales –como su aspecto exterior–, pero en otros aún no le es posible colocarse al nivel de sus competidores –como en algunos puntos técnicos–.

A continuación te mostramos un comparativo de estos tres teléfonos en cada uno de los rubros más destacados:

Pantalla, ¿el tamaño importa?

No siempre lo más grande es mejor, pero tampoco lo más pequeño es hoy tendencia, y la primera diferencia entre estos tres dispositivos es el tamaño de sus pantallas, y el Moto X se coloca justo en medio.

El Galaxy S4 cuenta con un panel de 5 pulgadas –el más amplio de este comparativo– y 1920 x 1080 pixeles de resolución, lo que le permite ofrecer una densidad de 443 ppp; mientras que el Moto X se quedó en 4.7 pulgadas y 1280 x 720 pixeles de resolución y una densidad de 316 ppp.

Por su parte, el iPhone 5 es el más reducido con 4 pulgadas (sin olvidar que cuenta con un display Retina) y una resolución de 1136 x 640 pixeles y 326 ppp.

Dimensiones, diferencia casi imperceptible

Es difícil percibir la diferencia entre dimensiones y pesos de estos dispositivos si no se comparan físicamente, ya que sus medidas son muy parecidas:

El dispositivo de Samsung cuenta con el mayor tamaño (136.6 x 69.8 mm) y un grosor de apenas 7.9 mm, además de que pesa apenas 130 gramos; el mismo que tiene el Moto X a pesar de que sus dimensiones son menores (128.5 x 65 x 100 mm); mientras que el iPhone 5 se mantiene como el más compacto y ligero con sus medidas de 123.8 x 58.6 mm, 7.6 mm de grosor y solo 112 gramos de peso.

Si bien la preferencia por las dimensiones de los dispositivos es dictada por los usuarios –unos prefieren las tendencias dirigidas hacia dispositivos más amplios y otros gustan de aparatos más discretos–, el Moto X optó por un punto medio y será cuestión de tiempo saber si la elección fue acertada o no.

Diseño, la gran apuesta de Moto X

Sin duda gran parte de las esperanzas del dispositivo de Google es su diseño y la capacidad que ofrecerá a los usuarios para personalizar su smartphone.

A través de la herramienta Moto Maker, el usuario tendrá la posibilidad de escoger entre 504 combinaciones de diseños y colores: podrá cambiar la parte delantera (2 opciones), trasera (18 posibilidades), los botones laterales (7), el anillo de la cámara, el cargador (blanco o negro) y hasta incluir un nombre en la parte posterior del dispositivo, con lo que pretende ser el primer móvil que ofrezca una imagen para cada usuario.

Por otro lado, las opciones de Samsung y Apple son más discretas y fieles a sus inicios. Los expertos del sector han destacado en varias ocasiones que el diseño es el punto más débil de la terminal del Galaxy S4, ya que el uso del plástico en su carcasa –a pesar de la disponibilidad de varios colores– no acaba de convencer a una parte importante de sus usuarios.

Mientras que el iPhone 5 se muestra reacio a mantener su acabado de cristal con aluminio anodizado –cuyas opciones de color se reducen a blanco o negro–, al ser uno de los principales atractivos para sus usuarios, que no dan signos de inconformidad con la actual oferta en este rubro.

Procesador y RAM, la estrecha pelea

Este es uno de los puntos en los que la disputa se antoja más complicada, ya que las diferentes opciones de estos dispositivos suponen una buena oferta para el usuario.

Iniciando con el nuevo Moto X, el aparato cuenta con el sistema de computación Motorola X8 con ocho núcleos repartidos entre su procesador principal, el Qualcomm Snapdragon S4 Pro dual core a 1.7GHz, la GPU Adreno 320 y dos núcleos de bajo consumo energético, además de poseer una memoria RAM de 2 GB. Sus especificaciones no tienen envidia de sus rivales.

Por otra parte, el Galaxy S4 –que ha diversificado su producto en este aspecto al contar con varios modelos en función de su procesador– cuenta con un Qualcomm Snapdragon 600 a 1.9 GHz como su modelo más destacado, el cual tiene cuatro núcleos, una GPU PowerVR SGX 544MP3 y 2 GB de memoria RAM, para ofrecer un gran rendimiento.

Y la estrella de Apple no queda a mucha distancia. Su  procesador dual core A6 a 1.3 GHz también ofrece un alto rendimiento, a pesar de que su almacenamiento en RAM es tan solo de la mitad de sus competidores (1 GB).

Almacenamiento, supremacía galáctica

Sin duda la mejor oferta es la del Galaxy S4, que cuenta con dos modelos de 16 y 32 GB, pero que poseen la posibilidad de expandirse hasta los 64 GB mediante las tarjetas micro SD, algo que el iPhone 5 ni el Moto X ofrecen y si limitan a modelos de 16 y 32 GB, o bien el caso del móvil de Apple que también es posible adquirir con 64 GB de capacidad .

Cámaras, la inevitable tendencia

La capacidad y calidad para capturar imágenes es uno de los atributos que más atraen a los usuarios actualmente –sobre todo teniendo en cuenta que las fotografías y el video son pieza clave de las grandes tendencias–, y por ello el Moto X también juega con cartas interesantes.

Bautizada como Clear Pixel, la cámara del smartphone de Google cuenta con un sensor de 10.5 megapíxeles, más bajo que el de 13 megapíxeles integrado en el móvil de Samsung, pero con capacidades que no tiene su rival surcoreanos, como el tamaño del pixel, el cual es de 1.4 micras, mayor a las 1.1 micras del S4.

Además, integra la tecnología x4HD para la grabación de video en Full HD a 30 fps, lo que implica que un único pixel se compone con otros cuatro pixeles para conseguir un color más realista de la imagen.

En el caso del iPhone 5 la comparación no le favorece en mucho, pues su cámara trasera de 8 megapixeles no es lo mejor del dispositivo, aunque se espera que en una posterior versión 6, este punto sea uno de los primeros en sufrir modificaciones considerables para no quedarse rezagado frente a sus rivales.

Batería, sin diferencias

Otro punto igualado entre estos dispositivos es el rendimiento de sus baterías, que a pesar de las diferencias en su capacidad –Galaxy S4 con 2,600 mAh; Moto X, 2,200 mAh; y iPhone 5, 1,440 mAh–, su autonomía máxima coincide en un día con un uso intensivo.

Mientras a la conectividad se refiere, todos los aparatos son compatibles con las nuevas redes 4G, capaces de acceder a Internet vía 3G o WiFi, e integran el chip NFC (salvo en el caso del móvil de Apple) sin olvidar que incluyen otras opciones como Bluetooth y GPS.

Software, el interminable duelo

Una vez más la batalla es entre los sistemas operativos Android e iOS, que en esta ocasión enfrenta a dos terminales con versión 4.2.2 Jelly Bean frente a un iOS 6.

Del Galaxy S4 cabe destacar sus funciones como WatchON, S Health, Air View y Air Gesture, además de las interesante S Translator y Smart Scroll.

El Moto X hizo la tarea al respecto y cuenta con funciones similares en su equipo, tales como su asistente de configuración, de migración desde otro móvil o el control y activación por voz del móvil y la cámara.

iPhone, a su vez, sobresale con las mejoras en su asistente Siri –aunque la implementación de su nuevo servicio de mapas no fue precisamente la más acertada–, además de que sus múltiples posibilidades de su entorno y número de aplicaciones, y la optimización de la relación software-hardware lo convierten en un terminal de primer nivel y un enemigo que no puede ser menospreciado.

Precio, empate técnico

Como suele suceder, el bolsillo del usuario es un punto que no debe olvidarse nunca, y estas tres opciones de smartphones se encuentran en rangos de precio muy parecidos.

Por lo pronto, contrario a lo que se esperaba, el Moto X no es precisamente dispositivo económico, pues su costo rondará los 575 dólares en su versión de 16 GB y los 629 dólares en la de 32 GB, mientras que para adquirirlo a un precio menor será forzoso contratar un plan de prepago por un plazo de dos años, con lo que el precio del equipo descendería hasta los 199 dólares –que puede cambiar según el operador–.

Para saber más:

Google apuesta a colores personalizados con Moto X

Samsung anuncia la venta del Galaxy S4 en Iusacell

Top 10 de las mejores alternativas a iPhone y Galaxy S

Ventas de Galaxy S4 llegan a 10 millones: Samsung

Relacionadas

Comentarios