'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Protestas en Confederaciones, la pesadilla de Brasil

Medios locales aseguran que los ocho equipos estaba presionando a sus dirigentes para abandonar la Copa Confederaciones porque temen por su seguridad.

21-06-2013, 8:45:38 AM
Protestas en Confederaciones, la pesadilla de Brasil
Reuters

La Copa
Confederaciones
se ha convertido en la peor pesadilla de los organizadores
de este evento ante las masivas protestas en las principales ciudad de Brasil, los equipos que participan están
presionando a sus dirigentes para salir del país porque temen por su seguridad,
mientras la FIFA aún no se plantea
la posibilidad de cancelar el evento.

En un comunicado, la FIFA, ente rector del fútbol mundial, explicó que
el comité organizador no  ha discutido la
posibilidad de cancelar la Copa. Esto, pese a que la cadena de radio CBN
y el sitio en internet del periódico
Estado de Sao Paulo, difundieron reportes en los que se especulaba que el
torneo de ocho equipos, considerado un ensayo para el Mundial del próximo año, estaba en peligro.

“La FIFA pedirá una compensación a Brasil si la Copa Confederaciones
debe ser suspendida”, dijo un titular del sitio internet de CBN.

Un reporte de CBN dijo que uno de los ocho equipos estaba presionando a sus
dirigentes para abandonar la Copa Confederaciones porque estaban preocupados
por los familiares que habían acudido a Brasil a seguir los partidos.

“Desde el punto de vista legal, hay un cierto grado de confianza por
parte de la FIFA de que si se cancela el torneo, puede presentar un reclamo al
Gobierno de Brasil, si no hay garantías de seguridad para la competencia o el
Mundial”, dijo el reporte de Juck Kfouri, un experimentado periodista
deportivo brasileño.

“Existe una fuerte especulación, que no desaparecerá”, añadió, en
referencia a los rumores de que la competencia está en peligro.

Estado de Sao Paulo dijo que la FIFA estaba negociando con los equipos para
convencerlos de que permanezcan en la competencia.

“Las protestas en las calles de las ciudades brasileñas han forzado a
la FIFA a negociar con los equipos para que permanezcan en la Copa
Confederaciones”, indicó la publicación.

“Por ley, si no hay garantías de seguridad, podría forzar a la
cancelación del torneo”, agregó.

¿Por qué protestan los brasileños?

Aproximadamente un millón de personas salieron a las calles de todo Brasil
el jueves, en una intensificación de las mayores protestas que vive el país en
dos décadas pese a las concesiones del Gobierno para frenarlas.

Las protestas, que entran en su segunda semana, están centradas en los altos
impuestos, la inflación, la corrupción y los servicios públicos deficientes y
también van contra los 26.000 millones de dólares de dinero público que se van
a gastar para albergar el Mundial y los Juegos Olímpicos de 2016.

Estado de Sao Paulo dijo que dos vehículos de la FIFA fueron atacados en
Salvador, donde Uruguay jugó contra Nigeria el miércoles, y que se había
ordenado a los empleados que no llevaran uniformes afuera del hotel.

La FIFA confirmó el incidente, pero dijo que los vehículos, que terminaron
con sus ventanas rotas, estaban vacíos y estacionados en una calle.

El diario Folha de Sao Paulo, en tanto, dijo que la FIFA y los equipos
participantes estaban “aterrorizados” con la situación.

“La FIFA no se imaginaba que el torneo fuera perfecto, pero el alcance
de los problemas es peor que el peor de los escenarios posibles”, añadió.

El torneo se reanuda el sábado con el encuentro entre Italia y Brasil en
Salvador y Japón-México en Belo Horizonte.

Rousseff analiza medidas

La
presidenta brasileña Dilma Rousseff sostendrá el viernes una reunión
de emergencia
con sus principales asesores para encontrar alguna respuesta
a las masivas protestas.

Rousseff
tiene previsto encontrarse con los miembros de su gabinete a alrededor de las
09.30 hora local (1230 GMT) en Brasilia, dijo un responsable del gobierno.

Las
manifestaciones en general han sido pacíficas y lideradas por la clase media. Tras
las concesiones en las tarifas de transporte obtenidas el miércoles, los grupos
de activistas difieren acerca de cuál debe ser su próxima prioridad.

Al menos
77 personas sufrieron heridas, reportó el diario Estado de S.Paulo. Una persona
murió en el interior del estado de Sao Paulo después de que alguien embistió su
auto contra un grupo de manifestantes. 

El
malestar social aflora seis meses antes de un año electoral. Y después de casi
una década de crecimiento económico que llevó a una mayor presencia del país en
el escenario global, Brasil está entrando en un período de incertidumbre.

Un
crecimiento económico menor al 1 por ciento en el 2012, sumado a una inflación
anual del 6,5 por ciento y una pérdida de apetito por los activos brasileños de
parte de los inversores internacionales, han empañado lo que se percibía como
una era de bienestar para Brasil, una nación de casi 200 millones de
habitantes.


Para saber más:

Legado del Mundial para Brasil va más allá del deporte: Blatter

Brasileños ponen a prueba a Dilma Rousseff

Relacionadas

Comentarios