'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Reformas crean expectativas de crecimiento en México: FMI

El crecimiento económico de AL seguirá siendo sólido en 2013, consideró el nuevo director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

25-03-2013, 3:43:46 PM
Reformas crean expectativas de crecimiento en México: FMI
Notimex

En México se han generado expectativas de un incremento importante en la tasa de crecimiento asociado a reformas estructurales, destacó el nuevo director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner.

En una entrevista con el “Boletín del FMI”, consideró que el crecimiento económico de América Latina seguirá siendo sólido en 2013, aunque la región necesita más políticas que promuevan el crecimiento y generen empleo para reducir la pobreza y la desigualdad.

Apuntó que aun siendo beneficiosas para los países de la región, las grandes entradas de capital generan cierta volatilidad en los mercados financieros nacionales.

Opinó que tras la implementación de una política contra cíclica durante la crisis de 2009, lo importante es cómo América Latina termina de retirar estos impulsos y se prepara para un entorno en el cual los factores externos ya no serán tan benévolos y positivos como en la última década.

Expuso que probablemente los precios de los commodities (materias primas) ya no subirán como lo hicieron y en un futuro las tasas de interés internacionales se incrementarán, por lo que la región latinoamericana debe prepararse para estos factores.

Señaló que el FMI tiene que estar ahí para ayudarlos y para que todo este periodo, tanto el del “boom” como el de salida, deje una economía en esta región mucho mas fortalecida y con incrementos importantes en los estándares de vida de la población.

Para Werner, en la economía de Estados Unidos tiene que hacerse un análisis muy profundo de cómo se está dando esta recuperación después de la crisis financiera global, cómo se pueden consolidar las finanzas públicas y recuperar el dinamismo en el crédito bancario.

Además, señaló, ver cómo evoluciona la recuperación del sector construcción y del empleo para darle sustento y velocidad de salida a la economía estadounidense, motor muy importante para el resto de la región.

Recordó que en Centroamérica y el Caribe existe un contexto particular, pues los países están muy vinculados a Estados Unidos por remesas, turismo y manufacturas, ámbitos en los que se perciben problemas de crecimiento y altos niveles de deuda.

Por lo anterior, el FMI tiene que trabajar con ellos para atender esta problemática de la mejor manera posible, añadió Werner.

Asimismo, puntualizó, están los países latinoamericanos miembros del Grupo de los 20 (G20), como México, Brasil y Argentina, economías grandes con implicaciones sistémicas que han tenido un buen desempeño en esta época y para las cuales se anticipan buenas perspectivas en los próximos años.

“En México se han generado expectativas de un incremento importante en la tasa de crecimiento asociado a reformas estructurales”, resaltó el ex subsecretario de Hacienda y Crédito Público de México.

En Brasil, sostuvo, todo mundo percibe un reto importante de cómo se recobra el crecimiento económico en los próximos años, y en Argentina también cómo se maneja un “boom” de commodities para que la economía aproveche de manera fructífera los altos precios de los productos agropecuarios.

El nuevo director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI comentó que después está el resto de las economías vinculadas a los precios de las materias primas en la región de Sudamérica.

Refirió que ahí hay importantes países exportadores de materias primas como Chile, Colombia y Perú, que se han beneficiado sustancialmente de los buenos términos de intercambio, y en conjunto, estos países crecieron con mucho vigor durante la década pasada.

Sobre el impacto de los flujos de capitales en la región latinoamericana, apuntó que este dinero genera cierta volatilidad en los mercados financieros, promoviendo el crédito a corto plazo y empujando al alza los tipos de cambio, lo cual siempre constituye un reto.

Ante ello, agregó, el papel del FMI en estos países es el de formular una combinación óptima de políticas monetarias y fiscales que origine un equilibrio entre absorber la afluencia de capitales y evitar excesos financieros o nuevas vulnerabilidades; las políticas macro prudenciales pueden ser muy útiles para llegar a ese equilibrio, estimó.

El punto clave es implementar un conjunto de políticas que realmente les permita a estos países cosechar los frutos de las entradas de capital, por ejemplo, más inversión en infraestructura y programas sociales, y reduzca al mínimo las consecuencias negativas asociadas a la volatilidad de los mercados financieros, añadió.

Werner se incorporó al FMI en enero de 2013, tras abandonar el cargo de titular de banca corporativa y de inversión de BBVA Bancomer, y luego de ocupar diversos puestos en el sector público mexicano.

Para saber más:

Riesgos y oportunidades de la reforma del sector telecos

Gobierno impulsará la banca de desarrollo con reformas

Moodys revisará a México antes de decidir sobre nota

Reformas de México atraen a inversores de EU

BM reconoce avances de México en Doing Business

Relacionadas

Comentarios