HistoriasNegocios

Por qué Banxico sí bajará su tasa de referencia

El rompecabezas económico global obligaría al banco central mexicano a recortar su tasa clave de interés, acción que ha negado realizar en los últimos meses.

20-06-2013, 8:35:25 AM
Por qué Banxico sí bajará su tasa de referencia
Sergio Gil Franco

En las últimas semanas se ha mencionado la posibilidad de que la tasa de referencia del Banco de México (Banxico) baje. Aunque las autoridades del banco central han negado esta posibilidad, las condiciones para que eso suceda hacen pensar que esta medida es casi inevitable.

De acuerdo con Eduardo Ávila, subdirector de análisis económico de Monex, las razones por las que el Banco de México mueve su política monetaria tienen que ver con el estado de la economía: “Actualmente, la mayoría de los elementos que podrían apoyar una nueva baja en la tasa de referencia se están concretando”. 

Por otra parte, la inflación parece estar bajo control, ya que durante mayo se registró una tasa ligeramente menor en comparación a la de abril, y el mercado espera que siga bajando porque las expectativas de largo plazo están bastante ancladas. 

Se prevé que en 2013 se pueda llegar a una tasa cercana a la meta establecida por Banxico, que es de 3% (el mercado la ubica entre 3 y 3.5%).

El analista de Monex afirma que otro factor importante que hace pensar en una posible disminución de la tasa de referencia es la inflación subyacente (que no toma en cuenta los productos energéticos ni los alimenticios sin elaborar), la cual está más que controlada.

Este indicador, explica, se ubica por debajo de 3% e incluso algunos analistas consideran que se mantendrá así, sobre todo si consideramos, por ejemplo, que la Secretaría de Economía anunció cambios en los cupos de importación del pollo, tomate y limón para contrarrestar los efectos de la disrupción de la producción en México.

“Esto ayuda a tener la inflación bajo control. Entonces, por el lado de la inflación no se prevén nubarrones”, asegura Ávila

Laxitud monetaria

El banco central está muy pendiente de cuál es el comportamiento de la política monetaria que se da en el mundo, ya que si los países adoptan una actitud más laxa y Banxico no hace nada, se transformaría en política restrictiva y eso afectaría a la inflación.

Por esto que deba haber una coordinación en la actitud que adopte el mundo.

Por ejemplo, Japón tiene el objetivo de duplicar su base monetaria, el Reino Unido pretende bajar su tasa de interés y aumentar el programa de compra de bonos, y en la Unión Europea se habla de tasas negativas a los depósitos (todavía mayor laxitud).

Así, parece que el mundo se está preparando para otra oleada de laxitud monetaria, lo que daría margen a que el bancon central mexicano adopte una actitud similar y disminuya su tasa de referencia.

Riesgo de crecimiento

La implementación de las reformas estructurales hace que las posibilidades de crecimiento para México sean más positivas. En ese sentido, el mercado ya ha descontado 25 puntos base a la tasa de referencia del banco central, pero los analistas estiman que pueda ser de hasta 50.

Esto es porque la economía está pasando por un proceso de desaceleración; de hecho, en el último comunicado de Banxico se comenta puntualmente que si el riesgo de crecimiento aumenta se contribuiría a reducir el riesgo de inflación.

Monex tiene un escenario de recesión para México en este año, lo cual robustece la expectativa de que el Banxico reduzca la tasa de interés.

El crecimiento proyectado por esta institución para 2013 es de 2.1%, mientras que el mercado lo ubica en niveles de 2.6 y 3%, aunque es muy probable que éste tenga revisiones a la baja, y esto haría más evidente la necesidad de que el Banco de México revise su tasa de referencia a la baja.

Revisión inminente

Se espera que el deterioro de la economía mexicana sea suficiente para que la institución responsable de la política monetaria baje su tasa de referencia.

Es probable que la reducción de las tasas se pueda dar en la reunión que Banxico llevará a cabo en julio, lo que denotaría una reacción mucho más propicia, considerando que la inflación comenzaría a bajar.

Sin embargo, en caso de que no se diera ahí, la siguiente fecha probable es en septiembre, cuando las reformas fiscal y energética pueden estar en un punto más claro.

¿Qué efecto tendrá un eventual recorte la tasa?

Para los negocios, la baja en la tasa de referencia significa que pueden conseguir un financiamiento más barato.

Para las personas en general, el impacto es indirecto, aunque puede ser más palpable en algunos casos concretos.

Por ejemplo, los bancos han aprovechado este periodo para ofrecer tasas de interés más bajas en sus carteras hipotecarias. Esto puede ser un aliciente para que las personas puedan endeudarse para comprar una casa.

Para saber más:

Banxico mantiene sin cambio tasa de interés de referencia

Analistas bajan pronóstico de crecimiento a 2.96% para 2013

Carstens, primer no europeo en coordinar bancos centrales

Crecimiento interno de México es insuficiente: Banxico

Relacionadas

Comentarios