HistoriasManagement

Frases para negociar y que acepten tus ideas en la oficina

Las conversaciones en la oficina van más allá de un simple intercambio de ideas, las charlas son una negociación. ¿Cómo decir “NO” sin ser arrogantes?

13-06-2013, 8:00:49 AM
Frases para negociar y que acepten tus ideas en la oficina
Tatiana Gutiérrez

La vida en la oficina está llena de desacuerdos constantes: desacuerdos con tus compañeros de trabajo, con tus jefes inmediatos, con el director de la empresa y con el presidente de la organización. Esto para nada es malo, da pie al acuerdo ante el intercambio de ideas, posiciones y pensamientos, el problema está cuando estar en desacuerdo no quiere decir estar en negatividad permanente y no se logra negociar. Pero, ¿cómo negociar sin ser abrasivos? ¿Cómo decir “NO” sin ser grosero o descortés? ¿Cómo disentir y ser políticamente correcto?

“Decir que se está en desacuerdo con alguien, no quiere decir que es necesario ser rudo, directo e imperante. En los negocios siempre hay que ser corteses y educados. Para hacer una buena negociación nunca hay que perder el control de los impulsos cuando se está en desacuerdo con alguien, hay que ser inteligentes”, comenta Eric Olavarrieta Marín, asesor en temas de imagen ejecutiva y consultor en Actitud es Imagen

De acuerdo con el experto, una discusión en la oficina va más allá de una guerra de egos o de saber quién es el que tiene la razón, una “negociación”- y hay que tomar en cuenta que en una oficina cualquier circunstancia es una negociación – lo que busca es que los participantes obtengan el máximo beneficio, “no se trata de que uno gane o pierda, o que todos ganen siempre, el propósito es encontrar una retroalimentación en la que ambas partes ganen, ya sea en conocimientos, oportunidades u otras alternativas”, comenta. 

Pero para ello, también es necesario seguir un protocolo antes, durante y después de las negociaciones. 

Antes de negociar

Para Olavarrieta, una palabra clave para que las negociaciones siempre sean exitosas es: planeación. Y para que exista una planeación, los expertos recomiendan  los siguientes puntos: 

1. Recopila información de la situación o del personaje con quien se negociará.

2. Analiza las diferentes opciones que podría brindar el personaje con quien se va a tratar.

3. Identifica cuáles son las fortalezas y debilidades para esta negociación.

4. Prepara una lista de opciones que puedan ser de interés para la otra persona. 

5. Genera una lista con las alternativas que la otra persona podría darle. 

6. Trata de encontrar un balance entre las prioridades ajenas y las tuyas. 

7. Concluye la mejor alternativa para llegar a un acuerdo en la negociación. 

Durante la negociación

Para negociar de manera saludable existe un protocolo de etiqueta que debes tomar en cuenta antes de comenzar. Los rangos y jerarquías son importantes en cualquier negociación, para ello, existen frases que puedes utilizar al momento de disentir con alguien y ser políticamente correctos.

Situación A: Entre interrupciones y boicot al proyecto

Gabriel es el director de un proyecto realizado para una empresa farmacéutica, la estrategia de negocios es expandirse a mercados nacionales en algunos estados del centro de la República. Durante la presentación del proyecto, el cliente ha interrumpido de manera constante a Gabriel, aportando ideas irrelevantes y sin impacto para los objetivos del negocio. 

Frases que se pueden aplicar

  • Entiendo su punto de vista, sin embargo, la situación podría desarrollarse mejor de esta forma…
  • Podría ser, sin embargo, yo considero que…
  • Los datos que mencionan podrían ser relevantes en una situación diferente…
  • Acaba de decir algo muy importante, sin embargo, yo considero que…
  • De acuerdo con lo que se ha investigado y observado, los datos que menciona no son aplicables…
  • Su idea es interesante, pero esta idea podría funcionar mejor…

Situación B: Termina con el miedo a las jerarquías

Negociar con tus clientes podría ser complicado, pero la certeza de que tú eres el experto puede dar confianza. Sin embargo, qué sucede cuando la negociación es con tu jefe o con el directivo de la empresa y no compartes sus ideas y soluciones. ¿Cómo decirle que se encuentra en un error frente a la problemática? ¿Cómo decirle que  está mal?

De acuerdo con el experto, lo primero que debes dejar de lado son las jerarquías, “debes dejar a un lado los miedos por jerarquías, en una negociación no es importante quién lo dice, sino lo que dice”. Lo cortés no quita lo valiente, rezaría el dicho.

Frases que se pueden aplicar

  • Yo creo que una solución viable a este problema podría ser…
  • Yo pienso que la necesidad de nuestros clientes exigen otra alternativa…
  • Me parece muy valioso este punto de vista, pero creo que podría funcionar esto… 
  • De acuerdo con los números arrojados, esta podría ser una mejor solución…
  • Entiendo tu perspectiva, pero podríamos intentar…
  • Tu solución podría manejarse en otras circunstancias, ahora podríamos…

Situación C: ¿Cómo hablar o negociar con tus colaboradores sin ser prepotentes o autoritarios?

Tener a tu cargo un grupo de personas podría ser estresante y desatar sentimientos encontrados, sin embargo, la inteligencia emocional juega un papel muy relevante ante estas circunstancias. Evita responder por impulso y analiza las vertientes, recuerda que mantener una comunicación efectiva con tu equipo de trabajo es esencial para llegar a los objetivos. 

Frases que puedes aplicar

  • Necesitamos comprender más la situación…
  • Es necesario llegar más a fondo en el tema, analízalo y después lo discutimos…
  • Creo que podrías llegar a mejores soluciones si… 
  • Lo que propones no sería una solución, toma en cuenta lo siguiente…
  • Me agrada tu punto de vista, pero yo considero que deberíamos…
  • Las necesidades del cliente son otras, toma en cuenta lo siguiente…
  • Creo que te estás yendo por el lado equivocado, mejor intenta hacerlo de esta forma…

Después de la negociación

El mejor consejo para llegar a una negociación saludable es escuchar a la contraparte, recuerda que ser asertivos trae mayor beneficios que crear barreras con tus colaboradores o superiores. Analiza la información valiosa que aportaste y qué podrías hacer para mejorarlas. También es importante que analices tus  errores y trates de encontrar mejores soluciones para tu persona y área de trabajo. Recuerda, negociar no significa perder.

¿Qué otras frases te podrían ayudar a ser políticamente correcto? ¡Comparte algunas!

Para saber más:

Reglas de etiqueta para una comida de negocios exitosa

Aprende a negociar un aumento de sueldo

Influir, persuadir y negociar

Relacionadas

Comentarios