'; Alto Nivel
Estilo de VidaHistorias

Consejos para obtener una dentadura blanca y sana

¿Usas la técnica adecuada para lavar tus dientes? ¿Usas el cepillo adecuado y el hilo dental? Un experto nos ofrece los pasos a seguir para una sonrisa sana.

03-04-2013, 11:15:02 AM
Consejos para obtener una dentadura blanca y sana
Altonivel

Una bonita sonrisa no se trata sólo de usar un lápiz de
labios y el delineador perfecto. Una bonita sonrisa es sana y blanca, sin
manchas, ni imperfecciones; sin embargo, tener una
dentadura así es todo un reto, ya que en muchas ocasiones nuestros hábitos
alimenticios
provocan que nuestros dientes pierdan su blancura.

El Dr. Héctor Cabañas, especialista en Odontología de Crest
Oral-B, nos explica porque el cepillo de dientes y el hilo dental son nuestros mejores aliados y qué malos
hábitos debes debemos comenzar a erradicar a la voz de ¡Ya!

Comencemos
con lo básico. ¿Cómo cepillar tus dientes? El Dr. Cabañas recomienda utilizar
un régimen en tres dimensiones:

Cepillar durante 10
segundo cada sección de dientes
De la encía hacia fuera (nunca al revés) y las muelas en la zona de
masticación. Asimismo, es muy importante que complementes tu cepillado con el
uso de un enjuague bucal que elimina los gérmenes que producen mal aliento y
refresca el aliento sin el ardor del alcohol.

Usar pasta dental con prescripción médica. Hoy en día existen una gran gama de pastas dentales, por
lo que debes buscar la que realmente necesitan tus dientes. Pregúntale a tu
odontólogo. Existen pastas que ayudarán a remover hasta el 80% de las manchas
superficiales, siempre y cuando se acompañe con un cepillado adecuado.

Cepilla la lengua y el paladar. Si cepillas
estas zonas  eliminarás
las
bacterias que se alojan ahí y que causan mal aliento. Para ello, necesitas un
cepillo cuyas cerdas centrales ayudan a retener la pasta dental

Dientes
lisos, dentadura limpia. 
Cuando sientas la
superficie de tus dientes lisa, haz hecho bien tu trabajo.  No debe haber  adherencia de placa ni restos de comida.

Tus aliados

El cepillo.  Debe ser de tamaño proporcional a tus dientes
y no muy duro, pues eso lastimaría tus encías. Cámbialo cada tres meses para que
no se acumulen restos nocivos o humedad y déjalo secar un rato después de cada
uso.

El hilo dental. Úsalo después del  cepillado. Deslízalo suavemente entre cada
unión de dientes y retíralo hacia abajo para que se lleve los restos de
alimentos. Cada espacio debe limpiarse con un trozo de hilo nuevo.

Tu dentista. Haz
una cita por lo menos dos veces al año para que te haga una limpieza dental y
cheque que no tengas problemas de caries o gingivitis.

Malos hábitos

Tendrás que hacer un esfuerzo, cambiar algunos de tus
hábitos. Ten paciencia, pero no dejes de perseverar.

-Evita ingerir demasiada azúcar                                                                                                                      -Abrir cosas con los dientes
– Morder dulces o hielo
-Chupar limones
-Ir a la cama sin haberte lavado los dientes

La salud bucal también es parte de nuestro equilibrio
físico así que no dudes en acudir a tu odontólogo cuando tengas dudas.

¿Cómo cuidas tu salud bucal?
¿En qué malos hábitos sueles caer?

Para saber más:

5 tips poco conocidos para una dentadura saludable

 Básicos que todo ejecutivo debe tener en el clóset

El valor de sonreír al cliente

8 nutrimentos para alimentar tu cerebro

Tendencias de moda primavera-verano para ejecutivos

 



Relacionadas

Comentarios