HistoriasNegocios

CFD, oportunidades para inversionistas individuales

Hace 15 o 20 años nadie hubiera imaginado que los pequeños inversionistas individuales tendrían acceso a los mercados en tiempo real y desde la comodidad de sus propias casas u oficinas.

29-04-2013, 1:30:07 PM
CFD, oportunidades para inversionistas individuales
Andrés Cardenal, Sala de Inversión América

Hace algunos años hubiera sido impensable que un inversionista individual tuviera la posibilidad de administrar su portafolio con la misma eficiencia con la que lo hacen los grandes administradores profesionales; la revolución de las Tecnologías de Información (TI), junto con la llegada de nuevos instrumentos como los CFD -contratos por diferencia-, implica que hoy prácticamente no existen diferencias.

Hace 15 o 20 años nadie hubiera imaginado que los pequeños inversionistas individuales tendrían acceso a los mercados en tiempo real y desde la comodidad de sus propias casas u oficinas. Eran tiempos en los cuales las transacciones se realizaban de manera telefónica y solamente los grandes gestores de fondos tenían la posibilidad de acceder de manera directa a los mercados.

Afortunadamente, hoy es muy sencillo y habitual contar con la misma información de la cual disponen los profesionales.

Además de esa revolución tecnológica, la industria financiera ha evolucionado de manera notable en los últimos años, y un claro ejemplo de estas innovaciones que abren un mundo de nuevas posibilidades para el inversionista individual ha sido la aparición de los CFD (del inglés Contract For Difference).

Un aspecto muy importante de estos instrumentos es el del apalancamiento, ya que permite realizar operaciones con sólo el 5 o 10% de margen, esto implica que para operar por 100,000 dólares, se necesitan solamente unos 5,000 o 10,000.

Obviamente esta característica de los CFD implica la posibilidad de mayores ganancias (o pérdidas, por supuesto) pero también le brinda al inversionista mayores posibilidades de diversificación: al requerir un menor capital inicial, se puede acceder a una cartera diversificada por montos mucho menores de los que serían necesarios si estos instrumentos no existieran.

Es importante tener en cuenta que actualmente estos instrumentos permiten operar diferentes clases de acciones, índices, monedas, materias y futuros, con lo cual las posibilidades de los inversores se han ampliado notoriamente.

Otra de las características importantes de los CFD es que facilitan la posibilidad de hacer trading en corto, es decir apostar a la baja de un determinado activo.

No caben dudas de que vivimos tiempos volátiles, en los cuales esta flexibilidad es realmente muy valiosa para ajustarse a los cambios de tendencia en los mercados.

Sin embargo, es importante que el inversionista tenga los cuidados necesarios para operar con estos instrumentos tan interesantes y flexibles.

A medida que uno cuenta con mayores posibilidades y mejores oportunidades para seleccionar inversiones, debe acompañarlas con los conocimientos necesarios para negociarlos de manera exitosa y, además, tener una política de administración del capital.

Para saber más:

CEO de Santander abandona el cargo

¿Cómo “bancarizar” a través de los móviles?

BMV suspende cotización de títulos de deuda de CFE

Exporta México a Sudáfrica experiencia en TI

Empresas sociales con éxito en América Latina

Relacionadas

Comentarios