md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 00:00 30/07/2014
Síguenos:

Seguro obligatorio en carretera, ¿a quién beneficia?

Las aseguradoras se frotan las manos ante la aplicación de la ley que obliga a los automovilistas que circulan en vías federales a contratar una póliza de seguro.

Seguro obligatorio en carretera, ¿a quién beneficia?

A partir de octubre próximo será obligatorio contar con un seguro si viaja por carretera federal.

22-05-2013
POR: Altonivel

El seguro para autómoviles ya no será opcional, sino una obligación para todos aquellos automovilistas que circulen por carreteras, caminos y puentes federales, pues a partir de octubre próximo deberán contar con una póliza de seguro que cubra daños a terceros.

Sin embargo, esta medida lejos de ser observada como una acción para liberar a las arcas federales del pago de los accidentes ocurridos en vías federales o promover la cultura de la prevención, es considerada por el círculo rojo como una medida del gobierno federal a favor del sector asegurador.

La disposición es en resumen la siguiente: una vez que se publicaron en el Diario Oficial de la Federación (DOF) las modificaciones a la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal -que realizaron los diputados en marzo pasado-, obligan a todos los vehículos que transiten por dichas vías, a contratar un seguro que responda por los perjuicios causados a otro vehículo o personas, en caso de algún accidente.

Aquí se puede revisar el DECRETO por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal.

Así que los conductores que no cuenten con una póliza de seguros, deberán contratarla, aunque salga a carretera sólo una vez al año, pues no cumplir con la nueva disposición podría traducirse en una multa de entre 20 y 40 días de salario mínimo (de 1,295 a 2,590 pesos aproximadamente).

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) establecerá las reglas para la operación de dicho seguro, procurando la accesibilidad económica y la disponibilidad para su contratación; mientras que la verificación del cumplimiento de la regla estará a cargo de la Secretaría de Gobernación (Segob), a través de la Policía Federal (PF).

La multa, una vez aplicada, podrá ser cancelada si el sancionado demuestra la contratación de un seguro en un plazo no mayor de 45 días.

Por otro lado, a manera de candado, el documento oficial asienta que por ningún motivo se podrá obligar a los propietarios de los vehículos a que contraten el seguro con alguna institución en específico.

¿Pero a quién beneficia la nueva norma? De inicio, el sector asegurador se frota las manos.

¿La razón? En México, menos de 30% de autos están asegurados, a pesar de que los accidentes automovilísticos provocan al año pérdidas materiales por 121,000 millones de pesos; además, tres de cada 100 personas fallecidas mueren por accidente de tránsito y 40,000 personas más que son víctimas de un percance quedan con discapacidad permanente.

Ello de acuerdo con los datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Además, siete de cada 10 autos no están asegurados, lo que pone a los dueños de automotores en la situación de enfrentar gastos de al menos 25,000 pesos por accidente.

Así, el automovilista es el beneficiado por este tipo de modificaciones -según la lógica del sector asegurador- ya que el tener un seguro permite a las familias no ver afectada su economía por las eventualidades (robos, choques) o gastos del automóvil -que ubica como "patrimonio familiar"-, pues otras cifras sugieren que uno de cada cuatro autos sufre un accidente cada año.

Por otro lado, el gobierno federal tendría el beneficio inmediato de generar un ahorro anual de 121,000 millones de pesos en el Presupuesto de Egresos de la Federación, cantidad que suele dedicarse a cubrir las consecuencias de accidentes viales cuando el causante no cuenta con recursos para hacerlo.

Sin embargo, la mirada de los expertos regresa al sector asegurador, ya que a pesar de ser uno de las inversionistas institucionales más importantes del país su crecimiento no es tan favorable como espera, por ejemplo, la aseguradora Mapre señaló en un informe hace unas semanas que México ocupa el onceavo lugar de Latinoamérica en la penetración del sector asegurador.

En el mismo documento, "El Mercado Asegurador Latinoamericano", señala que la clave del crecimiento del sector asegurador está en las reformas estructurales, tales como la laboral y la ley para el seguro de responsabilidad civil para circular en carreteras federales -que hoy ya son una realidad-.

Según las estimaciones de este reporte, se confía en que con estas condiciones la penetración del sector asegurador en el PIB nacional pueda traspasar el 3% en los siguientes años, dato que hoy representa el 1.9% y en la última década se mantiene en un subibaja cercano a esa cifra.

Si bien los beneficios para los usuarios de seguros en cuanto a su protección y el cuidado de su economía son claros, una medida como la contratación de una poliza para circular por carreteras federales representará un gasto más para sus carteras, recursos que terminarán en los bolsillos del sector asegurador.

¿Qué opinas de esta disposición federal? ¿Si no cuentas con un seguro de automóvil, esta medida te obligará a contratar alguno? ¿Qué parte se beneficia con esta nueva disposición: el automovilista, las aseguradoras o el gobierno federal?

Para saber más:

Sólo 24% de los mexicanos tienen acceso a seguros: SHCP

Publican cambios para instituciones de seguros y finanzas

Aseguradoras buscan participar en seguridad social: AMIS

Los autos más robados en 2012

comentarios