'; Alto Nivel
HistoriasManagement

Cómo dejar de subsidiar el trabajo del compañero perezoso

¿Qué hacer si tu compañero de trabajo se dedica a todo, menos a trabajar? La pereza provoca grandes males en la organización: molestia e improductividad.

29-07-2013, 7:38:53 AM
Cómo dejar de subsidiar el trabajo del compañero perezoso
Tatiana Gutiérrez

Aline trabaja en un área de comunicación. Durante tres años se ha encargado de demostrar que es una de las colaboradoras más eficientes y proactivas dentro del área. Sin embargo, desde hace tres meses, ha comenzado a reportar algunas caídas en sus índices de producción, específicamente desde que comenzó a trabajar en equipo con Samuel, una persona promedio que sólo se preocupa por cumplir y sacar el día a día. Para ella, su compañero “flojo” sólo simboliza problemas. 

De acuerdo con un estudio realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), de los 34 países que  componen este grupo, México es el tiene registrado el mayor número de horas trabajadas al año, con números de más de 1250 horas al año, 500 por arriba de los otros 33 países restantes. Sin embargo, trabajar más tiempo no significa ser más productivo, pues tres de cada diez trabajadores, sólo producen la mitad en el mismo tiempo de trabajo que sus compañeros. Entonces, ¿cómo es que sale el trabajo si hay gente que no es efectiva?

Seguramente alguna vez has tenido un compañero de trabajo que siempre llega tarde, tiene el mayor índice de faltas y que siempre busca la posición más aislada dentro de la oficina para hacer todo, menos trabajar. Estas personas no hacen nada, no contribuyen al crecimiento organizacional, de manera más cruda y directa son incompetentes.

“Se encargan de perder el tiempo con una gran cantidad de distractores, son personas que afectan la productividad empresarial, el trabajo en equipo y son aquellos que afectan el ambiente laboral de una manera significativa”, comenta Margarita Chico, directora de Trabajando.com. ¿Cómo identificarlos?

Estas personas suelen tener un perfil muy marcado en la organización, y según Chico, pueden presentar algunas de estas características:

Perdidos frente al ordenador

Una de las herramientas principales, en cualquier empresa, son las computadoras. Para estos personajes, estas herramientas de trabajo sólo significan una sola cosa: son el medio para distraerse y ser improductivos en sus horarios laborales.

De acuerdo con Trabajando.com, estas personas pierden su tiempo navegando por Internet, visitando sus redes sociales, chateando con sus amigos y compañeros de trabajo, bajan música y ven películas dentro de su jornada laboral. 

No llenan las expectativas por las que fueron contratados

Suelen venderse muy bien a primera instancia, sin embargo, luego de cierto periodo laboral demuestran que no cuentan con las características y competencias necesarias para el puesto. Son aquellas que esperan a que los clientes le llamen para confirmar su preferencia, estas personas no funcionan para la dinámica laboral, indica la especialista en temas laborales. 

Pretextos, puros pretextos

No funciona mi computadora, la luz se fue por la mañana y se desconfiguró la máquina, estuve tratando de comunicarme sin ningún éxito, tuve que retirarme porque tenía una emergencia… Todas estas frases simplifican una cosa: pretextos. Estos trabajadores suelen poner cualquier escusa como escudo para justificar su falta de productividad y responsabilidad en la  organización.

Carecen de orientación y cumplimiento de metas

Estos compañeros de trabajo evitan el cumplimiento de mentas de manera grupal, son aquellos por los que los demás trabajadores tienen que incrementar su número de horas dedicadas a ciertos proyectos. Son personas desorganizadas y desconectadas de los objetivos de la empresa. 

Incrementan los índices de inasistencia

Estas personas suelen faltar hasta dos veces al mes, ponen cualquier pretexto para hacerlo, desde problemas familiares hasta enfermedades inexistentes. 

Sin embargo, sus características suelen ser el menor de los problemas a los que se ve enfrentado un grupo de trabajadores en la oficina, estos personaje suelen dañar la dinámica laboral de manera significativa.

En el caso de Aline la situación es muy clara, Samuel no sólo simboliza un obstáculo en los objetivos de la organización, también es un muro para alcanzar los objetivos personales y como facilitador en los procesos. Samuel es factor desmotivador. 

De acuerdo con Chico,  personas como Samuel suelen provocar rivalidad, desmotivación, incremento de rotación y pérdidas económicas importantes. “Son malos ejemplos para los demás, de momento se convierten en el pretexto perfecto para que los demás comiencen a hacer los mismo, son plagas dentro de la oficina de trabajo. Son los causantes de los altos índices de rotación y de grandes problemas dentro de las oficinas, cuando se identifica a alguno, hay que poner soluciones inmediatas antes de afecte sin tener remedio”. 

¿Cuál es la solución?

Una de las interrogantes más frecuentes dentro del área afectada es saber si se tiene o no que comunicar a los superiores el problema y cómo se debe hacer. Para Chico este tema es muy complicado, pues asegura que los empleados objetivos e imparciales son los mejor valorados en las organizaciones y por sus directivos. Suele ser una situación complicada: o se toma como un aviso y ayuda o se toma como chisme y suele ser perjudicial, comenta. 

De acuerdo con los expertos, no hay nada mejor que ser objetivos en nuestro trabajo diario, preocuparnos por las metas personales y por el cumplimiento de los objetivos a través del mejor esfuerzo. Sin embargo, la situación podría cambiar cuando el problema comienza a perjudicar de manera grupal, cuando la flojera de uno repercute en los resultados de dos o más, es momento de poner cartas sobre la mesa. 

“Cuando se trata de hablar de un problema de esta magnitud, no se trata de caer en chismes y acusaciones, se trata de ser propositivos en el tema, hay que llegar con el jefe o director lleno de soluciones, de lo contrario, puede afectar nuestra reputación laboral”. 

A continuación, algunas frases que se pueden utilizar en esas circunstancias: 

Desde hace tiempo quería platicar con usted, creo que mi compañero necesita ser motivado, deberíamos hacer lo siguiente…
Samuel podría ser una persona muy importante para a organización, sin embargo, he notado que últimamente no tiene claro los objetivos de la organización, podríamos… 
Necesitamos que nuestro compañero nos apoye, quería ver si puede hablar con él para incrementar el número de ventas para cerrar el trimestre. 
Es necesario implementar algunos cambios para nuestro mejor funcionamiento, creo que podríamos implementar…

¿Qué deben hacer los directivos con un empleado sin resultados?

La especialista recomienda tener esquemas de procedimiento y estrategias, así como esquemas de medición para cada área de la organización, esto ayudará a tener un control individual de nuestros colaboradores, evitando descuidos y malos ambientes laborales.

“Es bueno tener las estrategias claras y los procesos bien definidos, es por ello que la comunicación asertiva con los colaboradores puede incentivar un mejor ambiente laboral y una mejor calidad en los procesos”, asegura la experta. 

Incluso,
éstos permiten tener muy claro cuando una persona no está llegando a sus
objetivos y es momento de despedirla para no afectar al resto del
equipo, porque lo que está claro es que los colaboradores pueden
criticar con o sin objetividad, pero el líder es el encargado de
garantizar el crecimiento de su equipo y el cumplimiento de las metas,
tanto como salvaguardar la inversión de la empresa en sus colaboradores,
en pro de la misma organización.

También es recomendable pulir los sistemas de selección y saber utilizar los periodos de prueba, estos pueden ayudar a evitar casos en un futuro que puedan perjudicar a la empresa. Pero recuerden, no hay nada mejor que predicar con el ejemplo. 

¿Alguna vez has subsidiado a un compañero de trabajo? ¿Qué hiciste para enfrentarlo?

Para saber más: 

Analiza tus logros y define tus competencias

8 consejos para aumentar tu productividad

Genera buen clima laboral y eleva la productividad

Convierte los contratiempos en oportunidades de éxito

Relacionadas

Comentarios