ActualidadHistorias

EU cerca de los recortes “automáticos” de presupuesto

Los recortes “automáticos” entrarían en vigor este viernes y sólo se pueden detener mediante un acuerdo entre legisladores republicanos y la Casa Blanca.

01-03-2013, 9:06:23 AM
EU cerca de los recortes “automáticos” de presupuesto
Reuters

El Gobierno de Estados Unidos se acercó el viernes hacia el inicio
de fuertes recortes de gastos que amenazan con obstaculizar la
recuperación económica de la nación, después que los republicanos y los
demócratas no lograron ponerse de acuerdo sobre un plan alternativo de
reducción del déficit.

Establecidos en el 2011, los recortes “automáticos” sólo se
pueden detener mediante un acuerdo entre los legisladores republicanos y
la Casa Blanca. Este ha resultado difícil de alcanzar hasta ahora.

Ambas partes aún esperan que la otra sea culpada de los recortes
por los votantes o que ceda antes de que los efectos más graves -como el
caos del tráfico aéreo o permisos de salida para decenas de miles de
empleados federales- entren en efecto en las próximas semanas.

Salvo que se produzca algún avance en las próximas horas, los
recortes comenzarán a entrar en vigor en algún momento antes de la
medianoche del viernes. El efecto completo del ajuste de cinturón se
sentirá en un período de siete meses, por lo que no está claro si habrá
una interrupción inmediata de los servicios públicos.

El FMI ya advirtió que podría bajar la expectativa de crecimiento si dan luz verde a los recortes. FMI, la advertencia.

El presidente Barack Obama se reunirá con líderes del Congreso en
la Casa Blanca a las 10 hora EST (1500 GMT) para explorar formas de
evitar los recortes sin precedentes, que ascenderían a un total de
85.000 millones de dólares.

Pero las expectativas eran bajas para un acuerdo cuando el
mandatario demócrata se reúna con el líder de la mayoría del Senado
Harry Reid, el jefe de los republicanos del Senado, Mitch McConnell, el
presidente republicano de la Cámara de Representantes John Boehner, y la
líder de los demócratas de la Cámara baja, Nancy Pelosi.

Los demócratas insisten en aumentos de impuestos como parte de
una solución para poner fin a los recortes automáticos, una idea que los
republicanos rechazan.

“Deberíamos trabajar juntos para reducir el déficit de forma
equilibrada – mediante un recorte inteligente de gastos y el cierre de
lagunas fiscales de los intereses especiales”, dijo Obama el jueves. 

El Congreso puede detener los recortes en cualquier momento si ambos
partidos acuerdan una forma de hacerlo. En caso de no conseguirlo, el
Pentágono tendría que recortar un 13 por ciento de su presupuesto de
aquí al 30 de septiembre.

La mayoría de los programas que no son de defensa, desde la
exploración espacial a la educación apoyada por el Estado y la
seguridad, afrontan una reducción del 9 por ciento.

El Fondo Monetario Internacional advirtió de que posiblemente
eliminará al menos 0,5 puntos porcentuales de su proyección de
crecimiento económico para Estados Unidos en el 2013, desde el 2 por
ciento actual, si los recortes al gasto se aplican en su totalidad.

Política que nunca entraría en vigor

Pocos creían hace dos años que los recortes entrarían en vigor,
pero los líderes políticos fueron incapaces de acordar otra forma de
reducir el déficit presupuestarios y ahora se culpan unos a otros debido
a que las reducciones al gasto parecen inevitables.

“Son los recortes del presidente. Fue su equipo el que insistió
en ellos”, dijo el presidente de la Cámara de Representantes, el
republicano John Boehner.

El portavoz de la Casa Blanca Jay Carney dijo que la negativa de
los republicanos a aceptar que se acaben las lagunas tributarias que
favorecen a los más ricos es una de las razones por las que los recortes
serían inevitables.

“Llegar a un acuerdo representa la voluntad de aceptar políticas
que no son 100 por ciento lo que tú quieres. El presidente ha hecho eso
una y otra vez. Lamentablemente, los republicanos parecen no estar
dispuestos a hacer eso cuando se trata de los recortes, de manera que
estos pueden entrar en vigor”, dijo Carney a los periodistas.

Obama desea poner fin a las exenciones tributarias para compañías
petroleras y de gas y los menores intereses que pagan las tasas
impositivas propietarias de fondos de cobertura.

Carney sostuvo que ambas partes habían acordado los recortes. 

“Fue diseñada como una política que nunca entraría en vigor. Porque
era tan costosa para ambas partes que obligaría al Congreso a alcanzar
un acuerdo”, declaró.

Recientes sondeos muestran que, a pesar de los esfuerzos en
Washington por renegar de cualquier responsabilidad sobre los recortes,
muchos estadounidenses reciben de buena manera el menor gasto del
Gobierno.

Un sondeo de NBC/Wall Street Journal divulgado el miércoles
mostró que un 53 por ciento de los estadounidenses prefiere los recortes
previstos o incluso mayores a que no existan reducciones al gasto.

Para saber más:

PIB de EU se expande al ritmo más lento desde 2011

Reporte de empleo de EU apunta a crecimiento estable

Economía de EU cayó 0.1% en el 4to. trimestre

Relacionadas

Comentarios