HistoriasTecnología

Xbox One cambia sus políticas: ¿debilidad o ejemplo a seguir?

En un hecho inédito, Bill Gates asumió la crítica, escuchó a los gamers y cambió las políticas de Xbox One a unos días de su lanzamiento. Así la historia…

27-06-2013, 2:11:12 PM
Xbox One cambia sus políticas: ¿debilidad o ejemplo a seguir?
Julio Vélez / Twitter: @JulioVelez

Con la marcada diferencia entre el público tras las presentaciones de Sony y Microsoft en el pasado E3, importantes cambios en el Xbox One demuestran que hasta las compañías más poderosas pueden cambiar de opinion, sin quebrar en el intento.

Hace días reportamos parte de las numerosas reacciones en la industria del videojuego tras el anuncio de Sony que sorprendió con un precio inferior en su PlayStation 4, además de políticas de juegos usados, conexión a Internet y región, en contraste total a lo que Microsoft había confirmado un día antes para su siguiente consola de videojuegos, la Xbox One.

Con un precio $100 dólares por debajo, la posibilidad de seguir rentando, vendiendo o intercambiando juegos físicos y sin el requisito de estar conectado a Internet para poder jugar –incluso títulos para una sola persona–, una impresionante cantidad de jugadores de todo el planeta se quejó con la compañía fundada por Bill Gates a través de redes sociales, blogs y hasta programas de TV.

Pero la semana pasada, Microsoft hizo lo que jamás pudo hacer en vida el mismísimo Steve Jobs: retractarse y reconocer sus errores. A través de su sitio oficial, la marca reconoció que escuchó la voz de miles de seguidores con respecto a sus anuncios iniciales, por lo que, aunque ellos en un principio consideraban que esa era la mejor estrategia y el futuro de la forma de jugar, accedieron a cambiar los siguientes puntos:

• No será obligatoria la conexión a Internet para jugar offline. Al configurar Xbox One por primera vez, se podrá jugar cualquier título sin conectarse –incluso jamás– a la red. Ya no será necesario conectarse cada 24 horas y no habrá restricción de movimiento físico del aparato.

• Se podrá vender, intercambiar, prestar, regalar y rentar juegos en formato físico, tal como sucede actualmente con Xbox 360.

• Podrán descargarse juegos por Xbox Live desde el día de venta del mismo en formato físico, con opción de jugarse offline.

• No habrá restricción regional.

¿El efecto en las redes sociales? ¡Júbilo y aprobación total, sobre todo en Twitter y Facebook! Incluso las bromas en sitios geek como 9GAG, cesaron, y la actitud del gamer promedio no fue de desdén ni de burla, sino de respeto. ¿O acaso el que se agotara la preventa de la consola en Amazon no es un buen indicio de aceptación de público?

¿La réplica de Sony?

Según fuentes no confirmadas, Sony hizo el decremento de precio en forma repentina y solo horas antes de su conferencia de prensa, sacrificando su poderosa cámara de la consola –misma que sí viene en Xbox One y se llama Kinect– eliminando un accesorio que podría haber sido crucial para los desarrolladores y altamente competitivo contra el súper sensor de Microsoft.

Si esto fuera cierto, ¿estaría Sony dispuesto a reconocer su estrategia, y poner “al parejo” el precio de ambas plataformas, beneficiando a los usuarios con una característica técnica similar en PlayStation 4? Después de todo, mucho se ha hablado de la humildad del coloso japonés cuando se hackeó su PlayStation Network y reconoció que hubo errores de vulnerabilidad de su parte. ¿Por qué no seguir la misma línea, aprovechando que los gamers celebran la sinceridad?

El beneficio de terceros

¿Quién se beneficia más de este anuncio? Cadenas de videojuegos como GameStop tuvieron un incremento importante en la bolsa de valores Norteamericana tras el anuncio de Xbox, pues tratándose de una compañía que obtuvo $572 MDD tan solo en sus transacciones con videojuegos usados el segundo cuarto de 2013, perder dicho mercado con los usuarios de Xbox One habría sido catastrófico.

Importadores de juegos también resultarán beneficiados por la libertad de región en ambas plataformas y ni qué decir de terrotorios en crecimiento económico donde no se cuenta con la infraestructura para poseer una conexión permanente a Internet.

Al final, esto solo fue el primer round de una nueva guerra de consolas de videojuegos, en el que Sony ganó indudablemente el primer asalto, pero donde Microsoft, con humildad e inteligencia, ha sabido neutralizar sus efectos, alistándose para lo que sigue…

Para saber más:

Sony, Microsoft y Nintendo: Los tres colores de E3 2013

E3 2013: Las tendencias que marcarán la siguiente generación …

E3 2012, la cumbre del videojuego

Relacionadas

Comentarios