HistoriasMarketing

Sello Conar y los retos para una publicidad 100% ética

El presidente del Conar y el diputado federal Mario Sánchez Ruiz te explican cuáles son las principales acciones para construir una publicidad responsable

07-04-2013, 11:45:49 PM
Sello Conar y los retos para una publicidad 100% ética
Oliverio Pérez Villegas

El creciente número de spots, anuncios, campañas y hasta de anunciantes, así como el aumento de los canales para ofrecer publicidad, provoca que no todos los mensajes en el sector sean del todo éticos ni del todo responsables; es por eso que tanto legisladores, anunciantes, usuarios y sociedad en general deben estar atentos para procurar un ejercicio con apego al marco jurídico.

Y es que trabajar en pro de una publicidad ética y responsable, es una tarea conjunta; sin embargo, los huecos legales han permitido que distintos anuncios se cuelen sin cumplir con las normas mínimas del gremio, y ha dado paso a casos de publicidad engañosa.

Para contrarrestar estos fenómenos, distintas instancias han lanzado iniciativas en México, pues existen amenazas latentes que ponen en riesgo el nivel publicitario en el país, que es muy alto, según José Luis Barros Horcasitas, presidente del Consejo Nacional de Autorregulación Publicitaria (Conar).

Es de los mejores en el mundo, agrega, incluso, de poder calificarlo, el nivel publicitario de México estaría en el 8.5, con aspiraciones al 10. Pero hay mucho trabajo por hacer. En este sentido, una de las iniciativas promovidas por este organismo es la implementación de un “sello Conar”, que avalaría la publicidad 100% responsable de las marcas y haría visible el esfuerzo de todas las partes para lograr un compromiso ético. Para el último trimestre de 2013 podrían estar implementándolo.

Pero no se trata de esfuerzos aislados. Para lograr un compromiso ético por parte de todos los involucrados en el proceso publicitario, es fundamental la participación de instancias como la Profeco, Cofepris, o la misma Asociación Mexicana de Agencias de Publicidad (AMAP). 

Apelar a la ética y a la autorregulación es la solución ante la publicidad engañosa, afirma Barros Horcasitas. Y no hacerlo obedece principalmente a dos factores: desconocimiento y la noción de censura. Por un lado, es muy probable que quienes no se suman a esta corriente es porque no saben que la autorregulación es más productivo, menos costoso y más redituable; mientras que otros lo asociación con ponerle límites a la creatividad.

Uno de los principales retos está en convencer y difundir que no es necesariamente así. Hay que explicar a los anunciantes cómo funciona y hacerles ver las ventajas de crear campañas responsables. Hay que hacer ver a los creativos que los organismos están modernizados y si bien hay que indicar cuáles son los límites, éstos están establecidos en el marco legal.

Legislando en la materia

También el poder legislativo tiene injerencia en la publicidad responsable. En días recientes, la comisión de Economía de la Cámara de Diputados aprobó un dictamen para supervisar todos los envases que dicen ser ecoamigables y retirar todos aquellos que no lo son.

En este sentido, Mario Sánchez Ruiz, diputado federal del PAN y presidente de esta comisión, explica que se trata de fomentar la existencia legítima de empresas ecológicas que sí hacen algo relevante por el ambiente.

De esta manera, señala, se busca reformar la Ley Federal de Protección al Consumidor, para que la información proporcionada en cada envase referente al cuidado del ecosistema “absolutamente clara, certera y veraz”.

En entrevista con AltoNivel.com.mx, el también expresidente del Consejo Coordinador Empresarial agrega que se pretende que la Profeco revise, regule y retire la publicidad de etiquetas, empaques, envases, envolturas y demás formas de promoción cuando no se cumpla con los valores de claridad y veracidad requeridos. 

“En el dictamen se establece con claridad que todo proveedor estará obligado a demostrar que los datos o la información de los bienes, productos y servicios que ofrece, distribuye, vende, arrienda o concede en uso, son ciertos y comprobables”, dijo.

El dictamen está ahora en el Senado y el legislador confía en que las modificaciones se aprueben intactas y las empresas de bienes y servicios corrijan sus campañas publicitarias a fin de que ya no se coloquen distintivos verdes que no lo son.

¿Qué más recomendarías para elevar el nivel ético de la publicidad en México? ¿Qué otras medidas recuerdas?

Para saber más:

La ética publicitaria sí es rentable ¡autorregúlate! 

Publicidad engañosa, campañas que no debes copiar 

Greenmarketing, un aguerrido motor de cambio

Relacionadas

Comentarios