HistoriasMicrositio

Entendiendo la inflación para invertir

Este indicador también es personal y mide la temperatura a tu propia economía, fundamental para definir tu perfil de inversión y elegir el instrumento correcto.

05-06-2013, 10:53:31 AM
Entendiendo la inflación para invertir
Alejandra Palomares Barrios, editora Inversionista

Seguramente cuando enciendes la televisión o el radio para escuchar noticias, uno de los indicativos frecuentes de cierre de mes que escucharás con frecuencia es la famosa inflación, un indicador económico importante que sirve para tomarle la temperatura a la economía.

Si esta se calienta, se prenden las alarmas y la inflación sube. A la gente no le alcanza para comprar la canasta básica y deja de gastar y de no atenderse, puede paralizar cualquier país. Pero existen los bancos centrales cuyo espíritu es ese: controlar la inflación. En nuestro país, el Banco de México cumple dicha función, aunque, desde 2011, la institución encargada de sacar el termómetro para medirla cada mes es el INEGI.

Ahora bien, ¿has sentido que a veces, aunque nos digan que la inflación está estable, a ti el dinero no te alcanza con el paso del tiempo? Esto es porque, aunque existe una medición oficial, la inflación no es igual para todos.

El cálculo que hace el INEGI es un promedio de los precios de 235 mil cotizaciones de 283 bienes y servicios genéricos, pero nadie ejerce un consumo de tal magnitud. Además para cada rubro, se establece un porcentaje de participación, según una encuesta que el mismo organismo realiza para saber cómo se distribuye el ingreso de los mexicanos; esto es, la gente no gasta lo mismo en vestido que en alimentos, por eso el primero tendrá un porcentaje menos relevante que el segundo.

Por ejemplo, para el organismo desconcentrado del gobierno, las personas gastan poco en capacitación y cursos; sin embargo, si estás tomando clases de inglés, eso hará que tu inflación aumente de manera distinta que la del promedio.

En cambio, si tu canasta básica se parece a la de la nación: huevo, leche y tortillas, entonces, tu inflación será más parecida o incluso menor, porque quizá la mayoría de los mexicanos gasta más en eso que lo que lo haces tú. Por lo tanto, tu inflación personal dependerá de tus hábitos de consumo.

Efectos de la inflación en la inversión

Pero, ¿porqué es importante saber todo esto en términos de inversión? Porque generalmente el benchmark que utilizamos para medir los rendimientos de un instrumento financiero es justamente la inflación.

Es decir, la ganancia mínima que deberías de buscar en una oportunidad de inversión debe estar por arriba de la tasa de inflación, para hablar en términos reales. Por ejemplo, si la inflación ahora está en 4.6%, tu portafolio de inversión debe ofrecerte al menos el 5% para estar obteniendo un rendimiento real de apenas 0.4%.

Entonces, para saber cuál es tu tasa de inflación personal, lo primero que debes saber es cómo gastas tu ingreso (realizar un presupuesto) y con esa tarea hecha puedes consultar el simulador de inflación individual que el INEGI pone a disposición del público en www.inegi.org.mx.

Una vez que tengas tu propio indicador inflacionario, acércate con tu asesor financiero para evaluar qué instrumento de inversión es el que más te conviene en términos de ganancia real, aunado a tu perfil de inversionista (recuerda: meta, plazo y tolerancia al riesgo).

*La autora de esta entrada es editora en jefe de la revista Inversionista. Si tienes dudas de este o cualquier otro tema sobre el manejo de tu dinero, puedes hacérnoslas llegar a través de nuestro blog Inversionista; en Facebook: Inversionista o de Twitter: @InversionistaMX.

Relacionadas

Comentarios