HistoriasMicrositio

Buró de crédito universal y la Reforma Financiera

La Reforma Financiera busca crear una entidad de información crediticia que abarque tanto a instituciones privadas como a prestadores de servicios públicos.

17-05-2013, 10:54:05 AM
Buró de crédito universal y la Reforma Financiera
*Matiana Flores, editora revista Inversionista.

La iniciativa de Ley de Reforma
Financiera que el presidente Peña Nieto envío al Congreso tiene muchas aristas
susceptibles de ser analizadas. Una de ellas es lo que se refiere a la creación
de un buró de crédito universal que formará parte del sistema financiero y cuyo
manejo estaría en manos del sector público, específicamente de la Condusef.

En México, operan dos burós de crédito
privados:

  • Buró
    de Crédito
    , que desde 1996 administra información relativa a los hábitos de pago de las
    personas que manejan tarjetas de crédito y créditos automotrices e hipotecarios, así como de tiendas departamentales y de autoservicio e incluso de telefonía y
    televisión de pos pago.
  • Círculo
    de Crédito
    , que inició operaciones en 2005 y maneja información, básicamente, de los consumidores
    de crédito de tiendas especializadas y financieras enfocadas a las clases
    populares.

El
objetivo de los burós de crédito

Los
usuarios de crédito se benefician con estas instituciones al poder conseguir financiamiento más rápido cuando tienen un puntaje alto. Esto se consigue pagando las deudas puntualmente; es
decir, teniendo un historial crediticio limpio. El retraso o el no pago
significan puntos negativos y la posibilidad de no conseguir el crédito
solicitado.

La idea de crear un buró universal,
manejado por instancias públicas, no implica la desaparición de los privados,
pero sí considera el manejo de más información de la que usualmente manejan los
burós privados, pues además de los créditos concedidos por instituciones
financieras bancarias y no bancarias, así como de telefonía y televisión de
paga, el buró universal incluiría pagos de agua, gas, electricidad, créditos
con Infonavit y Fovissste, impuestos, etcétera. Esto, para dar una mejor
información acerca de si una persona es o no un buen pagador.

Además, lo que se busca es premiar a
los buenos clientes (los cumplidos) con tasas de interés más bajas respecto a
las que tendrían que pagar quienes tengan un historial crediticio regular (que sí pagan pero presentan atraso en sus pagos).
Adicionalmente, los cumplidos tendrán que dar a los acreedores menos garantías
que quienes no lo son tanto, pues el riesgo de no pago será menor.

Buró
universal

Hoy por hoy, algunos intermediarios
financieros no bancarios no reportan a los burós privados los créditos que
otorgan y sus clientes no cuentan con registros que avalen, por ejemplo, su
buen comportamiento de pago, por lo que puede resultarles más difícil acceder a
créditos con otras instituciones que sí reportan a alguno de los burós de
crédito que ya operan. 

El objetivo del buró universal es
integrar todas las instancias que otorguen créditos y que presten algún tipo de
servicio (agua, electricidad, gas, teléfono, televisión, renta, etcétera)
incluso es probable que se integre la información referente a impuestos. Todo
esto, dice el gobierno, para darle acceso a la gente  a más créditos con el menor costo y garantías
posibles a personas y empresas.

Algunos analistas no ven con buenos ojos
esta propuesta porque consideran que puede convertirse en un instrumento de
fiscalización del gobierno a empresas y personas.

Buró
de instituciones financieras

La iniciativa de Ley va más allá y señala
que así como hay burós de crédito de quienes solicitan créditos o contratan
algún servicio de pos pago, de la misma manera tiene que existir un buró que
proporcione a sus clientes información de las instituciones financieras y
comerciales.

El buró de instituciones les daría
información como:

  • Si son empresas legalmente
    constituidas y reguladas por las autoridades financieras.
  • Las comisiones anuales
    totales y tasas de interés que cobran las instituciones financieras
  • Sanciones y controversias que
    tienen en contra, entre otras.

Dicha información dará a la cliente la
información necesaria para tomar la mejor decisión para la contratación de
servicios e incluso tendrán la posibilidad de transferir sus créditos al
consumo a otra entidad financiera. Que de hecho la portabilidad ya existe en el
caso de cuentas de nómina y hay la alternativa de cambiar de acreedor en un
crédito hipotecario, pero resulta muy engorroso y caro el proceso.
Posiblemente, la nueva Ley lo agilice y permita la portabilidad de créditos de
nómina, personales, de tarjeta de crédito, etcétera, para cambiarse a
instituciones que ofrezcan condiciones más ventajosas a sus clientes. Es una
manera de incentivar la competencia.

Veremos que pasa con este tema una vez
que sea aprobada la Ley de Reforma Financiera en el Congreso.

Si tienes dudas sobre este u otros temas acerca del manejo de tu dinero, por favor escríbenos aquí o también puedes encontrarnos en nuestro blog Inversionista, en Facebook Inversionista o en Twitter @InversionistaMX.

*La autora, Matiana Flores, es editora de Información Macroeconómica de Inversionista.

Relacionadas

Comentarios