ActualidadHistorias

Analistas ven en baja de tasa clave, apoyo a exportación

Si el Banco de México baja la tasa clave de interés provocaría una depreciación del peso y empujar al sector exportador, aseguran analistas.

01-03-2013, 9:29:25 AM
Analistas ven en baja de tasa clave, apoyo a exportación
Reuters

Cada día crecen las apuestas a que el banco central de México bajará
la tasa clave de interés para dinamizar la economía, pero lejos de
alentar el consumo interno la medida podría derivar en una depreciación
del peso y empujar al sector exportador, amenazado por los temores a una
menor expansión en Estados Unidos.

La autoridad monetaria ha sugerido que podría recortar la tasa
interbancaria a un día para ayudar al aparato productivo mexicano a
transitar por un entorno internacional adverso, al tiempo que la
inflación
ronda el objetivo permanente del 3 por ciento, más o menos un
punto.

Y cada vez son más los analistas que apuestan a que en la primera
mitad de este año la tasa bajará desde un 4.5 por ciento, en que está
desde julio del 2009, a un 4 por ciento o menos.

Si eso se materializa, muchos ven que la moneda local, el peso, verá pérdidas temporales, y ello ayudará a los exportadores.

“La tasa de 4 por ciento implica una ligera depreciación de la
divisa mexicana y a la vez una ventaja competitiva de México contra
otros países”, dijo Alejandro Cervantes, economista para México del
banco Banorte-Ixe.

“Esto es muy importante dado que con el panorama de actividad
económica que estamos observando en Estados Unidos, es muy probable que
el sector manufacturero, si Banco de México no recorta tasa este año,
sea el sector productor mexicano con más rezago”, agregó.

La economía mexicana está en vías de desacelerar su expansión y
crecer en 2013 un 3.5 por ciento, después del repunte del 3.9 por ciento
tanto en 2011 como en 2012.

Aunque el mandato único del Banco de México, que tiene autonomía
del Gobierno, es mantener la estabilidad de precios, normalmente expresa
preocupación por el estado de la economía, sin que sus acciones estén
directamente encaminadas a impulsarla.

Y el principal nubarrón en el horizonte de la segunda economía de
América Latina es que se materialice el escenario poco favorable en el
que el Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos crezca un 2 por
ciento este año o menos, desde el 2.2 por ciento de 2012.

Para el jefe de economistas de la Secretaría de Hacienda, Ernesto
Revilla, la merma en el PIB estadounidense, aparentemente mínima, se
traduciría en un desempeño más lento de lo normal de la actividad, lo
que traería como consecuencia una menor demanda de productos de
manufactura mexicana.

Impacto más externo que doméstico

México depende en gran medida de su comercio con Estados Unidos, a
donde envía el grueso de sus exportaciones de bienes durables como
automóviles o equipo electrónico, entre muchos otros productos.

De hecho, la actividad industrial mexicana registró en diciembre
su mayor caída desde mayo del 2009, según los datos más recientes, en lo
que analistas consideraron como el posible inicio de una fase de menor
expansión ligada al crecimiento modesto de la economía estadounidense.

Las exportaciones mexicanas totales cayeron en diciembre un 0.93
por ciento, después de dos meses de alzas, de forma que una rebaja a la
tasa clave podría aligerar más adelante el rumbo de la manufactura al
encarecer sus productos de venta al exterior.

“El efecto en la economía (de un corte en la tasa) estará
encabezado básicamente por el tipo de cambio”, dijo Marco Oviedo,
economista de Barclays. “La moneda se va a depreciar y eso va a dar
impulso a las exportaciones netas, así que el efecto es más externo que
doméstico”, agregó.

Barclays espera una rebaja de 50 puntos básicos en junio y está
en línea con el resto de las apuestas que indican que habría un solo
recorte.

El peso mexicano, una de las monedas emergentes más negociadas,
comenzó el año en zona de apreciación, en niveles de 12.70 unidades por
dólar desde las 13.65 unidades en las que inició 2012, favorecido por la
posibilidad de que al fin se concreten reformas estructurales para
acelerar la expansión económica local. 

Haciendo eco a la postura de los analistas, los empresarios mexicanos
están alzando la voz y en un evento inédito pidieron al jefe del banco
central, Agustín Carstens, bajar la tasa de interés hasta en 0.75 puntos
base para detener la apreciación del peso y facilitarles condiciones de
financiamiento.

Una menor tasa de interés “libera recursos que pueden utilizarse
en la inversión e infraestructura, y nos pone más a tono de lo que
sucede en otras partes del mundo”, dijo Gerardo Gutiérrez, presidente
del Consejo Coordinador Empresarial, según declaraciones publicadas
recientemente por la prensa local.

Por los siglos de los siglos

Pero según analistas, el impulso al mercado interno como
resultado del recorte en la tasa es la ruta más larga para apoyar a la
economía, dado que el crédito al consumo y al sector privado han venido
creciendo desde hace años a sus tasas potenciales, lo que deja el margen
acotado.

Además, la tasa de desocupación tocó en enero su mayor nivel
desde septiembre del 2011, de 5.27 por ciento, lo que refleja que la
actividad económica no es tan robusta como para generar los empleos
suficientes, que a la vez fomenten el consumo interno.

Y hay que tomar en cuenta que la transmisión de las decisiones de
política monetaria al resto de la economía normalmente ocurre con
rezagos largos y variables.

Pero esa falta de dinamismo laboral está actuando en favor del
banco central y una rebaja en la tasa clave sería una especie de
autopremio a la conducción de su política monetaria y la garantía de que
no contemple presiones inflacionarias hacia adelante.

“No hay forma de pasar una baja de interés a mayor consumo”, dijo
Pedro Tuesta, economista de la firma 4Cast en Washington. “Lo único que
va a pasar es que la inflación se quedará alrededor del 3.5 por ciento
por los siglos de los siglos”, agregó.

Para saber más:

Carstens ve congruencia en recorte a tasa clave y meta inflación

Aún no es oportuno bajar tasa de interés: Carstens

Estiman que Banxico recortará su tasa de interés

Mantiene Banxico en 4.5% tasa de interés referencial

Relacionadas

Comentarios