'; Alto Nivel
HistoriasManagement

¿Qué debe aprender Ballmer de Gates para mejorar a One Microsoft?

Microsoft anunció un gigante paso al cambio, pero sus retos no sólo serán organizacionales, el poder de liderazgo también está en juego. ¿Ballmer tendrá éxito?

12-07-2013, 7:58:00 AM
¿Qué debe aprender Ballmer de Gates para mejorar a One Microsoft?
Altonivel

Con casi cuatro décadas de vida, la firma originaria de Seattle, regresa ante sus seguidores más fervientes para realizar un solo anuncio: una reorganización interna que supera cualquier cambio organizacional y operativo desde la salida de Bill Gates

Durante años, esta empresa líder en tecnología cambió el concepto de operatividad a través de las computadoras, dejando en claro que es una empresa dedicada al desarrollo y la innovación, como ninguna empresa lo había hecho. Hoy, con 38 años trabajando en el desarrollo de programas, Microsoft anuncia su unificación: One Microsoft, expendedora de dispositivos y servicios. 

Para los especialistas, esta noticia inesperada era, una desesperada necesidad, pues aseguran que esta reestructuración es la última esperanza para adaptarse a la nueva realidad del negocio de la computación, mercado al que sus competidores están sumamente adaptados, llevándoles casi una década de ventaja. 

Hoy, el cambio más grande desde la salida de Gates en 2008, se ha dado. Para los expertos en gestión, este anuncio va más allá de una necesidad y exigencia de cambio, también se involucra una nueva visión de desarrollo y liderazgo que Steve Ballmer tendrá que enfrentar. ¿Podrá competir con la leyenda de Gates?

Ballmer y sus constantes fracasos

Con cinco años a la cabeza de una de las empresas más exitosas de la historia de la tecnología, Ballmer ha sido protagonistas de innumerables fracasos, para los grandes expertos y críticos del medio, uno de los principales problemas que ha tenido Microsoft ha sido él, su CEO. Durante 2012, Forbes Estados Unidos publicó un artículo llamado “Cinco CEOs que ya deberían haber sido despedidos”, Ballmer estaba en la lista. 

Sin embargo, competir con alguien como Bill Gates, no iba ser tarea sencilla. Ahora, con el nuevo anuncio de Microsoft, Ballmer tiene una oportunidad más para demostrar que los críticos también pueden equivocarse y sacar adelante a una empresa que, a ojos de todos, estaba quedando obsoleta. 

Ante ello, sólo queda una cosa: aprender. Y nada mejor que hacerlo de su antecesor, catalogado como uno de los mejores CEOs de la historia. A continuación, unas cuantas lecciones de liderazgo al estilo Gates.

Lecciones de liderazgo de Bill Gates

La importancia de emprender.  A los 16 años ya tenía su propio negocio, pues la idea de Microsoft nació en Harvard, mientras él estudiaba. Gates no sólo tuvo el valor de meterse donde nadie más lo había hecho, sino lo hizo de la manera en que nadie lo podía hacer.

Para Ballmer, el reto es reinventar a su empresa y hacerlo de la forma en que nadie lo está haciendo, es su mayor reto.

Innovación por encima de cualquier cosa. El mercado tecnológico, al nacimiento de Microsoft, era tan grande y a su vez, tan poco explorado, que pocos se adentraban en él. Microsoft se mantuvo a la vanguardia con la creación de sistemas operativos, herramientas de programación y aplicaciones computacionales, todo al mismo tiempo. Sin embargo, los tiempos han cambiado.

Ballmer no sólo se enfrenta a una crisis de identidad empresarial, sino a titanes como Facebook, Apple y Google. 

Lo que importa es tu gente. Para Gates, ésta era una de las reglas más importantes de la compañía. Microsoft estaba repleta de gente más inteligente que él. 

“El aspecto más importante que no hemos cambiado es el siguiente: seguimos contratando a personas inteligentes. No existe un sustituto para eso y no es tan fácil como suena”, aseguraba el magnate. 

Domina el lenguaje. No estamos hablando de ningún lenguaje de programación. Uno de los estandartes de la era Gates fue dominar cualquier cosa que el mercado tecnológico sacara, demostrar que ellos también lo podían hacer y que lo hacían mejor.

Hoy, la competencia no es sencilla, sin embargo, un reto que enfrenta Ballmer es poder alcanzar lo que los otros ya han hecho y, a su vez, intentar superarlo. Tarea nada sencilla, para muchos imposible. 

Pasión por lo que haces. El gran combustible para llegar al triunfo de cualquier empresa. Para Microsoft, no existía momento y espacio para crear; cualquier lugar y cualquier momento era destinado para eso.  

“Seguimos siendo informales en nuestras relaciones personales y evitamos la jerarquía en donde no tenía sentido. Todos podían entrar a mi oficina si tenían una pregunta o una preocupación, una idea para un nuevo producto o ideas acerca de lo que nuestros competidores estaban haciendo”, llegó a comentar Gates. 

“Las compañías fracasan por muchas razones. Algunas veces son administradas en forma deficiente, algunas veces simplemente no crean los productos que los clientes quieren. No obstante creo que el mayor asesino de una compañía, especialmente en las industrias de rápido cambio como la nuestra, es el rechazo a adaptarse al cambio”. ¿Será que esta es la primera lección que ha aprendido Ballmer y por ello dan un giro hacia la unificación y creó One Microsoft?

¿Cuáles son los retos que tiene Ballmer en su liderazgo? 

Para saber más: 

Tres lecciones que Bill Gates aprendió de Warren Buffett

3 claves de éxito de Lionel Messi

Transformación humana para empresas competitivas

Guía de comunicación efectiva para líderes y directivos

Relacionadas

Comentarios