HistoriasManagement

Implementa un programa de Social Learning con tus empleados

Involucrar a tus colaboradores en un proceso de retroalimentación y crecimiento es una forma de capacitarlos y conocerlos desde casa. AON te dice cómo.

04-06-2013, 7:14:17 AM
Implementa un programa de Social Learning con tus empleados
Tatiana Gutiérrez

La capacitación es un arma fundamental para la productividad y el buen funcionamiento de una empresa. En la actualidad, la tecnología se ha convertido en todo una herramienta básica de comunicación, operatividad y negocio para las empresas, de tal forma que capacitación y tecnología se convierten en algo más que necesidad, se convierten una obligación: renovar o morir.

Así, Internet y las redes sociales se han convertido en los protagonistas de todo. Compartir conocimientos e información, interactuar con compañeros de trabajo y directivos, colaborar y construir un aprendizaje comunitario a través de herramientas tecnológicas, tiene un nombre: Social Learning.

El uso de redes sociales (Facebook, Twitter, WordPress, LinkedIn, YouTube), foros, blogs,  y redes corporativas se han convertido en el lugar perfecto para compartir información profesional, para intercambiar conocimientos e incrementar competencias. 

Empresas como Facebook, IBM, Google, entre otras, se han convertido en ejemplos innovadores del Social Learning, a través de sus propios servicios y otras herramientas 2.0. Estas empresas capacitan a sus colaboradores y los enseñan a utilizarlas de manera responsable. ¿Cómo utilizar el Social Learning en la empresa?

En el caso de Aon, la aplicación del Social Learning en sus filas se da a través de plataformas o redes corporativas, donde sólo sus trabajadores tienen acceso para intercambiar opiniones, información y conocimientos. De acuerdo con Jorge Gómez, gerente de Innovación de Aon México, el uso de estas plataformas permite a los empleados: 

1. Compartir conocimientos subiendo videos que hablen sobre los productos o servicios de la compañía, casos de éxito, noticias, es decir, información que resulte interesante y útil de imitar o aprender.   

2. Tener el conocimiento al alcance y sin grandes complicaciones.   

3. Seguimiento a líderes de la compañía, sobre la cual se desea aprender o simplemente para profundizar en algún tema.   

4. Determinar un mentor experimentado por cada línea de negocio quien pueda orientar sobre un tema en particular, mediante la creación de un grupo en esta red social corporativa.

“La tecnología se ha convertido en parte crucial para el desarrollo de cualquier empresa, el Social Learning se considera el medio perfecto para generar el conocimiento e imitación necesarios para el crecimiento de la empresa. Para ello, es importante que los empleados tengan claros sus objetivos, que la empresa tenga control y que haya una retroalimentación constante entre la práctica y lo aprendido”, comenta el experto de Aon. 

Directivos temerosos de la tecnología

Sin embargo, el uso de la tecnología en las empresas es, aún, cuestionada por directivos al tener miedo a un uso descontrolado. ¿Cómo incentivar a tus colaboradores para que utilicen el Social Learning como herramienta de trabajo? ¿Cómo incentivar un uso responsable? Para ello, debes tomar en cuenta los siguientes puntos: 

Comunicación: El uso responsable de las redes sociales no sólo es trabajo de cada uno de los colaboradores de la empresa, la responsabilidad también recae en los directivos y ejecutivos de la misma.

Tener una comunicación constante sobre su uso adecuado y de cuáles serían los beneficios de utilizarla para la organización, es importante y fundamental para aplicar el Social Learning en tus filas. Algunos expertos, recomiendan capacitar al personal sobre el uso de las redes para su dominio, antes de utilizarlo como herramienta de aprendizaje. 

Crea grupos: Motivar la formación de grupos puede ayudar a introducir al personal en el uso de redes sociales y plataformas. De esta forma, comenzará el intercambio de información de manera constante y efectiva. Si esto no sucede, el papel es de los directivos.

Un caso de éxito ha sido la red social LinkedIn, la cual ha dejado de ser una base de datos para perfiles profesionistas y se ha convertido en un foro de discusión e intercambio de experiencias y conocimientos. 

Uso personal: El Social Learning no debe verse como un uso forzado, debe haber una orientación sobre los beneficios personales  que esto puede traer a su usuario, para ello, la información de sus beneficios debe correr por parte del directivo, de esta forma, se hará de manera más efectiva. 

Utiliza herramientas de la empresa: La integración de plataformas, como el caso de Aon, es un gran inicio para la utilización responsable y moderada de la tecnología para la retroalimentación de conocimientos, esto puede ayudar a tu equipo a unirse de forma local, para después introducirlos de forma global. 

Utiliza las redes sociales: Bien dicen que se predica con el ejemplo. Para que tus colaboradores utilicen las redes, lo primero que debes hace es utilizarlas tú, los directivos deben estar inmersos en la tecnología. Contar con cuentas en Twitter, Facebook, LinkedIn, entre otros, no debe ser una opción, debe ser obligatorio. 

Personaliza: No todo debe ser la empresa, añadir comentarios personales, chuscos, chistes o hasta críticas sanas, debe ser una opción en la utilización de las redes sociales. Si quieres que tus colaboradores se sientan identificados, no hagas del uso de estas herramientas algo tedioso, limitado y monótono. 

¿Qué otros puntos ayudarían a utilizar el Social Learning como herramienta de conocimiento y, que a su vez, sea manejada de manera responsable?

Para saber más: 

10 apps para impulsar tu productividad en el trabajo

Tecnología en Pymes, dos casos de éxito

Reglas de etiqueta para el uso de dispositivos en las juntas

Relacionadas

Comentarios