HistoriasManagement

Preguntas de un reclutador para puestos directivos

Las entrevistas para altos directivos están compuestas de preguntas estratégicas que ayudarán al reclutador a ver su capacidad para resolver problemas.

08-05-2013, 10:38:19 PM
Preguntas de un reclutador para puestos directivos
Tatiana Gutiérrez

Las entrevistas para altos directivos están compuestas de preguntas estratégicas que ayudarán al reclutador a ver su capacidad para resolver problemas y están compuestas por un stock de 5 fases que, según la experta, consisten en las siguientes: 

a) Cronología. En esta fase el entrevistador te preguntará sobre tu vida laboral. Platica con él, si bien tu CV debe ser breve, en la entrevista busca que te conozcan. Menciona cuándo terminaste la carrera, en qué trabajos has estado, cuáles fueron tus motivos de salida, si tienes algún otro grado de estudios; si estudiaste en el extranjero. Enfócate en datos importantes de tu vida laboral, nunca personal.

b) Habla siempre de tus logros con números. “Si estuviste en ventas y ayudaste a incrementarlas, analiza los porcentajes y las ganancias de tu trabajo, ellos necesitan saber algo más tangible de lo que se puede establecer en tu CV. Habla sobre tu puesto directivo o gerencial, si tuviste gente a tu cargo, cuántos colaboradores dirigiste, esto ayudará a confiar en tus resultados”.

c) Preguntas S.T.A.R (Situación, Tarea, Acción y Resultado). Este tipo de preguntas se realizan por parte de los reclutadores para ver la reacción del entrevistado ante una situación real en la empresa.

Por ejemplo: – Platícame una ocasión en la que hayas tenido algún problema con tu equipo de trabajo y explica cómo lo resolviste. 

Situación: Describe en qué momento se encontraba la empresa, cuál era la situación del problema y si existían números que respaldaran la situación. Identifica el momento de manera detallada. 

Tarea: Aquí es sencillo, dedícate a explicar qué decisiones tomaste y por qué. 

 Acción: ¿Qué hiciste para resolverlo? Menciona si se aplicaron algunas estrategias en específico, si se trato de encontrar otras alternativas y cuáles fueron, si hubo convenio con otras empresas y por qué. En este punto se trata de externar tus estrategias para resolver el problema. 

Resultado. Termina narrando tu situación de éxito. Platica con el entrevistador cómo beneficio a la empresa tu estrategia de negocios y de qué forma repercutió en los números de productividad. 

Nota: Existen páginas de Internet que cuentan con varios ejemplos de preguntas S.T.A.R., sería bueno que te documentaras para poder tener varios panoramas de solución. 

d) Preguntas de personalidad. En esta fase de la entrevista, lo que busca el entrevistador es analizar si serías un buen complemento para el equipo de trabajo.

Las preguntas más frecuentes son: ¿Cómo te describirían tus amigos? ¿Qué clase de manager te consideras? ¿Cuál es el manager que admiras y por qué? ¿Cómo describirías a tu jefe? Ojo: En esta pregunta siempre sé positivo, nunca vayas a hablar mal de la gente con la que trabajas, esto te afectaría de manera inmediata. 

e) Las preguntas que NO esperas. En estas preguntas, el reclutador busca observar la capacidad de analizar del candidato, son preguntas en las que no existe forma de preparación alguna. El entrevistador evaluará: conocimientos generales, lógica, capacidad de análisis, resultado y el temple del entrevistado. Ejemplo: ¿Cuántos carros hay en el DF?

Si te pones a pensar, lo más seguro es que no conozcas la respuesta, sin embargo, puedes terminar así: Como sabemos, en el DF somos 22 millones de personas; tomando en cuenta que el automóvil es un lujo de la clase media alta y que el porcentaje de la población citadina que pertenece a este rubro es del 30%. Puedo deducir que son 6.6 millones de personas las que pertenecen a esta clase. Estas personas corresponden a familias, las cuales son dueñas de los autos. Si promediamos a cuatro integrantes por familia, nos da como resultado 1.6 millones de familias con automóvil y si hacemos un promedio de 1.5 autos por familia… nos da un total de 2.4 millones de autos en el DF. 

Lo más seguro es que tu respuesta no sea verdad, comenta la experta, pero tu capacidad de lógica, razonamiento y análisis es lo que se evaluará. Otros ejemplos de preguntas: ¿Cuántos teléfonos públicos hay en Manhattan? ¿Cuántas vacas hay en Canadá? ¿Cuántas pelotas de tenis hay en Sudáfrica? Y tú… ¿Qué contestarías?

6.- Tú también debes preguntar. De acuerdo con la experta, la entrevista llegará a un punto donde el reclutador te pregunte si existe alguna duda o pregunta. ¡Nunca digas NO! Es el momento de presumir tus conocimientos sobre la empresa, pregúntale sobre la situación actual del mercado, si existen planes de expansión, sobre la cultura de la empresa o sobre su experiencia y trayecto en la organización, “esto les encanta, los reclutadores tienden a tener el ego muy alto”, comenta Oetling. 

7.- Sé agradecido. Cuando se llega a este punto, no quiere decir que agradezcas en la entrevista. Cuando la concluyas despídete de manera normal y sal por la puerta. Cuando se habla de agradecer, la experta recomienda mandar un correo, dos o tres días después de la entrevista, para agradecer el tiempo del reclutador y aprovechar para enfatizar tu interés en trabajar con ellos. 

Si bien estos tos tips no sólo sirven para puestos directivos o gerenciales, los nuevos prospectos o jóvenes ejecutivos también pueden ponerlo en práctica, esto ayudará a reducir las posibilidades de negación laboral. 

¿Recomendarías algunos otros tips para realizar la entrevista perfecta? ¿Cuáles serían?

Para saber más: 

Cómo redactar un CV para contratarte en el extranjero

8 malas prácticas de los CV

Tendencias creativas e innovadoras para hacer tu CV

Relacionadas

Comentarios