'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

FMI urge a seguir medidas que eviten “crisis crónica”

El Fondo advirtió que la crisis financiera podría entrar en una fase del deterioro de las condiciones financieras y de episodios recurrentes de inestabilidad.

17-04-2013, 9:03:32 AM
FMI urge a seguir medidas que eviten “crisis crónica”
Notimex

El Fondo Monetario Internacional (FMI) urgió hoy continuar las medidas económicas para evitar la reaparición de riesgos que podrían hacer que la crisis financiera mundial entre a una fase “más crónica”.

“Para lograr mejoras continuas será necesario seguir saneando los balances en el sector financiero y reducir gradualmente el sobreendeudamiento público y privado”, puntualizó el FMI en su Informe sobre la estabilidad financiera mundial (GFSR).

Advirtió que “si los avances en la solución de estos desafíos a mediano plazo sufren contratiempos, los riesgos podrían reaparecer”.

“La crisis financiera mundial podría entrar en una fase más crónica, caracterizada por un deterioro de las condiciones financieras y por episodios recurrentes de inestabilidad financiera“, subrayó.

El director del Departamento de Mercados Monetarios y de Capital del FMI, José Viñals, dijo en la presentación del informe que “tras repetidas tormentas y nubes amenazantes, está emergiendo algo de cielo azul y días más soleados”.

Indicó que en la zona del euro los responsables de las políticas evitaron un precipicio financiero, en Estados Unidos se alejaron esos temores en tanto que Japón estaría dejando finalmente “el valle de la deflación”.

Viñals afirmó que los “antiguos riesgos” son el legado de la crisis pero que los “nuevos riesgos” vienen de la flexibilización de las políticas monetarias que se pusieron en marcha para luchar contra la crisis.

Manifestó por otro lado que el “dinero fácil” en las economías avanzadas se está expandiendo a los mercados emergentes, lo cual los hace más sensibles a “flujos de capital volátiles”.

De acuerdo con el informe, “la coyuntura económica mundial sigue siendo débil, la mejora de las condiciones financieras solo puede continuar con nuevas medidas de política que aborden los riesgos subyacentes para la estabilidad y que promuevan una recuperación económica ininterrumpida”. 

La entidad reconoció que “las condiciones mundiales financieras y la situación de los mercados han mejorado notablemente en los últimos seis años, lo cual ha brindado un apoyo adicional a la economía y ha propiciado una marcada recuperación de los activos de riesgo”.

Atribuyó esas condiciones al efecto combinado de compromisos más profundos en materia de políticas, la renovación del estímulo monetario y el continuo apoyo a la liquidez, que han atenuado los riesgos extremos, mejorado la confianza y reforzado las perspectivas económicas.

Con respecto a la crisis en la zona del euro sostuvo que los riesgos agudos para la estabilidad a corto plazo han disminuido considerablemente y han mejorado las condiciones de financiamiento en los mercados de deuda para entidades soberanas, bancarias y empresariales.

“Pese a estos avances notables, muchos bancos en la periferia de la zona del euro siguen enfrentando problemas relacionados con los altos costos de financiamiento, el deterioro de la calidad de los activos y la escasa rentabilidad”, aseveró.

Señaló que los bancos en las economías avanzadas “han dado pasos importantes para reestructurar sus balances” y que “el proceso prácticamente se ha completado en Estados Unidos pero en ciertos bancos europeos es necesario redoblar esfuerzos”.

Indicó que el uso de políticas monetarias no convencionales en las economías avanzadas sigue brindando un apoyo esencial a la demanda agregada.

Sin embargo, un período prolongado de extraordinaria expansión monetaria podría situar el reequilibrio de las carteras y el apetito de riesgo en niveles que generarían fuertes efectos secundarios negativos, advirtió.

Puntualizó que pese a los avances en la mejora de las regulaciones del sector financiero a escala mundial y nacional, “el proceso de reforma sigue inconcluso”, lo cual es una fuente de vulnerabilidad e incertidumbre que puede afectar la voluntad de otorgar préstamos bancarios.

“A nivel mundial, es necesario mantenerse atentos a que las políticas monetarias laxas y un largo período de tasas de interés bajas no culminen en nuevos excesos de crédito”, enfatizó.

Subrayó que “en las economías de mercados emergentes, las autoridades tienen que mantenerse alertas a los riesgos derivados del aumento de los flujos de capitales transfronterizos y la agudización de los factores de vulnerabilidad financiera”.

El informe aborda también el debate sobre la utilidad de los mercados de “swaps” de riesgo de incumplimiento soberano así como las políticas monetarias no convencionales y sus potenciales efectos secundarios.

Para saber más:

Clave mantener la independencia del banco central: FMI

BCE mantiene sin cambio tasas de interés en la eurozona

Bancos poco regulados, amenazan economía: Lagarde

Relacionadas

Comentarios