HistoriasManagement

¿Bajo presión? Claves para que tu cerebro funcione mejor

El cerebro es una sorprendente máquina de decisiones, pero el estrés es su peor enemigo. Un científico te dice cómo ayudar a tu corteza cerebral a operar bien.

03-06-2013, 6:57:20 AM
¿Bajo presión? Claves para que tu cerebro funcione mejor
Tatiana Gutiérrez

Las exigencias de la rutina son infinitas y demandantes. El trabajo en la oficina, la casa, los hijos, la vida personal; todos estos factores exigen tiempo, dedicación y, sobre todo, concentración. Ante esta demanda, el cerebro se encuentra bajo presión y trabajo constante, desencadenando la liberación de sustancias que pueden ayudar o perjudicar, según sea el caso. 

¿Cuál es la reacción de tu cerebro según las circunstancias? Estudiar a detalle cada una de las funciones que realiza el cerebro bajo cada una de las presiones del diario, sería una labor de doctorado, pero no imposible. Estanislao Bachrach, doctor en Biología Molecular y especialista en temas de innovación, estrategia y creatividad, nos explica la reacción de nuestro cerebro ante altas presiones de trabajo.

Estrés, altos índices de presión, enojo, desconcentración, ira, son algunos de los sentimientos que los altos directivos, ejecutivos y colaboradores presentan día con día en su rutina diaria. Pero para Bachrach, todo se enfoca en el córtex prefrontal (CPF) del cerebro, el cual compone el 30% de la corteza cerebral.

De acuerdo con Muriel Deutsch Lezak, neurosicólogo de origen estadounidense, las funciones “ejecutivas”, las cuales comprenden capacidades mentales necesarias para formular metas, planificar logros y sacar adelante planes, se desarrollan en el córtex prefrontal del cerebro.

¿Cuáles son las funciones que realiza el cerebro ante la presión del día a día? ¿Cómo dominarlas? Al respecto, Bachrach nos brinda algunos consejos: 

En caso de estrés laboral

El estrés es una situación común en el ambiente laboral, sin embargo, las consecuencias fisiológicas de esta enfermedad puede ocasionar daños serios en las funciones cerebrales. En situaciones de alto estrés el cerebro se encuentra bajo altos niveles de neuronas glucocorticoides, las cuales son segregadas por situaciones de alta presión. El exceso de estas neuronas puede provocar alteraciones en distintas partes del cerebro, especialmente en el hipocampo, estructura que juega un papel importante en muchos procesos de aprendizaje y memoria.

Sin embargo, no hay por qué alarmarse, de acuerdo con el experto y autor del libro “Ágil Mente”, el estrés es un estado de ánimo que puede controlarse a través de ejercicios físicos y mentales. ¿Qué hacer ante estas situaciones?

Apaga tu córtex prefrontal

Así es, lo que necesitas es dejar de pensar en las cosas que te están causando este sentimiento de presión y desesperación, realiza otras actividades que te distraigan del trabajo y las actividades diarias, por ejemplo: 

Realiza alguna actividad física: La primera reacción al iniciar una actividad física es distraer al cerebro de cualquier actividad que necesite concentración, de esta forma, el córtex prefrontal se apaga de manera automática, comenta el experto en neurociencia. Salir a caminar, ir al gimnasio, hacer natación o si te encuentras en la oficina, puedes hacer sentadillas en tu lugar, esto te ayudará a evitar pensamientos estresantes.

Escucha música: La música distraerá la parte frontal del cerebro y se enfocará al córtex auditivo, ganando tiempo para olvidar la situación de estrés y relajando a tu cuerpo y mente.

Escribe o ve una película: Cuando el experto habla de escribir, no quiere decir que escribas ese informe que te causa tanto estrés. ¡No! A lo que se refiere es a escribir alguna historia, si es que se te da y si no, ve una película que te ayude a distraer tu cabeza dentro de la oficina. 

“Gran cantidad de las acciones que se cometen día a día se toman por reacción a las emociones que nos invaden, todas estas se trabajan en el córtex límbico del cerebro (el 95% )”, comentó Bachrach durante el World Innovation Forum de Wobi, en León. Ante ello, el manejo de emociones es importante, pues mientras existan estímulos negativos, el cerebro generará sentimientos negativos que ayuden a acelerar estados negativos como el estrés. 

Inteligencia emocional ¿Cómo controlarla?

Cómo nos comportamos impacta de manera directa en cómo nos desempeñemos dentro del trabajo y esto depende de cómo te sientas y cómo pienses en ese momento específico. En esta función el sistema límbico profundo se encarga de hacer todo el trabajo. Cuando el SLP se encarga está alterado, la perspectiva de la situación es gris, pero cuando está tranquilo, nuestro forma de ver las cosas se convierte en positiva. 

Principales pensamientos negativos ANT´s

Nunca-siempre. Nunca me toman en cuenta para el proyecto, siempre me dicen que estoy mal, nunca hago bien mi trabajo. Estos son ejemplos de actitudes que pueden perjudicar tu control emocional. 

Negativismo laboral. Si eres el que se encarga de ver lo malo de cada proyecto o idea en la empresa, ¡Cuidado! Esto te puede ocasionar problemas y tomar malas decisiones. 

Pronosticadores del futuro. “Lo más seguro es que pase esto…”, “Si se toma esta decisión, puede pasar esto…” Personas que ven el futuro, pero de forma negativa, esto perjudica e influye tu inteligencia emocional de manera perjudicial. 

El más venenoso… el que culpa al otro. Una cosa es tener pensamientos negativos hacia la acción y la situación, pero culpar a otros por tus propios fracasos es lo peor que puedes hacer. Los clientes, proveedores, la familia y los compañeros de trabajo no son culpables de tu visión y tu reacción. 

¿Cómo regular estas emociones?

1. Comienza a etiquetar. El experto recomienda realizar una lista de las emociones negativas que existan, cuando se tengan unas 20, comienza a analizar cuál de ellas son aquellas que estás experimentándolo y subráyalas, esto te ayudará a saber qué es lo que te sucede y así, podrás encaminar y resolver los conflictos. 

2. Anticipación. Revisa cuál será tu agenda de la semana y realiza una agenda de sentimientos. Así es, de acuerdo a la presión que pronostiques para cada día, enlista los sentimientos negativos y positivos que puedan surgir en ese momento. Cuando llegues de comer, checa la lista de actividades y sentimientos y compárala con tu estado de ánimo real, esto ayudará a tranquilizarte un poco. 

El World Innovation Forum se transmitió en exclusiva a decenas de escuelas de la red Laureate International Universities, entre ellas la Universidad del Valle de México (UVM).

¿Qué otros ejercicios aplicarías para controlar el estrés y la inteligencia emocional?

Para saber más: 

5 reglas básicas para iniciar un conflicto saludable

Formas alternativas de manejo del estrés

¿Eres víctima del Síndrome de Burnout por estrés laboral?

Relacionadas

Comentarios