HistoriasNegocios

Braskem-Idesa destronará a Pemex como la número 1

El nuevo grupo petroquímico participado por Petrobras construye Etileno 21, fabricará el 40% del consumo total de resinas de plástico de 2015.

07-04-2013, 1:43:07 PM
Braskem-Idesa destronará a Pemex como la número 1
Elie Smilovitz / Twitter: @smilovitz

Pemex Petroquímica
es el principal productor de materias primas para
productos de plástico en México,
pero esa situación cambiará en 2015, cuando el proyecto
Etileno 21 comience a operar en el Estado de Veracruz.

Braskem, la empresa brasileña número uno en
producción de resinas plásticas de América
Latina
, una materia prima que se utiliza para fabricar bolsas de plástico,
tuberías, tinacos, partes de coches, entre otros productos, emprendió una
asociación con la empresa mexicana Grupo
Idesa, que dará origen al nuevo
gigante del sector del plástico, un conglomerado que prevé abastecer al 40% del
mercado nacional. Petrobras, la
empresa estatal de petróleos de Brasil, es uno de los principales
accionistas en Braskem.

“La Secretaría de
Energía
invitó, en 2008, a más de 30 grandes empresas petroquímicas a desarrollar un gran proyecto en México,
nosotros nos interesamos y lo estudiamos. En 2009 decidimos asociarnos al Grupo
Idesa, porque su visión estratégica era similar a la
nuestra. Ganamos el proceso, que incluye un contrato de compra de materias
primas de largo plazo”, explica Cleantho
Leite
, director Comercial de Relaciones Institucionales y Desarrollo de
Negocios de Braskem-Idesa, en entrevista exclusiva para AltoNivel.com.mx.

La asociación Braskem-Idesa se conformó con la figura
jurídica de Sociedad Anónima de
Promoción de Inversión
(SAPI) y
el objetivo de implementar el proyecto Etileno
21
, la inversión industrial privada más grande del país en estos momentos. 

Etileno 21, el
proyecto industrial más grande en México

Etileno 21 prevé la construcción de un gran complejo petroquímico en el Estado de
Veracruz, que contempla cuatro plantas
industriales
. La primera recibirá etano,
una materia prima que suministrará Pemex,
y la convertirá en etileno, que es,
a su vez, la materia prima principal de los
productos de plástico. Por su parte, las
tres plantas restantes transformarán el etileno en más de 30 tipos diferentes
de polietileno, el material que utilizan las empresas transformadoras para
fabricar desde bolsas de basura o súper, hasta autopartes.

La inversión inicial
en Etileno 21 supera los tres mil 200 millones de dólares (mdd), según Leite. Pero
si se suma el total de los intereses pagados a bancos e inversiones paralelas, el monto
total del proyecto asciende a cuatro mil 500 mdd, afirma el director comercial de Braskem-Idesa.

Etileno 21 creará más de nueve mil puestos de trabajo durante su fase de construcción, que culminará en 2015.
A la fecha, cinco mil trabajadores ya participan en el proyecto, aunque muchos
de esos empleos son temporales. Posteriormente, durante la fase de operación,
los ejecutivos de la joint-venture calculan crear unos tres mil puestos de trabajo
permanentes, 800 de ellos directos.

¿Qué pasa con Pemex?

Braskem-Idesa prevé producir un millón 50 mil toneladas
anuales de los diversos tipos de polietilenos una vez que comience a operar en 2015. Es decir, fabricará el equivalente al 40% de consumo total de resinas de
plástico hacia ese año.

Leite señala que en 2015 el mercado mexicano consumirá 2.2
millones de toneladas de polietileno. De éstas, 0.7 serán producidas por Pemex Petroquímica y 1.5 millones
provendrán de importaciones. Pero
como Braskem-Idesa entrará al mercado con una capacidad de producción de más de un
millón de toneladas, podrá abastecer al 40% del mercado.

El objetivo de la joint-venture mexicano-brasileña será el
de sustituir una parte significativa de las importaciones de
polietilenos
que entran a México. “Vamos a ser el suministrador de materias
primas de más de mil transformadores
que utilizan el polietileno para producir productos de plástico. Vamos
a generar un impacto positivo en la balanza
de divisas
del país de entre uno y dos mil mdd por año”, comenta Leite.

En opinión del director comercial de Braskem-Idesa, la
entrada de su empresa al mercado de plástico mexicano garantizará mayor eficiencia
en la cadena de producción, debido a que la producción local, producto de la suma
de la capacidad productiva de Pemex Petroquímica y de Braskem-Idesa, equivaldrá
a más del 60% del consumo nacional.

“Creo que los transformadores tendrán más certidumbre,
porque van a estar mejor atendidos por los productores locales. Ya no tendrán
que depender de importaciones de Asia
y de otras partes del mundo; su suministro será más rápido y tendrán un buen servicio técnico y de atención al cliente”, asegura Leite.

‘Shale gas’, el tema
pendiente

El ‘shale gas’ es una materia prima abundante en México y en otras partes del mundo, que constituye una alternativa rentable para elaborar plástico, por eso, su explotación está estrechamente vinculada al desarrollo de esa industria. En este sentido, Leite comenta:

“Nuestro proyecto no depende del potencial futuro que va a
traer el ‘shale gas’ a México. Desarrollar
en buenas condiciones las reservas de ‘shale
gas’ lleva un cierto tiempo, porque es un proceso muy complejo, requiere
grandes inversiones en exploración, transporte y separación del gas. Creo que hacerlo le
tomará a México cinco, ocho, 10 años, no sabemos cuánto. Sin embargo, si como empresa tenemos la seguridad de abasto de materia
prima
de ‘shale gas’, al igual que otras empresas, estaremos
interesados en hacer nuevas inversiones
de la magnitud del proyecto Etileno 21”, afirma el responsable de Negocios de
Braskem-Idesa.

Para que estas inversiones puedan materializarse, Leite
asegura que es imprescindible que exista una garantía de suministro de materias
primas, lo que implica la creación de reservas
 de ‘shale gas’.

¿Quiénes son Braskem
e Idesa?

Braskem es una empresa petroquímica con una facturación de
18 mil mdd anuales, cuenta con 28 fábricas en Brasil, cinco en Estados Unidos y dos en Alemania, además del “megaproyecto”
Etileno 21 en México, en donde participa con un 65% del capital.  

Las acciones de la corporación cotizan en las Bolsas de
valores en Nueva York y Brasil. La compañía está controlada por Grupo Odebrecht, el tercer grupo de empresarios privados más grande
del país sudamericano, con inversiones en diferentes sectores, entre ellos, construcción,
navíos, petróleos y agroindustrial, en especial etanol. A su vez, la empresa
estatal de petróleos de Brasil, Petrobras,
participa como socio en Odebrecht con un 38% del capital total de Braskem y 46%
de su capital votante.

Por su parte, Grupo Idesa, participante de un 35% del proyecto Etileno 21, es un grupo privado conformado
principalmente por accionistas mexicanos que nació en 1956 en Tlanepantla,
Estado de México. En 1963 adoptó el nombre Industrias Derivadas del Etileno SA de CV (Idesa). Su crecimiento a
lo largo de las décadas se llevó a cabo principalmente en las zonas
industriales de Puebla, Tlaxcala y Veracruz. Cuenta con diferentes empresas en ramos como petroquímica, logística y distribución de materias primas.

¿Que crees que deban hacer las autoridades, empresas y sociedad civil para garantizar la salvaguarda del medio ambiente con este tipo de proyectos?

Para saber más:

Blog. Ágora púrpura. México y el ‘shale gas’

El plástico del futuro y el ‘shale gas’

La era dorada del gas y el cambio climático

México espera un ‘boom’ en la industria del plástico

Relacionadas

Comentarios