'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Bitcoin, la controvertida moneda que no es moneda

Algunos la denominan “la moneda del futuro”, otros aseguran que es un mecanismo para que los criminales laven dinero. Conoce más sobre ella.

17-04-2013, 12:47:38 PM
Bitcoin, la controvertida moneda que no es moneda
Elie Smilovitz / Twitter: @smilovitz

Bitcoin es la
moneda de una “economía perfecta y correcta” capaz de cambiar la manera
tradicional en la que funciona el
dinero,
afirman sus promotores. Fue creada en 2009, en plena crisis financiera por un experto en tecnología que se autodenomina “Satoshi Nakamoto”. Pero, ¿qué es, cómo funciona? o ¿Para qué sirve?

Bitcoin es, en esencia, una moneda virtual que se puede intercambiar
por dólares, euros u otras monedas físicas, a través de ciertas páginas de
internet, como BitFloor, que
funcionan como casas de cambio. El valor de cada Bitcoin depende, como en el
caso de otras monedas, de la oferta y la demanda.

Sin embargo, a diferencia de las
monedas físicas, Bitcoin sirve para comprar en internet, porque muy pocos
comercios físicos en el mundo la aceptan. Sus promotores aseguran que esta
moneda es “perfecta” porque evita el pago de comisiones a los bancos
y gobiernos por hacer transacciones, mientras que sus
detractores aseguran que Bitcoin es un vehículo que sirve a los criminales para
lavar dinero.

En el mundo virtual, muchas
páginas aceptan Bitcoin.  Wikileaks, la web fundada por Julian
Assange, recibe donaciones en esta moneda. Aunque también hay tiendas virtuales
que la aceptan como forma de pago, como es el caso de “La ruta de la seda”, una tienda virtual, cuya reputación ha llevado
a algunos expertos a llamarla la “Amazon
del mercado negro”.

Bitcoin no cuenta con el
respaldo de ningún banco central o
entidad financiera, no existe una política monetaria ni una autoridad que regule su emisión. Son las páginas de compra-venta de Bitcoins y la demanda
por parte de los clientes lo que determina su valor. Webs como Bitfloor funcionan
como plataformas de intercambio de Bitcoins y cobran una comisión de 0.4% del
monto de las transacciones. Bitfloor incluso paga a los usuarios un 0.1% del
valor de cada transacción si ésta se rige bajo una serie de condiciones
establecidas por esa web.

La Ruta de la Seda

El hecho de que webs como “La ruta de la seda”, en donde los internautas
pueden comprar drogas, pornografía, identificaciones falsas y todo tipo de artículos considerados ilegales, sin
tener que revelar su nombre o su número de cuenta
bancaria
,
acepten Bitcoins, ha desatado fuertes críticas a esta moneda
virtual.

Por otra parte, el anonimato de
los clientes que usan Bitcoin también suscita dudas entre las autoridades
financieras, los gobiernos y las instituciones tradicionales, ya que, por
ejemplo, identificar o localizar a un comprador o vendedor de Bitcoins resulta
sumamente difícil gracias a que las páginas que funcionan como plataformas de
intercambio de la moneda virtual,
utilizan plataformas de software como Tor, un
sistema Peer to Peer no centralizado que garantiza al usuario que su “historial”
de acceso y los patrones de acceso a estas páginas, como por ejemplo el horario
o el lugar geográfico desde donde accede, permanezca oculto.

Así, bajo el paraguas de la
privacidad más absoluta, la posibilidad de que bandas criminales compren Bitcoins para lavar dinero no sólo aumenta, sino
que resulta más sencillo que hacerlo mediante otros métodos.

Una “moneda” inestable

La crisis financiera de Chipre
tuvo un impacto en el valor de los Bitcoins, que se duplicó en cuestión de
días. Aunque la gran inestabilidad en el tipo de cambio de esta moneda virtual
todavía es un hecho incontestable, después de que experimentara caídas del 50%
de su valor en un solo día. Para seguir a detalle la “cotización” de mercado de
los Bitcoins, páginas como BitCoin
Charts
muestran a diario un análisis pormenorizado.

Cabe señalar que a finales de
2011 cada Bitcoin tenía un valor aproximado de dos dólares, pero su precio se
ha disparado debido, en parte, al creciente interés que suscita entre los
internautas, lo que la ha llevado a cotizar en estos días a un precio cercano a
los 90 dólares, según datos de BitCoin Charts.

Cajeros automáticos Bitcoin

Jeff Berwick es uno de los promotores
de esta moneda virtual. Este emprendedor asegura haber desarrolló un cajero automático capaz de convertir
Bitcoins en moneda local
de diferentes países. Según informa la BBC, el empresario
asegura tener una lista de espera de más de 200 clientes que desean comprar un
cajero automático de Bitcoins. Berwick también afirma que uno de los primeros mercados en los que
pretende incursionar con sus cajeros es Chipre, en donde la crisis financiera
llevó a los bancos a establecer controles de disposición de efectivo en cajeros. 

¿Utilizas Bitcoin, cuál ha sido tu experiencia con esta “moneda”
virtual?

Para saber más:

Los escándalos de lavado de dinero más cuantiosos de la historia

 Los 10 países con las mayores reservas de oro del mundo

Comercio electrónico, un pastel
de 54 mil mdp

Relacionadas

Comentarios