HistoriasNegocios

Danone y Saba salen de Michoacán por inseguridad

Danone trasladó su centro de distribución a Querétaro, mientras Casa Grupo Saba opera desde Guadajara, Jalisco, y mantiene sus centros de distribución

06-05-2013, 8:40:35 AM
Danone y Saba salen de Michoacán por inseguridad
Notimex

Danone y el grupo farmacéutico Saba se fueron  de Michoacán por motivos de inseguridad y trasladaron sus sedes a Querétaro y Jalisco, respectivamente.

Lo anterior fue confirmado por el secretario de Desarrollo Económico (Sedeco) de Michoacán, Ricardo Martínez.

Al referirse a que “las condiciones que aquí se viven” fueron las que detonaron la salida de esas dos empresas, el funcionario estatal también alertó que corren el riesgo de perder a profesionistas talentosos e inversionistas futuros.

“Varios inversionistas me llaman para preguntarme cómo está la situación o si pueden venir a Michoacán, y la verdad es que se nos pone muy difícil, y lo que hace (ese escenario) es que haya menos empleos formales y que crezca la informalidad y otro tipo de trabajos, es una realidad”, lamentó Martínez.

Danone y Saba no han sido las únicas compañías con problemas de inseguridad, en mayo del año pasado diez vehículos y tres bodegas de la empresa Sabritas fueron incendiados en diversos municipios de Michoacán y Guanajuato.

Además, hace una semana, normalistas secuestraron autobuses de pasajeros y vehículos de autotransporte, causando daños a diversas empresas locales.

Las unidades retenidas fueron utilizadas para realizar bloqueos carreteros en demanda de plazas laborales.

El funcionario del estado, detalló que la primera compañía citada que abandona el territorio michoacano tiene su nuevo centro de distribución en Querétaro, mientras que la segunda opera desde Guadalajara, Jalisco.

Ricardo Martínez aclaró que las empresas Danone y Casa Grupo Saba no retiraron sus centros de distribución de la entidad durante la administración actual.

Recalcó el titular de Sedeco que a pesar de esa salida de Michoacán, Danone y la farmacéutica Saba continúan distribuyendo sus productos sin ningún problema en el estado, “lo que hacen es seguir surtiendo a Michoacán, pero no a través de centros de distribución en el estado, no es una decisión que se haya tomado actualmente, es una decisión que se tomó en su momento, lo que nosotros queremos acentuar, lo quiero acentuar muy claramente —aún en estas circunstancias— es que seguimos manteniendo una fortaleza y atracción de inversión como fue MVS que viene a la ciudad de Morelia”.

Sin embargo, reconoció Ricardo Martínez, que el argumento en su momento de estas dos empresas para salir de Michoacán sí fue por problemas de seguridad: “No sé exactamente qué habrán dicho ellos, pero lo que sabíamos es que estaba fuera de la posibilidad de mantenerse en Michoacán porque tenían, tuvieron algunos conflictos de seguridad, entonces en su momento ellos se movieron para allá y siguen distribuyendo en Michoacán pero en su momento tomaron la decisión”.

Reconoció que actualmente no hay ninguna empresa que quiera salir de la entidad o que haya abandonado ya Michoacán por la inseguridad y conflictos sociales.

Tristes recuerdos

Grupo Saba reconocía desde 2011 los riesgos de inseguridad en el país.

Según su reporte anual, “en los últimos años México ha experimentado un aumento significativo en la actividad criminal y violencia, principalmente debido al crimen organizado.

“Estas actividades, así como su posible incremento, podrían tener un impacto negativo en el ambiente de negocios en el cual operamos”, dio a conocer.

Por su parte, Danone privilegió sus inversiones en Guanajuato, donde inauguró un nuevo Centro de Distribución en 2011, con una inversión de 290 millones de pesos.

Grupo Casa Saba, uno de los principales distribuidores de medicamentos de nuestro país, brinda empleo 16,750 personas; en tanto, Danone, a nivel mundial tiene más de 100,000 empleados y México es su séptimo mercado de mayores ventas.

“Crimen impide a empresas crecer”

José Luis de la Cruz Gallegos, especialista en negocios del Tecnológico de Monterrey, consideró que la salida de Danone y de Casa Saba de Michoacán es “una muestra clara de que en realidad el aumento en delincuencia, el crecimiento del crimen organizado en algunos puntos, sí detiene el crecimiento económico”.

En su opinión éste obliga a que las empresas disminuyan sus actividades y a que en un extremo busquen cambiar sus operaciones y cambiarse a otro estado o incluso a otro país.

“Es muy claro que la inseguridad en el corto plazo obliga a las empresas a incrementar sus costos, tienen que gastar más en seguridad privada.”

De acuerdo con el especialista el incremento en la violencia inhibe el crecimiento económico, aumenta la pobreza y afecta la generación de empleos.

Efectos

1.- La salida de Danone de Michoacán provocará una menor confianza entre los inversionistas para instalarse ahí.

2.- El cierre de empleos provocará una mayor informalidad en la entidad, lo que redundará en una mayor marginación.

Para saber más:

Empresas pierden millones por inseguridad en México

Empresas mexicanas pagan cara la inseguridad

Fausto Vallejo reaparece y promete regresar a cargo

Relacionadas

Comentarios