Estilo de VidaHistorias

9 mitos sobre la relación hombre-hijo

¿El rol de padre ocupa un lugar secundario en la crianza y educación de los hijos? Un experto rompe con las leyendas urbanas y plantea al papá moderno.

14-06-2013, 1:30:11 PM
9  mitos sobre la relación hombre-hijo
*Luis Gerardo Montes

Por muchos años en la sociedad mexicana se ha creído que el rol de padre
ocupa un lugar secundario en la crianza y educación de los hijos; sin embargo,
este es sólo uno de los tantos mitos que existen sobre el rol de los padres.

En este Día del Padre es importante romper algunos mitos que han afectado
la relación padre-hijo y esclarecer algunas de las realidades que puedan servir
al lector para redefinir, ya sea su actuar como padres o su relación con estos.

1. Los papás no sienten el embarazo

A simple vista
el embarazo es solamente asunto de la mujer. Si bien es cierto que en
este proceso, los sentimientos de la futura mamá son de gran
importancia, pues es ella quien está viviendo los cambios físicos y psicológicos; los padres también pasan por un proceso emocional en el que su papel es mantener la tranquilidad de la madre, apoyarla y ayudarla a
hacerle frente a los miedos y preocupaciones que suelen acompañar a un
embarazo.

Te dejamos este emocional video, uno de los mejores spots que sobre este día se hicieron este año 2013

 

2. Los recién nacidos no necesitan del papá

Cuando un bebé llega a casa por primera vez es muy común que las mamás brinden los cuidados básicos de alimentación y contacto físico; sin embargo, el padre también puede brindarlos y es una gran oportunidad de empezar a convivir con el bebé y establecer los lazos
afectivos que son tan importantes para el desarrollo del niño.

3. Los hombres no saben cómo cuidar a un bebé

Nadie nace sabiendo
cómo cuidar a un bebé, es algo que hombres y mujeres aprenden mediante la
práctica y gracias al apoyo de los familiares y gente con experiencia. Un
hombre, entonces, tiene la misma capacidad para cuidar a un bebé que una mujer.

4. No saben educar a los hijos

Cómo educar a un hijo también es cuestión de aprender . Los padres pueden partir de
la forma en la que fueron educados y decidir, conforme pasa el tiempo, sobre las
mejores formas de educar a sus hijos.

Para un padre o madre es importante saber distinguir y
elegir entre darles la mejor educación posible a los hijos, darles las
herramientas para poder desarrollarse en el futuro, y “educarlos” a partir de
las propias frustraciones de los padres o de una forma excesivamente
rígida.  En la actualidad existe una
amplia gama de información sobre cómo educar a los hijos.

5. Los papás no pueden ser padres solteros

Se cree que a los hombres se les dificulta más que a las mujeres ser
padre y madre a la vez. No necesariamente, en realidad es complicado para ambos.

En realidad, hombres y mujeres
están constantemente siendo padres y madres a la vez; por ejemplo, un padre que
se hace cargo de los cuidados del recién nacido o una madre que disciplina a
sus hijos. De esta forma, un hombre puede ser padre y madre a la vez sin que
esto le cause mayores dificultades.

6. Papá no tiene un sexto sentido

El “sexto sentido”
materno es lo que le permite a las madres darse cuenta si sus hijos, en
especial cuando son recién nacidos, están pasando hambre o si tienen alguna
enfermedad y, eventualmente, darse cuenta de sus sentimientos.

Pero, tenemos que decir que no es exclusivo a la madre, pues el
padre también experimenta cambios neurológicos durante el embarazo de su
pareja. Estos cambios le permiten al padre darse cuenta, por ejemplo, de ruidos
casi imperceptibles que hace su bebé y del significado de estos.

7. Los hombres repiten patrones de educación

Sí,
los padres pueden repetir dicho patrón de educación, a veces sin darse cuenta; sin embargo, al igual que la madre, pueden recibir terapias de apoyo psicológico para romper
este tipo de patrones.

8. El padre no quiere a los hijos tanto como la madre

Una madre tiene un
vínculo profundo con su hijo debido a lo ocurrido durante el embarazo y
nacimiento de éste; esto, no significa que el padre o la madre
quieran a un hijo más o menos, o que tengan que competir por el afecto del
hijo. Si bien es cierto que el amor del padre por sus hijos puede ser diferente
al de la madre, pero sin que sea, por diferencia de género y de roles, mayor o
menor que al de la madre.

9. Los hijos tienen lazos afectivo más fuerte con la madre

Los hijos son perfectamente
capaces de tener un lazo afectivo de igual intensidad con el padre y con la
madre, sólo que dicho amor puede ser vivido de forma diferente, es decir, un
niño, por ejemplo, puede expresar su amor hacia el padre jugando o aprendiendo
de él y hacia su madre de una forma más cariñosa. Dichas formas de expresar el
amor dependen en gran medida del tipo de relación que el hijo tiene con sus
padres.

Tanto
el padre como la  madre tienen una
función en el desarrollo de los hijos y éstas se complementan. No se puede
decir que el padre o la madre tengan una función más importante y pueden,
cuando sea necesario, ocupar el rol del otro.

*El autor es licenciado en psicología de la Clínica de Asistencia
de la Sociedad Psicoanalítica de México

¿Cómo es tu relación con tu papá? ¿Qué cambiarías como padre en la tarea de educar a tus hijos?

Para saber más:

¿Existe la fórmula mágica para ser un buen papá?

¿Qué calificación le dan los mexicanos a la figura de Papá?

Regalos para padres: gourmet, deportistas y melómanos

Relacionadas

Comentarios