'; Alto Nivel
HistoriasTecnología

Plataformas para crowdsourcing, ¿el negocio de tu vida?

A México le hace falta explotar este formato, pero en el mundo acelera negocios y empuja emprendedores. ¿Criticado? Sí, mucho, pero también ha sido efectivo.

11-07-2013, 1:07:40 PM
Plataformas para crowdsourcing, ¿el negocio de tu vida?
Julio Vélez / Twitter: @JulioVelez

Jeff Howe, editor en turno en la revista Wired, junto con su homónimo Mark Robinson crearon en 2005 el término “crowdsourcing” tras darse cuenta del fenómeno de convocatoria masiva que se tenía para proyectos, por parte de grandes empresas e iniciativas.

Lo hicieron público en su edición de junio de 2006 con el artículo “The Rise of Crowdsourcing”, que por cierto fue la causa por la que dicha edición se agotó rápidamente.

Pero existen dos certezas con respecto al crowdsourcing:

1) Se trata de una práctica mucho más añeja en términos prácticos, y 

2) Aunque en su origen sus intenciones fueron nobles y sin fines de lucro, en años recientes se ha convertido en tema de polémica debido a la dudosa ética con la que muchos corporativos han explotado el concepto. 

El uso del crowdsourcing se ha hecho más sofisticado a lo largo del tiempo, dando como fruto variantes como el crowdfunding y el croudvoting, por citar un par de ejemplos.

Cientos o hasta miles de personas participan en encuestas, pruebas de software, medicamentos y hasta tratamientos con el fin de enriquecer y acelerar los resultados de empresas y organizaciones que, en métodos tradicionales les significarían una mayor inversión de tiempo y dinero.

Artistas, creativos y profesionistas de un sinfín de especialidades pueden hacerse famosos de la noche a la mañana al colaborar con un video, jingle, slogan o guión sin que implique el pago a una empresa outsourcing, miles de horas de entrevistas y la correspondiente inversión que implicaría dicho proceso para la empresa que busca el servicio. 

Las plataformas más representativas

¿Y qué hay si uno desea convertirse en la próxima plataforma de crowdsourcing? Es un hecho que cientos de mexicanos han encontrado trabajo o han sido descubiertos de formas que, sin ellas, sería imposible haberse hecho populares –Werevertumorro o La Galatzia son buenos ejemplos–. 

Pero son muy escasas las plataformas acuñadas en nuestro territorio, lo que bien podría significar una gran oportunidad para una mente emprendedora.

Estas son algunas de las plataformas de crowdsourcing más relevantes:

YouTube: El canal de videos por excelencia, que no nació precisamente como un crowdsourcing, pero que al contar con millones de aficionados al video alrededor del mundo ha servido como subplataforma para empresas y organizaciones que convocan diversos concursos: Doritos, Ford y Cartoon Network son algunos buenos ejemplos.

Wikipedia: Quizás el ejemplo más leal al concepto original en esta lista. Sin fines de lucro, la idea de una “enciclopedia comunal” de alcance mundial ha resuelto las dudas de millones de estudiantes y profesionistas, aunque lamentablemente sigue siendo imprecisa y no es 100% confiable en sus contenidos. 

Procter & Gamble: La famosa empresa farmacéutica ha apoyado tanto sus iniciativas en el crowdsourcing, que se dice que casi la mitad de sus investigaciones y pruebas están basadas en este sistema. 

LEGO Cuusoo: Los genios de la compañía de juguetes danesa no sólo cuentan con una inmensa comunidad de fans de todas las edades enviando miles de ideas y conceptos mes tras mes. ¡También los hacen realidad, con todo y compensación monetaria! Sets como el próximo kit de Volver al futuro y los cortometrajes de fans que veremos en The LEGO Movie son una pequeña muestra de su éxito.

Tongal: De inscripción gratuita y fácil uso, Tongal es uno de los portales crowdsourcing más populares y utilizados tanto por usuarios como por grandes marcas de la talla de General Electric, McDonalds y AT&T. 

Kickstarter: Aunque puristas considerarían que éste crowdfunding no pertenece al concepto original, funciona de la misma manera, de tal suerte que desde un aficionado hasta un gran productor de Hollywood pueden convocar a fans y buenos samaritanos para que financien sus proyectos, generalmente con alguna compensación como “pago”. 

Linux: No podíamos dejar fuera de la lista a la comunidad de software libre y de uso/creación comunal más importante de nuestra era. 

Freelancer.com: Para aquellos profesionistas que no logran conseguir un empleo “normal”, o sencillamente gozan de trabajar en forma independiente. Miles de usuarios en constante comunicación han dado como resultado la concepción de grandes proyectos.

¿A dónde llegará el crowdsourcing? Aunque algunos especialistas acusan a grandes empresas de carecer de ética usando éstas plataformas como una forma de ahorrar dinero, explotando a aficionados y gente con ilusión de ser famosa, decenas de ejemplos dan una muestra íntegra de lo contrario.

Para saber más:

Mundo apps: 10 puntos para crear aplicaciones exitosas

¿Cuál es la mejor tablet?

Las 10 mejores laptops del mercado

Top Ten de aplicaciones para iPhone

Relacionadas

Comentarios