HistoriasNegocios

En riesgo la industria del papel por falta de reciclaje

Más del 80% de la materia prima para producir papel proviene del desperdicio, pero la falta de reciclaje pone en riesgo a la industria en México.

03-03-2013, 12:27:09 PM
En riesgo la industria del papel por falta de reciclaje
Elie Smilovitz / Twitter: @smilovitz

La idea de que el consumo de papel se
desplomaría con el advenimiento de la
era
digital
ha demostrado ser incorrecta. En 1961, cada persona consumía unos
21 kilogramos de papel al año, mientras que en la primera década del siglo 21
el consumo per cápita supera los 54 kilos, según un estudio de la Universidad
de Guadalajara.

Bio-Pappel,
una empresa mexicana que encabeza el sector, reportó ventas que superaron los 457
millones de dólares (mdd) en 2012, un 1.8% más que en 2011, a pesar de que el
segmento de papel disminuyó un 10%. Y es que la industria enfrenta importantes
retos, ante la deforestación, la carencia de reciclaje y la necesidad por alcanzar la sustentabilidad.

Diversificar
llevó a Bio-Pappel a centrarse en el subsegmento de empaques y conversión, en lugar de la producción de papel. A
finales de año, la utilidad antes de impuestos y amortizaciones superó los 110
mdd, para esta empresa que cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores y que fabrica
productos como cajas, empaques y hojas mediante materiales reciclados.

“De
cara a 2013 vamos a seguir luchando para mejorar aún más nuestra ventaja
competitiva y los resultados financieros. Por otro lado estamos preocupados por
la incertidumbre que aún percibimos en la economía de Estados Unidos y su
correlación con la economía de México”, señala Miguel Rincón, director
general de Bio-Pappel.

Más
allá de la fabricación de productos reciclados, en una industria como la
papelera, reducir el consumo de insumos como electricidad y agua pueden representar
importantes beneficios a las empresas. Bio-Pappel adoptó hace un par de años la
metodología del Global Reporting
Initiative
(GRI) que establece varios parámetros de sustentabilidad para
mejorar el desempeño de las empresas y ayudarlas a ser “más verdes”. Iniciativas
similares, como el Carbon Disclosure
Project
, ya cuentan con la participación de empresas mexicanas, como Bimbo y Femsa.

Los expertos coinciden que aquellas empresas que
forman parte de iniciativas de sustentabilidad, logran un mejor desempeño en el
mercado y sus acciones se revalorizan de forma positiva en las Bolsas. El caso de Bio-Pappel, que redujo su consumo de agua en un 5% y sus emisiones de CO2 en un 8% durante 2011, vio reflejado este esfuerzo en sus beneficios anuales. 

Estados Unidos, el proveedor de desperdicio

La
industria de papel en México se remonta hace más de 500 años, cuando el Molino de San Rafael, en el Estado de
México, comenzó a funcionar. A lo largo del tiempo diferentes materias primas se procesaban para
obtener papel, pero ahora los componentes básicos son sólo tres y el principal
no es otro que el papel y cartón de desperdicio.

El
desperdicio de cartón y papel constituye más del 80% de la materia prima para
fabricar papel. La celulosa de madera
y otros materiales similares suponen un 14% de los insumos y menos del 4% se
obtiene del bagazo de caña, según
datos de la Cámara de Papel de México.

Sin
embargo, debido a que la mayoría de las ciudades no recicla ni separa el
papel-cartón
de otros desperdicios, la industria recupera unas tres  millones de toneladas al año, pero se ve
obligada a importar más de 1.5 millones de toneladas de desperdicio desde Estados
Unidos
, según datos del estudio sectorial de la Universidad de Guadalajara.

En
México la producción de papel supera
las 200 toneladas diarias y se reparte en tres plantas principales alrededor
del país, ubicadas en Jalisco, Michoacán y Oaxaca y su contribución al Producto
Interno Bruto (PIB) nacional es del 0.3%, según Grupo Coparmex y Financiera
Rural.

Sustentabilidad, una necesidad de la industria

Un
reporte de Financiera Rural asegura que, por cada tonelada de papel reciclado dejan de talarse 17 árboles y se ahorran 25 mil litros de agua. Sin embargo, la caída de los
precios en la industria y la demanda aún provoca una necesidad de recursos
forestales demasiado elevada y en México la carencia de celulosa supone un
verdadero desafío para la industria papelera.

El
reporte señala que la importación de productos
forestales
en México conformó, durante la primera década del siglo 21, uno
de los desajustes más acusados de toda la balanza comercial.  Entre el año 2000  y el 2008 el sector forestal mexicano pasó de
una balanza comercial negativa de tres mil 600 mdd a una de casi seis mil. Ello
demuestra la necesidad de reciclar papel y cartón para obtener el desperdicio
necesario para fabricar papel.

¿Qué tipo de papel prefieres comprar,
reciclado o virgen?

Para saber más:

Empresas contra el cambio climático

Desafíos de la economía verde en México

Rumbo a 2050, invierte en verde

Relacionadas

Comentarios