'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Retos y futuro del negocio de las remesas

El CEO de Western Union, la mayor empresa de envíos de dinero en México, explica los cambios y retos del sector, y los suyos en el mediano y largo plazo.

21-04-2013, 2:20:45 PM
Retos y futuro del negocio de las remesas
Elie Smilovitz / Twitter: @smilovitz

Las remesas son
la principal fuente de ingresos para muchas familias mexicanas y uno de los
sectores más relevantes de la economía nacional en su conjunto, junto al petróleo,
la industria automotriz, el turismo y la minería. México recibió 130 mil millones de dólares (mdd) en remesas entre 2006 y 2012, casi 30 mil mdd más durante el periodo 2000-2006, según datos d
el Banco de
México
(Banxico). 

No obstante, a partir de la
explosión de la
crisis económica de
2008, que tuvo un impacto negativo en la creación de
empleo en Estados Unidos, el envío de remesas hacia México ha
llegado a contraerse. 

AltoNivel.com.mx entrevistó
en exclusiva a Luis Felipe Rodríguez, vicepresidente y director general de Western Union en México, para conocer
su perspectiva sobre el futuro del sector de las remesas en el corto, medio y
largo plazo.

El mercado de remesas

Western Union es la mayor empresa de remesas en el mundo,
tiene presencia en casi todos los países, trabaja con más de 120 monedas diferentes
y sólo en 2012,  registró órdenes de pago
por un valor de 79 mil mdd. Es decir, una quinta parte del
total de los envíos de dinero, cuyo monto ascendió a 400 mil mdd en todo el mundo, según
Rodríguez.

Esta empresa cobra una comisión
de ocho dólares por cada orden de pago inferior o igual a mil dólares y, según
Rodríguez, estas tarifas constituyen la principal fuente de ingresos de su
empresa. En promedio, cada trabajador
mexicano
en Estados Unidos envía 300 dólares mensuales a su familia, según Banxico, aunque muchos de ellos hacen un envío de 50 ó 60 dólares cada semana, lo que implica el pago de hasta cuatro comisiones por mes. 

Por otra parte, el envío de remesas al interior del país, por
ejemplo, entre el Distrito Federal y Estados como Oaxaca crece de forma
sostenida, y si bien Western Union no participa en el mercado interno de remesas, en
el internacional es líder.

“México es uno de los principales “corredores” para nuestra empresa, un país corredor es un lugar de
origen y destino en los envíos de dinero”, explica Rodríguez, quien añade que
en la actualidad, la regulación
migratoria
,
el desempleo provocado por la crisis
y los nuevos medios de pago, entre los que destacan las transferencias bancarias electrónicas o las tarjetas de crédito y
débito, son factores que influyen e influirán de forma decisiva en el sector de envíos de
dinero en el corto, medio y largo plazo.

Previsiones y cambios en el sector

Rodríguez comenta que la desaceleración de la economía estadounidense ha desembocado
en un ritmo más lento de creación de empleo, que, aunada a un control fronterizo más eficiente e incluso a leyes restrictivas en Estados como Arizona, han
provocado una caída sin precedentes del flujo
migratorio
hacia Estados Unidos. “La regulación en Estados Unidos está
cambiando la dinámica de trabajo de las empresas de envío de dinero”, afirma.

El Pew Hispanic Center reveló un estudio que confirma que el por
primera vez en 10 años, más mexicanos retornaron a sus hogares de los que
decidieron emigrar a Estados Unidos. Entre 2005 y 2010, 1.4 millones de
mexicanos emigraron, pero una cifra aún mayor decidió volver. En comparación
con el quinquenio 2000-2005, la cifra de emigrantes se redujo prácticamente a
la mitad.

Respecto al impacto de la tecnología en las remesas, Rodríguez
asegura que el consumidor mexicano todavía prefiere recibir los envíos en efectivo, porque muchas veces se
encuentra en zonas rurales, en donde los comercios locales simplemente no aceptan
medios de pago electrónicos,  o bien, porque el dinero que recibe lo utiliza
para cubrir necesidades inmediatas y “no para ahorrar”.   

No obstante, el director general
de Western Union México prevé la entrada de nuevas empresas competidoras en el
sector de remesas, como consecuencia de la popularización de nuevas tecnologías
que funcionan como medios de pago.

“Vamos a ver a nuevos
jugadores integrándose en la cadena, por las oportunidades que crean los nuevos
medios de pago, en especial los teléfonos
móviles
. Aunque en México su uso está todavía muy limitado en términos de
infraestructura y bancarización”, comenta Rodríguez, que asegura que la
transición tecnológica está ligada a un “cambio cultural que sólo se dará a
largo plazo”.

“El Banco de México y la Comisión
Nacional Bancaria y de Valores (CNBV)
trabajan mucho en procurar la inclusión
financiera
. Cuando nosotros vemos el mercado
mexicano
, vemos que hay un sector muy amplio que está subatendido, que no
tiene una cuenta bancaria”, explica el CEO de Western Union en México.

“Hoy cada tarjeta que emite
un banco tiene que tener una cuenta bancaria detrás, antes del cambio de
legislación esto no era así. Estas cuentas están ligadas a tarjetas, pero cada
vez más también lo están a teléfonos móviles”, señala el ejecutivo.

¿Recibes remesas? ¿Crees que es más cómodo recibirlas en efectivo o mediante
una transferencia electrónica?

Para saber más:

Remesas nacionales, un sector con potencial

Navidad y la guerra por las remesas

Claves financieras para aprovechar que México “está de moda”

Relacionadas

Comentarios