'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Azcárraga entre la pasión futbolera y la imagen pública

La pasión futbolera desbordada por el empresario Emilio Azcárraga Jean ante el triunfo de su equipo, ha generado críticas y justificaciones.

28-05-2013, 2:55:47 PM
Azcárraga entre la pasión futbolera y la imagen pública
Altonivel

El partido de
futbol del domingo pasado que conmocionó a los aficionados del balompié en
México, no sólo terminó con la euforia por el undécimo título obtenido por el
equipo del América en su historia; si no con una imagen que se transmitió a nivel nacional
y sorprendió a muchos; a grado tal que a dos días de dicho evento, se sigue comentando en redes sociales y es trending topic.

Y es que el pasado domingo, el presidente de
Grupo Televisa y dueño del equipo América, Emilio Azcárraga Jean, desbordó su
euforia despojándose de su camiseta para festejar y haciendo reverencias –hincado
frente a la afición- en un signo de agradecimiento.

Azcárraga Jean –con
un tono muy eufórico—realizó algunas declaraciones sobre el esfuerzo del equipo
y la fidelidad de sus aficionados para cerrar poniéndose una camisa que
reforzaba su ya famosa frase: “El América es grande, que nos odien más
mañana”.

Antes de que concluyera está imagen las redes sociales ya preparaban una serie de comparaciones de Azcárraga, por su físico, con personales de películas de ciencia ficción, lo criticaban abiertamente y otros los justificaban.

¿Pasión futbolera o imagen corporativa?

Pero, ¿qué consecuencias tendrá para Grupo Televisa, que Emilio Azcárraga se halla convertido en un Trendic Topic por varios días, inclusive más allá del mismo triunfo del América?

A continuación
reproducimos algunas reacciones que se han generado a raíz de esta escena, emitidas por líderes de opinión con
enfoques distintos que van desde la producción, la imagen corporativa y simple la afición
deportiva.

El periodista
especializado en espectáculos Álvaro Cueva retomó en su columna en Milenio Diario este martes la escena
señalando los errores del equipo de producción que decidió transmitir la imagen
y la entrevista hasta el final, a nivel nacional.

Emilio Azcárraga
Jean
está en su derecho de comportarse, vestirse, desvestirse y celebrar lo que
quiera, como cualquier persona de cualquier rincón del mundo.”

“La bronca es que
las imágenes que vimos no fueron las de un cazador furtivo que lo pescó en la
cubierta de su yate, sino las de una transmisión nacional.”

“El señor, en ese momento,
estaba representando algo. ¿Qué? A un equipo, a una marca, a un conglomerado de
empresas, a accionistas, socios, anunciantes y a miles de empleado. (…) El
mensaje es tremendo y la euforia no es justificante de nada.”

“Es comunicación corporativa,
imagen pública y por supuesto que repercute en lo que a usted y a mí nos
interesa que son los contenidos.”

Más tarde el
consultor de imagen pública, Alvaro Gordoa, publicó en Facebook:

“¿Afecta a la imagen de Azcárraga su festejo? La respuesta es contundente: No.

Empiezo diciendo:
No lo defiendo ni justifico, pero tampoco lo castigo ni satanizo como lo están
haciendo en las Redes.

Recuerden que la
imagen es relativa. Ahí no estaba jugando el rol de CEO de Televisa, era el
dueño del América festejando un triunfo irreal.

Ahora bien,
tampoco digo que su acción fue la mejor, la pudo haber evitado; y sí, su
festejo fue de quinta, pero no daña su imagen pública.

Los daños a la
imagen vienen cuando las acciones no van de acuerdo a tu esencia (rol que estás
jugando), cuando afectan tus objetivos o cuando no satisfacen a tus audiencias.

En este caso su
festejo exagerado puede caber dentro de su esencia, el hecho no afectará sus
negocios, intereses ni poder de influencia y además al americanismo le gustó el
gesto pues lo hizo ver como “uno más” desbordado por la pasión.

Por lo tanto, en
terrenos de imagen pública no es positivo, pero tampoco negativo. A quien le
caía bien Azcárraga, ahora le cae mejor y a quién lo odiaba… ¡Pues ódienlo
más!”

Sobre la polémica,
el comentarista deportivo José Ramón Fernández publicó en su cuenta de Twitter
lo siguiente:

“Siempre
he admirado la pasión de @eazcarraga
por su Club, quitarse la camisa y festejar así, me parece coherente en lo que
cree y siente.”

Sin embargo, no dejó de señalar que: “Lo que no me parece coherente de @eazcarraga es el giro que le
ha dado el tema de la multipropiedad.”

Figura pública, ser humano apasionado o empresario en busca de desviar la atención pública sobre un tema que le afecta, ¿cuál es tu opinión al respecto?

Para saber más: 

Televisa crecería sus ganancias 13% en 1T

Azcárraga sigue pasos de Slim: apuesta por deportes

¿Cuenta regresiva para Slim en liga mexicana de futbol?



Relacionadas

Comentarios