HistoriasMicrositio

A las Bolsas no hay quien las entienda

No existe nada más volátil que una Bolsa. Por esta razón la regla de oro para todos los inversionistas del orbe es: la paciencia.

19-06-2013, 12:22:27 PM
A las Bolsas no hay quien las entienda
Gabriela Guerra Rey, editora Inversionista

La semana que concluyó, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cayó a mínimos no vistos en nueve meses. Registró una cifra de 39,480.35 puntos. El hecho no fue aislado, sucedió en casi todo el planeta. Una de las causas que lo motivaron es la incertidumbre sobre la política monetaria de Japón. 

Si me preguntan qué tiene que ver en México lo que decidan las autoridades monetarias de Japón, les podría hablar del mundo globalizado, donde todos los proceso están imbricados, y lo que sucede en un sitio repercute en el extremo contrario. Sin embargo, cuando de Bolsas se trata, es necesario tener en cuenta el elemento especulación.

Cuando los mercados bursátiles se caen por incertidumbre ante un factor determinado, la especulación está jugando su frio papel desestabilizador.

Lo que hoy marca el nivel de los mercados (e incluso algunas decisiones fundamentales de gobiernos) es la incertidumbre provocada por los Bancos Centrales de diversos países que juegan a usar la política monetaria para mantener tipos de cambio e inflación, o moverlos a su conveniencia. 

Es aquí donde viene el efecto globalizador. Si Japón decide reducir más sus tasas de interés para incentivar su estancada economía, esto va a repercutir en el tipo de cambio, por ejemplo, con el dólar estadounidense. Y ya sabemos bien que lo que suceda en el norte impactará de alguna manera a México.

Lo curioso es que los mercados y los políticos se han estado quejando de que la nación asiática toma medidas unilaterales –cosa que hacen todos–, y porque de reducir más la tasa puede causar importantes disturbios en otros mercados. Al menos por esta vez, eso no ocurrió.

El Primer Ministro nipón, Shinzo Abe, decidió esta última semana abstenerse de tomar medidas de alivio monetario. Yo pensaba que eso era lo que le pedían. Sin embargo, en las notas de prensa abunda una palabra tras su decisión: decepción. Sí, los mercados están decepcionados por la actuación del mandatario nipón. 

Hace unos días vi que un pequeño fondo de inversión que tengo estaba perdiendo dinero. Le hablé inmediatamente a mi asesor, quien trató de calmarme diciendo que ni ellos mismos han entendido la volatilidad del mercado mexicano frente a las declaraciones de Ben Bernanke, jefe de la Reserva Federal (Fed) en Estados Unidos.

Y es que a finales de mayo, el titular de la Fed descartó eliminar, por el momento, el estímulo monetario en su país, pues está ayudando en la recuperación económica. Seguirán comprando bonos hasta que factores como el empleo se recuperen.

Esta noticia alentó a los mercados estadounidenses y –al parecer– desalentó al mexicano. ¿Por qué? Me encantaría tener una respuesta. Dice un colega que cada quién interpreta lo que le parece y en función de eso se mueven las Bolsas.

No existe nada más volátil que una Bolsa, y ello responde en gran medida a elementos especulativos; eso es un hecho. Por esta razón, la regla de oro de la Bolsa para todos los inversionistas del orbe es: paciencia. El largo plazo es el que marca los verdaderos resultados de una inversión bursátil.

A la larga, las alzas siempre van a superar a las bajas, o por lo menos, hasta ahora, así ha sido.

Relacionadas

Comentarios