'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

ABC de la crisis en Chipre y todo sobre el rescate

Causas y consecuencias de la estrategia “bail-in” que amenaza las pensiones de los chipriotas y los temores de la fuga de capitales. ¿Qué sigue para este país?

20-03-2013, 6:33:49 PM
ABC de la crisis en Chipre y todo sobre el rescate
Elie Smilovitz / Twitter: @smilovitz

Chipre es la
última ficha en el tablero del dominó de
bancarrotas
de la
Unión Europea (UE). La isla mediterránea, cuya economía
tiene un Producto Interno Bruto (PIB) de apenas 24 mil millones de euros (mde), recibirá un rescate por valor de 10 mil mde, ante la crisis que aqueja a su sistema financiero.

Sin embargo, la práctica totalidad del Parlamento del país
rechazó la primera propuesta de rescate propuesta por la troika -UE, Fondo Monetario Internacional (FMI) y Banco Central Europeo (BCE)-, salvo por el partido gobernante, el Demócrata Rally,
que se abstuvo en la votación, pues fue ese grupo el que propuso el rescate en primer
lugar.

Los bancos chipriotas tienen activos que equivalen al 350% de su PIB, según comenta Juan Sherwell, director del Egade Business School, del Tec de Monterrey, y el rescate implicaba que el Gobierno recaudara cinco mil 800 mde en pocos días mediante un gravamen de entre 7 y 12% aplicable a los depósitos bancarios de particulares y empresas en todos los bancos. “En España ya han dicho que ellos nunca aceptarían una condición similar”, asegura Sherwell.

Es decir, para pagar el rescate todos los cuentahabientes iban a tener que asumir un recorte del 10%, aproximadamente, de sus ahorros bancarios. Algunos analistas, como Sherwell, piensan que el elevado volumen de activos en los bancos no es una razón suficiente para gravar los depósitos de los ahorradores. 

Consecuencias del rescate

Sólo Laiki, el
segundo banco más importante del país, necesitaba una recapitalización de unos cuatro mil mde, según The Economist, es
decir, casi un 20% del total del PIB de Chipre. Ahora, el temor de los banqueros es que los ciudadanos se apresuren a sacar su dinero de las cuentas para
guardarlo en cajas de seguridad, ante la amenaza de un posible impuesto a los depósitos. Expertos
calculan que uno de cada 10 euros depositados saldrán del país de forma acelerada debido a la endeble situación financiera.  

Otra de las consecuencias del “rescate” chipriota puede ser una salida de empresas
rusas de su territorio. Hasta el momento, la isla ha captado inversiones,
sobre todo de empresas de ese país, debido a que tiene un sistema fiscal más laxo que el
de otros socios europeos y una legislación menos estricta que sus vecinos en materia de lavado de dinero.

Sin embargo, la condición de gravar todos los depósitos ha sido
una exigencia intolerable para Chipre, que ha preferido rechazar el
rescate de la UE y pensar en un Plan B.

Rusia y Gazprombank

Michalis
Sarris
, ministro de Finanzas de
Chipre
, viajó a Rusia la semana anterior para
reunirse con las autoridades de ese país y negociar un préstamo menos exigente
que el de la UE, aunque finalmente regresó sin un principio de acuerdo. No obstante, fuentes especializadas indican que el brazo financiero de Gazprom, la petrolera estatal más importante de Rusia y la segunda más grande del mundo, Gazprombank, puede estar interesada en participar en el nuevo sistema financiero chipriota. 

Otra de las medidas que no serán aplicadas de inmediato, pero no han quedado del todo descartadas es la de utilizar dinero de las pensiones para pagar parte del rescate, de hecho el Parlamento aprobó una ley para poder hacerlo en caso de que sea necesario. 

Según Sherwell, los tres principales obstáculos que enfrenta el país mediterráneo son la abultada deuda –que ya supera el 70% del PIB-,
el déficit fiscal y unos bancos que han crecido demasiado y
abusado de otorgar préstamos impagables.

Mientras tanto, Chipre sigue recibiendo ayuda de los fondos
de emergencia del Banco Central Europeo, un flujo necesario para que la
economía siga funcionando y, finalmente ha alcanzado un “principio de acuerdo” con la troika.

Solución bail-in y claves del rescate definitivo

Chipre liquidará una parte de Laiki, el segundo mayor banco del país, y trasladará una parte de sus depósitos al Cyprus Bank (Banco de Chipre) el más grande, para salvarlo. En síntesis, los cuentahabientes de Laiki con menos de 100 mil euros en ahorros serán trasladados al Banco de Chipre, mientras que los tenedores de bonos, accionistas y cuentahabientes con más de 100 mil euros se quedarán en un “banco malo” que será diluido.

Estos cuentahabientes deberán pagar al gobierno un 20% de sus ahorros y, en algunos casos, los tenedores de bonos pueden perder hasta un 40% de su dinero. Es decir, si una persona tuviera 150 mil euros depositados en Laiki, tras el rescate le quedarán sólo 120 mil ya que el gobierno sólo garantiza los depósitos menores a 100 mil euros -en México el sistema financiero protege hasta dos millones de pesos, aproximadamente-. 

Esta nueva estrategia europea se centra en el “bail-in“, en lugar de en el “bail-out“. Es decir, los bancos deben tomar medidas para recapitalizarse a sí mismos, en lugar de depender de fondos como el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) o el MEDE. 

Por el momento, el gobierno chipriota no utilizará dinero de las pensiones para financiarse, pero esa posibilidad no ha quedado del todo descartada, pues incluso se aprobó una ley que permite hacerlo. 

Además, el país instaurará controles de capitales, para evitar, en la medida de lo posible, que los ahorradores y empresas saquen sus dinero del país y crearán un fondo solidario de inversión, con el objetivo de que todas estas medidas les ayuden a reunir los cinco mil 800 mde que exige la troika para aprobar el rescate. 

Chipre va a acometer todas estas medidas porque de lo contrario quebraría y tendría que salir del sistema de la eurozona y a pesar del descontento manifiesto de Rusia, debido a que muchos de sus ciudadanos perderán dinero.

¿Cómo llegó Chipre a
esta situación?

Chipre aplicó medidas
de austeridad
para poder optar por entrar en el sistema del euro. Logró reducir su déficit por
debajo del 3% y su deuda pública por debajo del 60% del PIB, dos requisitos
básicos que exige la UE a los candidatos a entrar en la eurozona.

En 2008, el déficit chipriota no existía, sino que alcanzó un superávit alrededor del 1% y su deuda
se ubicó en el 48% respecto a su PIB. Era su primer año en la eurozona.

Sin embargo, la deuda pública se disparó 10% en 2009 y su superávit
se transformó en un déficit del -6%. La crisis
financiera
desaceleró sectores clave de su economía como la construcción y el turismo, lo que llevó al país a una recesión.

En 2010 y 2011 la economía cayó en picado, debido, en parte,
al estrecho vínculo entre el sistema
financiero de Chipre
y el de Grecia.
Los bancos chipriotas se encuentran
entre los principales tenedores de deuda de la banca griega, que se declaró en quiebraPara 2011 Chipre cerró el año con una deuda superior al
70% de su PIB y con un déficit de -6.5%. En 2012 el déficit todavía superaba el 3.7%, según datos de Global Finance.

Así, en el corto y medio plazo, las perspectivas económicas de Chipre no son alentadoras. El boom de su sistema financiero acabó. La incertidumbre puede empujar a muchos a
retirar su dinero de los bancos de forma masiva, aunque los controles de capital pueden llegar en
estos días para intentar frenar ese éxodo.

Por su parte, la economía real parece que no crecerá hasta
que la situación económica mejore en Europa y algunos analistas opinan que
aceptar el recorte de los depósitos hubiera sido una solución “limpia” para
pagar la deuda. Sin embargo, ahora los recortes son más necesarios que nunca e
impactarán al maltrecho estado de bienestar chipriota. Las pensiones pueden ser
la primer víctima y la venta al capital extranjero de sus principales bancos, empresas e infraestructua -de forma similar a lo que ha ocurrido en Portugal– la segunda.  

¿En qué grado del uno
al 10 crees que se encuentra la confianza de los particulares en el sistema
financiero internacional?

Para saber más:

ABC de la crisis en Europa

Los escándalos de lavado de dinero más cuantiosos de la historia

Rescate a Chipre, ¿se aproxima el fin del euro?

Relacionadas

Comentarios