Estilo de VidaHistorias

Dry Bar, la tendencia de los bares sin alcohol

¿Te imaginas un bar sin alcohol? El concepto existe y está tomando fuerza en Europa y América Latina, estos bares se dedican a fomentar la diversión sin riesgo.

26-07-2013, 7:42:59 AM
Dry Bar, la tendencia de los bares sin alcohol
Tatiana Gutiérrez

Ya es viernes y es tiempo de comenzar a planear la noche. Salida con amigos, fiestas espontáneas, cenas en pareja, baile en los antros y… para algunos,  la posibilidad de uno que otro exceso asociado al alcohol. Sin embargo, ¿alguna vez has pensado que todas estas actividades las podrías realizar sin tomar una sola gota de alcohol? ¿Entonces cuál es el chiste?, se preguntarán. Bueno pues hay una tendencia de los bares sin alcohol, que está tomando fuerza, y se llaman Dry Bar.

Estos lugares ofrecen todo lo que cualquier antro o bar podría ofrecer: un lugar muy “chic”, iluminación perfecta, música de moda, bebidas nacionales e internacionales, un excelente ambiente para salir de “party” y una extensa selección de tragos coquetos, sin embargo, lo único que los diferencia del resto es que sus bebidas cuentan con 0% de alcohol. 

¿Desde cuándo y en dónde?

El concepto de Dry Bar (Bar Seco) nació en 2004 nada más y nada menos que en México. El primer registro a nivel mundial de un bar-cantina donde se vendieran bebidas sin alcohol fue en Metepec, Toluca. El entonces llamado “Barsin”, era la combinación perfecta entre comida y bebidas sin alcohol. “A la gente le llamaba mucho la atención este nuevo concepto, cuando probaban las bebidas no podían creer que  estuvieran hechas de licores sin una gota de alcohol”, comenta a AltoNivel.com.mx Othon Gomezcésar, ex dueño del restaurante-bar. 

La carta de bebidas del Barsin incluía marcas exportadas de Alemania, Francia, España y Argentina. “Había de todo, desde wisky, ron, tequila (por supuesto mexicano), martinis, vinos tintos y cervezas de todos tonos y sabores. A la gente le podías hacer cualquier bebida hecha con alcohol, lo único que cambiaba era que no lo tenían”. 

Pero… ¿qué tan parecida a la realidad  son estas bebidas? No son bebidas como tales, el wisky, como otros alcoholes, para serlo, tiene que llevar un proceso de destilación, el cual sólo se da por el contenido de alcohol, sin embargo, el sabor es casi el mismo, pues ser realiza con la misma materia prima, pero se tiene un proceso diferente. 

Nuestro wisky estaba hecho de malta, el ron de agave, el tequila también, todo era realizado con la misma materia prima y con procesos distintos. Lo cierto es que ese raspón en la garganta cuando se ingiere algún alcohol, esas bebidas no lo tenían, comenta Gomezcésar. 

En la actualidad, México no cuenta con bares, cantinas o antros que se dediquen a la venta de bebidas sin alcohol. El Barsin, pionero en este concepto, cerró sus puertas a principios de este año. Sin embargo, en el resto del mundo son ya una tendencia muy exitosa.

Los mercados europeos y latinoamericanos se han encargado de propagar la idea de que no es necesario consumir alcohol para divertirse. Tan sólo en Inglaterra existen alrededor de seis bares que innovan con este concepto. El más famoso de ellos es el Brink Dry Bar, de Liverpool. Lugar que se catapultó a la fama, luego de que Kate Middelton, duquesa de Cambridge, visitara el lugar a mediados de 2012. Pero esta visita no fue mera curiosidad, Middelton es directora de “Action an Addiction”, una organización a favor de la lucha contra las adicciones.

Entre las ciudades que cuentan con un Dry Bar en el mundo están: Edimburgo, Crewe y Merseyside, en Inglaterra; Barcelona, en España; Bogotá, en Colombia y Quito, en Ecuador. 

Los Dry Bar, una alternativa con conciencia

De acuerdo con Othon, este concepto va más allá de la innovación y novedad. “No estamos hablando que estas alternativas de diversión sean cura-enfermos ni salva-almas, ¡no! Es una forma distinta de instruir y educar en cuanto al consumo de alcohol. La esencia de tomar un vino o una copa no necesariamente incide en emborracharse, también es bueno apreciar su sabor y calidad”, comenta el primer importador de bebidas sin alcohol en el país. 

Para un país donde el 90% de los accidentes automovilísticos son causados por el alcohol y donde el 65% de la población entre 17 y 65 años de edad tiene algún problema de exceso en el consumo de bebidas alcohólicas, esta podría ser una excelente alternativa. 

Pero… ¿el mercado mexicano está preparado para ello? Sí, asegura sin titubear Othon Gomezcésar, “el mercado ya está listo, las generaciones han cambiado, ya existe un núcleo de la sociedad más consciente e informado, con más inquietudes y en busca de nuevas alternativas (…) lo que se necesita es un buen concepto, una buena inversión y un lugar estratégico, pero de que jala, jala”, concluye el pionero del concepto “beber sin alcohol”. 

¿Qué opinas de este concepto Dry Bar? ¿Dejarías de consumir alcohol para divertirte?

Para saber más: 

5 bares de champagne en el mundo

Prepara exquisitas bebidas en sofisticados vasos

Cocteles moleculares, ingeniosas mezclas

Relacionadas

Comentarios