HistoriasMicrositio

5 retos del Papa desde el management

El mundo católico necesita una organización efectiva, con una visión moderna, justa y abierta para lograr una evolución. Aquí los retos para el nuevo Pontífice.

11-03-2013, 5:11:23 PM
5 retos del Papa desde el management
*Arturo Villegas, director del CEET Business School

La dimisión de Benedicto XVI al Pontificado está vista por algunos especialistas como el clímax de una crisis que sufre la Iglesia Católica. Y aunque el anuncio cimbró las bases de esta organización milenaria (de hecho la única institución junto con el Ejército que ha llegado a nuestros tiempos desde esa época), no ha sido la primera, y seguramente no será la última que enfrente.

Pero, ¿cuáles son sus retos desde el punto de vista organizacional? Aquí el análisis de los desafíos de la institución, de cara a la elección de su nuevo líder que se erigirá como el Papa número 266.

Político y estratega poderoso: Ciertamente el nuevo Papa no solo dirigirá a la religión con más adeptos del mundo (1 de cada 3 practican algún tipo de cristianismo); al convertirse en el mandatario oficial del Vaticano, deberá usar su poder e influencia para convertirse en un Papa gestor, defensor, hablar con voz alta ante otros mandatarios que afecten intereses de sus fieles.

Además de tener posiciones claras ante guerras, dictaduras, y diversos crímenes, con un impacto de alcance mundial. Simplemente recordemos el impacto de Juan Pablo II en Polonia terminando la dictadura junto con Walesa, o la caída del muro de Berlín junto a Gorvachov.

Servicio al cliente y ventas: Ante retos nunca antes vistos, deberá tener estrategias precisas para poder disminuir porcentajes de deserción hacia otras religiones, al abandono cada vez más común de los jóvenes de sus templos, y hacer una Iglesia abierta y no excluyente de grupos que cada vez son más numerosos y poderosos como divorciados u homosexuales.

Por lo mismo el nuevo Papa deberá ser muy cercano, usar la tecnología, afianzar su carácter de políglota, y viajar constantemente para hacerse sentir con sus fieles en todo el mundo.

Líder activo: ante los diversos escándalos que se han suscitado, desde pederastia hasta corrupción, el nuevo Papa deberá manejar de forma extraordinaria una política de comunicación, de relaciones públicas y de manejo de crisis ante cuestionamientos, debiendo dejar sin duda que habrá castigo a quienes hayan violado alguna ley, y que esto más que hacer daño a la Iglesia, le dará certeza al depurar la impunidad.

Gran innovador: Estas crisis deberán servir para poder evaluar al interior la posibilidad de reinventarse como organización, y no tener miedo a vientos de cambio que soplen en temas que incluso varios miembros están de acuerdo en evolucionar.

Temas polémicos como mujeres sacerdotes, uso de anticonceptivos para prevención de enfermedades, o el fin del celibato, serán puntos polémicos.
Así este Papa más que llamarle “reformador”, probablemente sea deseable sea un gran innovador. Un inadaptado, rebelde, problemático, que desafíe el “status quo” como decía Steve Jobs.

Reclutador: Esta capacidad de poder inspirar y motivar a muchos a seguir a su maestro, no solo hablando de fieles, sino que asumiendo que un asunto importante es la capacidad que tenga de reclutar a sacerdotes, y poder hacer de la vida espiritual algo deseable.

Asimismo tendrá que aumentar la capacidad de atención y penetración en todo el mundo, ya que llevar el evangelio implica contar con una fuerza de capital humana preparada y lista, así que deberá llenar de nuevo los seminarios, el campo de cultivo de sus nuevos líderes.

Ciertamente esta organización no requiere una revolución, sino más bien una evolución, que la haga más adecuada a los nuevos tiempos claro que respetando siempre su fe. Proveer cambios que la hagan más cercana a la gente; más abierta a las diferencias; con más elementos de acceso y uso de tecnología; con un líder que inspire y motive a sus fieles pero también que impulse a sus sacerdotes a dar testimonio que limpie lo que algunos han ensuciado.

Y que sea un Papa que haga que se respete la ley humana y haya castigo ejemplar para los que hayan cruzado esa línea, bien dicen que a Dios lo que es de Dios y a César lo que es de César.

Lo más importante será que los escándalos en que se ha envuelto el Vaticano queden esclarecidos y eso de luz que esta organización está lista para cruzar con todos sus fieles esta montaña, de la mano de su nuevo líder.

El mundo católico necesita una organización efectiva, retomando sus valores fundamentales y con una visión moderna, justa y abierta. Así lleno de optimismo esperaré, como millones en todo el mundo que salga humo blanco de esa chimenea y se diga en el balcón central de la basílica de San Pedro “Habemus Papam”.

*El autor es Conferencista profesional, Director del CEET Business School. Su mail de contacto es hola@arturovillegas.com.mx

 

Te invitamos a leer en flip, este reporte especial sobre el perfil del nuevo Papa


Especiales sobre el Cónclave:

Inicia histórico Cónclave para elegir nuevo Papa

Infografía: Los pasos del Cónclave

5 retos del Papa desde el management

Flip: Reporte especial sobre los retos y la crisis de la Iglesia Católica

Relacionadas

Comentarios