HistoriasMicrositio

Lunch saludable, área de oportunidad para tu marca

Durante las vacaciones a nadie sorprende que los niños asalten la alacena y el refrigerado, qué tal dejarles a la mano un lunch casero saludable.

24-07-2013, 12:39:57 PM
Lunch saludable, área de oportunidad para tu marca
*Fabián Ghirardelly, Director de Kantar Worldpanel México

Seguimos en periodo vacacional y seguramente tus hijos han incrementado considerablemente tus gastos pues pasan más tiempo en casa que de costumbre. Las categorías de compra durante este periodo suelen cambiar y muchos padres se preocupan por mantener controlado el consumo de alimentos saludables en sus hijos.

Cuando los niños están en periodo de clases muestran hábitos
alimenticios
seguramente más controlados. Comen su lunch a una hora específica
y las mamás se preocupan por que este refuerzo alimenticio contenga lo
necesario para que sobreviva a la mañana. Vemos incluso como algunas escuelas
tienen reglas respecto a lo que pueden llevar los niños y sabemos también que
hay una regulación mayor a los tamaños de los productos que pueden vender en
las escuelas. En definitiva, existen más reglas o cuidados.

¿Qué pasa entonces cuando salen de vacaciones? Dentro de casa o fuera de ella, claramente cambian estos
hábitos, ya que no tienen un horario específico para consumir un refrigerio y
muchas mamás seguramente son más flexibles en lo que ingieren los niños, como
un premio por estar justo de vacaciones. Vemos como también ellos “asaltan” la
alacena o el refrigerador a cualquier hora del día.

Qué
se consume más

El chocolate en polvo para la leche incrementa su
consumo en esta temporada seguramente por consentir un poco más a los más
pequeños.

Crecen también las compras de helados para el
consumo del hogar. Claramente las mejores temperaturasen las vacaciones
impulsan su consumo y los helados pasan a ser de los postres predilectos de
chicos y grandes en esta temporada.

Bebidas en polvo y refresco se consumen más en
verano, en especial en los hogares con niños menores de 12 años.

Otros productos saladitos que incrementan su consumo,
en especial en los hogares con chicos entre 8 y 15 años, son las botanas, las
salsas botaneras, la cátsup y las salchichas. Las salsas botaneras crecen más
en los hogares con adolescentes y la catsup en hogares con niños.

Las pizzas congeladas o refrigeradas también se
consumen más en vacaciones, en especial en hogares con niños entre 6 y 12 años.

Qué
se consume menos

Prácticamente todo lo relacionado con el sándwich
se queda en la lonchera; es decir, categorías como pan de caja, mayonesa y
jamón se compran menos en los hogares con hijos, en especial, con niños menores
de 12 años.

Incluso productos relacionados con sándwiches
dulces como cremas para untar, las mermeladas y las mieles se compran menos en
verano.

Los postres preparados, como las gelatinas y flanes,
pierden importancia en verano, pero las versiones en polvo para prepararse
cobran importancia, lo cual es muy lógico ya que para llevar los postres al
recreo, es más sencillo enviar los ya preparados. Además, si los chicos estarán
en casa, hasta el hecho de preparar un postre puede ser parte de las actividades
de las vacaciones.

Las vacaciones de los pequeños no sólo impactan a
los alimentos, también productos que van en la lonchera, como las servilletas,
tienen una leve caída en verano.

¿Qué
tal un lunch para vacaciones?

Puede sonar un poco loco, pero es cierto… los niños
conservan el hábito de comer algo a media mañana y las mamás no siempre pueden
estar al pendiente de que no asalten la alacena y no elijan lo más sano.

Hay un área de oportunidad para crear desayunos
sanos para vacaciones, que estén fácilmente disponibles en el refrigerador o en
la alacena. Desde cosas dulces como yoghurt con cereal con sabores especiales
para el verano, o saladas como verduritas con limón o chilito, carnes frías con
salsitas para usar como dip.

Para motivar a papá y mamá para comprar estos
lunchs caseros, ¿qué tal regalar desde contenedores, mochilas, hasta la rifa de
unas vacaciones?

Recordemos también que muchos niños siguen en sus
“cursos de verano” y el lunch podría ser diferente para ayudarles a percibir
este periodo como un periodo especial y no como una prolongación del periodo
regular.

Los packs de vitaminas para chicos y grandes pueden
ayudar a que toda la familia llegue con energía al regreso a clases.

*El autor es Director de Kantar Worldpanel México,
empresa que cada semana encuesta a más de 8,500 hogares mexicanos
para conocer sus tendencias de consumo. También puedes seguirlo en Twitter
@KwpFabian @KwpMexico o www.kantarworldpanel.com/mx
Para saber más:

 Business kids, los futuros
emprendedores de México

¿Qué hacen tus niños en vacaciones? ¡Elevar tus gastos!

 



Relacionadas

Comentarios