'; Alto Nivel
EmprendedorHistorias

Emprendedores sociales, la conciencia del negocio

Estos proyectos generan beneficio económico al tiempo que contribuyen en áreas como la salud, la educación y el desarrollo. Aquí algunos casos de éxito.

05-04-2013, 12:44:30 PM
Emprendedores sociales, la conciencia del negocio
Elie Smilovitz / Twitter: @smilovitz

Un emprendedor social
es un empresario con valor añadido, cuya visión de negocio aporta algo más que
un producto o servicio.
Mark Zuckerberg
es quizá el emprendedor social más exitoso de los últimos años, pero no es el
único.

Henrik Scheel es
un joven danés que, mientras estudiaba ingeniería en su país fundó dos
empresas, una de reciclaje y otra de Tecnologías de la Información (TI),
posteriormente, comenzó a trabajar en Vestas Wind Systems, uno de los
fabricantes de molinos de energía eólica más importantes del mundo. Schell se
transformó en consultor para otras corporaciones de la talla de Siemens e
Intel. Ahora, vive en San Francisco, California, pero su empresa, Startup Experience, se ubica en Silicon Valley y promueve un taller
interactivo para ayudar a los emprendedores a resolver problemas sociales.

Scheel participó, junto a otros jóvenes emprendedores, en la
Semana del emprendedor social
organizada por el Tec de Monterrey, en el Campus Santa Fe. A su vez, empresas
de inversión “social” como Promotora
Social México
(PSM), y
funcionarios de promoción económica
de diferentes gobiernos, como el del Estado de México, presentaron proyectos de
emprendedurismo social, que consiste, grosso modo, en el desarrollo de negocios
que además de generar beneficios económicos, contribuyen a mejorar la calidad
de vida de las comunidades en las que operan.

En el sector del emprendedurismo social, se crece a un ritmo del 15% anual, según expertos de PSM, a diferencia de
otros tipos de inversión, como el capital
privado
, que buscan retornos de
inversión
 más altos, por ejemplo, entre el 25 y el 30% anual.  Cabe señalar que los negocios sociales no son
filantropía, pues los empresarios sí buscan un beneficio económico. En
México existen varios casos de éxito
de este tipo de empresas, que, por lo general, se desarrollan en sectores como educación, salud y desarrollo.

PSM, una empresa
social

PSM ha invertido más de mil millones de pesos (mdp) en
proyectos de emprendedurismo social. Una de sus líneas de negocio es la educación. Los créditos
estudiantiles
a tasas preferenciales o la inversión en infraestructura escolar de nivel superior son proyectos que suelen financiar. En el área de salud, los servicios médicos a precios accesibles o la venta de alimentos nutritivos para niños también constituyen parte de su portafolio de inversión.
Mientras que en el área de desarrollo PSM ha generado un sistema de micro
préstamos para agricultores y pequeños comercios en zonas rurales.

Así, por un lado, empresas como PSM financian proyectos propios que generan
en torno a un 15% de beneficio anual, mientras contribuyen al desarrollo
social y, por otro, invierten en empresas sociales. Mi Tienda y Laudex son dos de las empresas que han financiado. 

Ideas para ganar
dinero y generar bienestar

Rebeca Hwang es una emprendedora social nacida en Corea del Sur, que se crió en Argentina y ha logrado ocupar una posición entre las 20 jóvenes
emprendedoras más “inspiradoras” que la revista Forbes recomienda seguir en Twitter @rebecahwang. Hwang participó en la ‘Semana del emprendedor social’.

Desde su etapa como estudiante de ingeniería química y
civil, los proyectos de empresa de Hwang han tenido un componente de
responsabilidad social empresarial (RSE), sobre todo en el área de reciclaje de
agua
. En pocos años, ha logrado patentar algunas de sus iniciativas y ganar
premios de carácter internacional, como el MIT Ideas Prize.

Como fundadora de YouNoodle,
Hwang ha logrado conectar a gobiernos y grandes empresas con emprendedores sociales, a través de una plataforma digital. YouNoodle ayuda a los jóvenes a conseguir financiación y a celebrar
sinergias con empresas e instituciones importantes como la NASA,
Amazon, Microsoft, Intel e IBM.

Otra de las jóvenes emprendedoras que participó en la ‘Semana
del emprendedor social’  fue Pamela
Roussos
, una mujer que ha logrado fundar y acelerar empresas que
posteriormente han sido compradas en millones de dólares por gigantes de varias industrias, sobre todo
de TI. Para Roussos, la clave del crecimiento
empresarial ha sido un buen marketing que gira en torno a la creación de valor
de empresas socialmente responsables.

Así, si eres un emprendedor social es recomendable visitar
las páginas de internet de instituciones como la Global Social Benefit Incubator, la Global Entrepeneurship Week y de empresas como StartupExperience,
Promotora Social México y YouNoodle.

¿Crees que una
empresa socialmente responsable tiene más posibilidades de éxito que una
empresa común y corriente?

Para saber más:

¿Silicon Valley en México? No, será Silicon Border

Mark Zuckerberg: “Facebook tiene una misión social”

Impact investment, inversión más allá del ROI

Empresas contra el cambio climático

Relacionadas

Comentarios