sk0-003 mb6-702 70-410 vmce_v8 mb5-705 ax0-100 640-916 cisa p2080-099 9l0-012 70-534 cas-002 1z0-060 70-461 100-101 810-403 hp2-z12 700-039 1z0-133 e05-001 cbap hp0-y51 icgb 700-701 ns0-101 70-243 c_tscm62_66 350-018 pmp 300-115 810-401 jn0-102 312-49v8 hp2-z31 hp0-s42 070-487 74-678 c_tfin52_66 642-889 1y0-400 642-874 98-365 200-120 e10-001 hp0-j73 1z0-803 102-400 hp2-z33 1z0-052 70-483 mb2-708 itil ex0-005 iia-cia-part1 cism 400-101 70-980 lx0-103 070-411 70-346 Brasileños ponen a prueba a Dilma Rousseff
PUBLICIDAD
LO ÚLTIMO

Brasileños ponen a prueba a Dilma Rousseff

La presidenta de Brasil sufrió una serie de abucheos durante la inauguración del la Copa Confederaciones de futbol.

Brasileños ponen a prueba a Dilma Rousseff
Actualidad
Alto Nivel 17-06-2013

Altonivel con información de agencias

Este sábado Brasil y Japón abrieron la Copa Confederaciones 2013, un “mini-mundial” en el que estarán presentes cuatro campeones del mundo, y que pone a prueba la capacidad organizativa de Brasil, de cara al Mundial de 2014 , y a la popularidad de la presidenta Dilma Rousseff.

Las protestas de los brasileños, que se venían dando desde días previos, en contra del gasto público invertido en estadios de futbol para la Copa y el aumento del precio del transporte público, llegaron a su clímax cuando el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, anunció la intervención de la presidenta de Brasil en la inauguración de la Copa Confederaciones en el estadio Nacional de Brasilia, y los asistentes comenzaron a abuchearla.

Las muestras de desaprobación fueron de tal grado que obligaron a Joseph Blatter a exigir respeto: “Amigos brasileños, ¿dónde está el respeto al fair play?”.

Dilma Rousseff no dismuló su malestar y en una corta intervención declaró inaugurado el acto deportivo. La reacción de los aficionados fue inesperada, ya que la presidenta goza de una popularidad de un 75%.

Economía pega a popularidad

La semana pasada, la presidenta brasileña  acusó como "terrorismo" al creciente coro de críticas en los medios por el opaco crecimiento de la economía, e insistió en que su Gobierno sigue comprometido a la disciplina fiscal y al combate contra la inflación.

Con Brasil caminando a su tercer año de decepcionante crecimiento y a una inflación al tope de su rango objetivo oficial, la aún alta popularidad de Rousseff ha bajado y su gestión económica es cada vez más escudriñada.

Además, muchos economistas se han vuelto más pesimistas acerca del panorama económico del país, debido al temor por el gasto del Gobierno y por la inflación que se ubica en 6,5% anual.

Tales preocupaciones llevaron a la agencia de calificación Standard & Poor's a advertir  que podría rebajar la nota de deuda de Brasil.

Responde a detractores

En un discurso el viernes en una favela en Río de Janeiro, Rousseff dijo que las críticas eran infundadas y enumeró una lista de fortalezas económicas de Brasil: un robusto mercado laboral, un bajo ratio deuda-PIB, y el firme compromiso del Gobierno de mantener el gasto público y la inflación controlados.

"Dicen que Brasil es un país en problemas (...). No sólo Brasil no está caminando por una vía difícil, sino que somos extremadamente sólidos", afirmó.  

"Todos tienen que ser humildes y aceptar las críticas, pero no el terrorismo". 

"Tenemos recursos suficientes para mantener las inversiones y el gasto social, de una forma seria, responsable, que asegure finanzas públicas sólidas y que mantenga a la inflación controlada", agregó.

El discurso marca la segunda vez en  una semana que Rousseff respondió enérgicamente a sus detractores y que buscó asegurar a los inversores que el país sigue comprometido a la disciplina fiscal y a la baja inflación -dos pilares de la estabilidad económica en la última década.

Siguen protestas

Este lunes se cumple la sexta manifestación convocada por el Movimiento Pase Libre de Sao Paulo que ha logrado,  a través de las redes sociales, una amplia convocatoria en Sao Paulo y otras ciudades sedes de la Copa Confederaciones.

Las autoridades han activado un fuerte operativo de seguridad, que en el caso del estadio  Maracaná cuenta con unos 10,000 agentes de policía y soldados de las tres fuerzas armadas.

La presidenta se encuentra en un dilema pues debe calmar las protestas ante la cercanía de la visita del Papa Francisco en julio próximo.

Para saber más:

Aficionados mandarán en Confederaciones Brasil 2013 

Futbol mexicano, el millonario pastel que nadie quiere compartir

Pasiones y negocios: ¿Cómo debe festejar un CEO?

 Azcárraga entre la pasión futbolera y la imagen pública

España acusa a Messi y a su padre de delito fiscal

COMENTARIOS
Siguiente Noticias #paraelcafé del 6 de mayo de 2016

Noticias #paraelcafé del 6 de mayo de 2016

Pemex importa gasolinas de baja calidad, las utilidades netas de las empresas de la BMV subieron 47% y la justicia en Brasil va por el presidente del Parlamento.