ActualidadHistorias

Legado del Mundial para Brasil va más allá del deporte: Blatter

El presidente de la FIFA defendió las mejoras en servicios que se realizarán en el país debido al evento deportivo, ante las severas protestas.

19-06-2013, 1:20:17 PM
Legado del Mundial para Brasil va más allá del deporte: Blatter
Reuters

 Brasil se beneficiará con mucho más que
sólo nuevos estadios de futbol tras ser anfitrión del Mundial 2014, dijo
el miércoles el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, mientras las
manifestaciones en el país siguen opacando la Copa Confederaciones.


“En el fútbol, todo el país obtiene el legado”, señaló Blatter
en una entrevista con el diario O Globo. “El país mejora aeropuertos,
hoteles, autopistas, telecomunicaciones, programas de sustentabilidad”.


La Copa Confederaciones, el evento considerado como un ensayo
general para el Mundial, se está desarrollando en medio de las protestas
callejeras
que se realizan en todo Brasil.


Aunque las protestas originalmente eran en rechazo al alza de
los pasajes del transporte público, ahora muchos manifestantes dirigen
su ira a lo que ven como un exceso de inversión en los deportes y no la
suficiente en servicios esenciales como salud, transporte y educación.


“Puedo entender que la gente esté descontenta”, sostuvo
Blatter. “Pero el fútbol está aquí para unir a las personas, (…), para
construir puentes, para traer esperanza”.

“Brasil pidió ser anfitrión del Mundial, (…), es obvio que
había que levantar estadios, pero (además) hay carreteras, hoteles,
aeropuertos y muchas otras cosas que quedan como un legado”.

Blatter y la presidenta Dilma Rousseff fueron abucheados
durante la ceremonia de inauguración de la Copa Confederaciones el
sábado.

En Brasilia, la policía arrojó gas lacrimógeno a los
manifestantes que intentaron entrar al primer partido, y también se
enfrentó con quienes protestaban afuera del estadio Maracaná en Río de
Janeiro, y del Mineirao, en Belo Horizonte.

El Gobierno brasileño ha comprometido 26.600 millones de reales
(12.225 millones de dólares) en el Mundial. Pero hasta ahora, los
estadios son la única ganancia visible -y muchos de ellos están
destinados a convertirse en elefantes blancos’.

“Los maestros valen más que Neymar” y “Queremos escuelas y
hospitales, no estadios”, dicen algunos de los carteles de los
manifestantes.

Blatter dijo que se había contactado con Aldo Rebelo, el
ministro brasileño de Deportes, y que confiaba en que las autoridades
tenían la situación controlada.

Para saber más:

Brasileños ponen a prueba a Dilma Rousseff


 

Relacionadas

Comentarios