ActualidadHistorias

Expediente Snowden: una novela de espionaje y crisis diplomática

Ante el rechazo ruso a su permanencia en el país, el joven que reveló secretos de Estados Unidos se enfrenta a la urgencia de encontrar un sitio seguro.

03-07-2013, 9:49:27 AM
Expediente Snowden: una novela de espionaje y crisis diplomática
Altonivel

En una peregrinación internacional en busca de refugio político y dejando a su paso una crisis diplomática, Edward Joseph Snowden se ha convertido en uno de los personajes más buscado por las autoridades estadounidenses luego de revelar al mundo algunos altos secretos de los organismos de inteligencia de su país.

En su último capítulo -ocurrido este martes 2 de julio-, expuso al presidente de Bolivia, Evo Morales, a lo que ya llaman “secuestro diplomático” que le impidió salir de Rusia ante la presunción de que en su avión se encontraba Snowden, listo para escapar. ¿El resultado? Crisis diplomática mundial.

Como si se trata de una novela de espionaje, con algunos tintes de ciencia ficción, la historia de Snowden destaca por la revelación de un país, EU, que aún cree que la vigilancia excesiva es prioridad nacional, los roces diplomáticos con viejos enemigos –es decir, naciones disidentes del sistema imperialista– y la desesperación del joven ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) por mantenerse alejado del gobierno al que expuso.

¿Qué hizo Snowden?

El experto en sistemas de informática, originario de Elizabeth City, en Carolina del Norte, tomó relevancia luego de que en la primera semana de junio los diarios The Guardian y The Washington Post revelaran, primero, la existencia de una orden judicial secreta que obliga al operador estadounidense Verizon a entregar diariamente a la NSA todos los “metadatos” telefónicos de sus abonados (números a los que llamaron, duración de la conversación, etcétera) entre abril y julio.

Segundo, que las autoridades de inteligencia solicitaron a nueve gigantes estadounidenses de Internet –entre ellos Microsoft, Yahoo!, Google y Facebook– que les permitiera vigilar e interceptar las comunicaciones de internautas extranjeros fuera de Estados Unidos.

Este último se conoce como el programa secreto Prism, en vigor desde 2007 –autorizado por una ley aprobada durante el mandato de George W. Bush y prorrogada en diciembre de 2012–, que entre otras percepciones negativas es visto como un “acceso directo” a las cuentas de los ciudadanos, y no un sistema de “entrega de datos” habitual, lo que para algunos pone fin a la libertad en Internet.

Repercusiones de sus revelaciones

Pero la bola de nieve apenas había comenzado a rodar. Días más tarde, y desde un punto “seguro” en Hong Kong, Snowden revela a dichos medios de comunicación que él es la fuente de esa información, posteriormente señaló que las acciones del gobierno estadounidense, es decir, el espionaje, no se limitaban a sus ciudadanos, sino que también se aplicaba en muchos otros países –incluido México– sin importar que fueran aliados o viejos enemigos. Las quejas y el rechazo mundial no paraban de llegar a la Casa Blanca.

En respuesta, el gobierno estadounidense, a través de su Buró Federal de Investigación (FBI) confirmó que se había iniciado una investigación penal contra Snowden y justificó sus programas de vigilancia como una medida para combatir al peor enemigo de EU desde 2001: el terrorismo.

Una semana después, ahora bajo la acción de su Departamento de Justicia, se anunció que el país inculpó formalmente al ex empleado de la NSA por espionaje, robo y utilización ilegal de bienes gubernamentales, y que pidió a Hong Kong que lo detuviera para ser extraditado y enfrentar a las leyes estadounidenses. Aquí comenzó el peregrinaje internacional que aún no termina para Snowden.

Busca asilo

Actualmente varado en una zona de tránsito seguro del aeropuerto moscovita Sheremetyevo, Snowden ha realizado 21 peticiones de asilo al mismo número de países, entre los que se encuentran India, China, Rusia, Brasil, Irlanda, Austria, Bolivia, Cuba, Finlandia, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Nicaragua, Noruega, Polonia, España, Suiza y Venezuela; que dicho sea de paso, en su mayoría poseen tratados de extradición con el país de las barras y las estrellas.

Sin embargo, recibió un duro revés en su intento por escapar de las acusaciones de su país, ya que varios países rechazaron su solicitud de asilo:

Brasil.- Anunció que no concederá asilo a Snowden.

Noruega.- Dijo que era improbable proporcionarle resguardo.

Polonia.- En términos más burocráticos, señaló que no daría una “recomendación positiva” a ningún pedido de asilo.

India.- Consideró que “no hay ningún motivo” para aceptar la solicitud del ex contratista de la NSA.

Finlandia, España, Irlanda y Austria.- Si bien no rechazan abiertamente la petición, subrayaron que para realizar un pedido de asilo y ser analizado es necesario hacer el requerimiento en su territorio.

Francia.- Asegura que no ha recibido ninguna petición de asilo. Pero por otro lado, el gobierno de Francois Hollande –quien llamó a frenar la “terrible práctica” del espionaje– anunció la suspensión temporal de las negociaciones comerciales previstas entre Washington y la Unión Europea, producto de las reacciones que generó en el Viejo Continente las acusaciones en contra de EU por las investigaciones ilegales en embajadas de diversos países en la capital estadounidense.

Venezuela y Ecuador.- Destacaron que no han recibido tal solicitud de Snowden, pero si bien ambas naciones latinoamericanas han gastado saliva y tinta en defensa del joven estadounidense, se muestran reacios a afirmar sí darían o no este refugio.

Bolivia.- Si bien no ha recibido una petición directa de Snowden, en su momento el presidente Evo Morales aseguró que revisaría y analizaría la posibilidad de ofrecer cobijo político al joven prófugo, acción que fue suficiente para enfrentar una situación inusual y con serios roces diplomáticos, luego de que los gobierno de Francia y Portugal le negaron al avión del mandatario boliviano descender en aeropuertos de su país por trasladar, supuestamente, a escondidas al buscado ex contratista.

La situación causó la molestia de las autoridades bolivianas –que aseguran puso en riesgo la vida de su presidente y que dicha orden fue instruida por la casa Blanca–, así como del resto de naciones latinoamericanas.

Sin enfriar relaciones

El caso de Rusia en particular es distinto. Si bien Snowden llegó a Moscú proveniente de Hong Kong y no cuenta con documentos oficiales para abandonar el país, se descarta una larga estadía en suelo ruso, pues el gobierno de Vladimir Putin no ha respondido satisfactoriamente el requerimiento de asilo.

El presidente Putin dijo que para otorgar refugio al joven estadounidense es necesario que éste renuncie a su “actividad anti-estadounidense”, es decir, que dejé de revelar información secreta de EU.

Por otra parte, si bien Rusia no tiene intención de enviar a Snowden de vuelta a su país y así parecer débil ante las exigencias yanquis, tampoco pretende dañar las relaciones con Washington por un hombre por el que Putin, un ex espía de la KGB, tiene poca simpatía.

“Rusia nunca ha extraditado a alguien, no está extraditando a alguien y no extraditará a alguien”, dijo a la prensa el portavoz de Putin, Dmitry Peskov; lo cierto es que entrelíneas y en los pasillos del Kremlin se desea que el estadounidense deje pronto el país.

El futuro de Snowden

Para algunos, más allá del lugar al que llegue Snowden, sea como refugiado en otro país o como detenido en EU, la incógnita es saber si el joven saldrá con vida de esta situación.

En una carta sin fechar dirigida al presidente ecuatoriano Rafael Correa, Snowden muestra cierto temor por su seguridad y de igual manera evidencia su disposición a no parar las revelaciones en contra de su país:

“Sin importar los días que me resten de vida, me mantendré dedicado a luchar por la justicia en un mundo desigual. (…) Me mantengo libre y capaz de publicar información que sirve al interés del público”, escribió en la misiva.

Para saber más:

Snowden busca asilo en el mundo, sin resultados

Que EU espíe a México ni es nuevo, ni se detendrá

Snowden trabajaba para espías de EU y protestaba vs. ellos

Obama critica a Rusia y China por no extraditar a Snowden

Ex empleado CIA revela esquema de espionaje de EU

Relacionadas

Comentarios