'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Grupo Bimbo y sus exitosos relevos familiares

Expertos del ITAM e IPADE señalan los retos que superó la familia Servitje para pasar la estafeta de liderazgo de Lorenzo y Roberto, a Daniel Servitje.

10-04-2013, 12:18:23 PM
Grupo Bimbo y sus exitosos relevos familiares
Mario Maldonado, editor de la Revista Alto Nivel

Grupo Bimbo es uno de los ejemplos de empresas cuyos relevos generacionales han sido exitosos. Y esto no es poca cosa si se toma en cuenta que dos de cada tres compañías en México no logran transitar a la tercera generación y de las que lo consiguen, la mitad fracasa.

Bimbo anunció que Roberto Servitje Sendra dejará su puesto como presidente del Consejo de Administración de Grupo Bimbo el 1 de julio del 2013, con lo cual dará paso a Daniel Servitje, el actual director general de la empresa, a ocupar dicho cargo. Se trata de la tercera generación al frente de la compañía, que fue fundada por Lorenzo Servitje en 1945.

Durante la dirección de Daniel Servitje, Bimbo logró convertirse en la panificadora más grande del mundo tras adquirir, en 2011, el negocio de panadería de Sara Lee en Estados Unidos. Hoy la presencia de la empresa mexicana se extiende a América Latina, Europa y Asia.

“Don Roberto es un hombre de negocios visionario. Sus valores ayudaron a formar a Grupo Bimbo y a liderar a la organización a través de su crecimiento exponencial en décadas recientes. En él encontré apoyo constante y guía”, dijo Daniel Servitje en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

“Un relevo generacional exitoso claramente es Bimbo. Lorenzo entregó la estafeta a su hijo Daniel y este lo ha hecho muy bien al frente de la empresa, sobre todo en su expansión mundial, que la ha convertido en el líder de la industria”, dice Imanol  Belausteguigoitia, director del Centro de Desarrollo de la Empresa Familia del ITAM.

De acuerdo con Ricardo Aparicio, director del Centro de Investigación para Familias de Empresarios del Ipade, 98% de las empresas mexicanas son familiares y 76% de este universo no logra transitar con éxito el primer relevo generacional.

“El porcentaje que sobrevive a las empresas familiares debe estar formado por muchas de las empresas de la Bolsa Mexicana de Valores, pues la institucionalización y un gobierno corporativo ayuda a la organización a regular poder, dinero e iniciativas”, explica.

Según Aparicio, hay empresas que logran sobrevivir al mercado, pero no a la familia. “Una de las causas de esto es que el fundador se queda demasiado tiempo en el poder y al bloquear el cambio generacional es difícil que se pueda la transición de manera adecuada”, detalla.

Otro vicio común es que los hijos u otros familiares trabajen en el negocio sin que sea capaces y sin un Consejo de Administración y gobierno corporativo que ayude a controlarlo. “Hay que distinguir entre la dirección y los dueños; hay que capacitar a los familiares para que sean dueños y sepan tomar buenas decisiones que abonen al crecimiento de la empresa, dice.

A su vez, Belausteguigoitia expone que en México hay cierto rechazo a considerarse una empresa familiar, e incluso las regulaciones en la BMV van encaminadas a evitar una alta participación familiar en los Consejos de Administración para ayudar a la institucionalización de las organizaciones.

“Hay una especie de sentimiento de que los familiares deben ser además de los dueños, los que tomen todas las decisiones en la empresa, lo cual puede limitar en su desarrollo y crecimiento, porque dejan de tener socios importantes”, comenta el especialista.

Para saber más:

Roberto Servitje deja presidencia del Consejo de Bimbo

7 claves de éxito de Roberto Servitje para futuros líderes

3 claves hacia una empresa ideal

Cultura organizacional, el código de barras de tu negocio

Relacionadas

Comentarios