HistoriasNegocios

Recomendaciones para invertir en la Bolsa con seguridad

Las Bolsas tienen una amplia oferta de acciones individuales y canastas de empresas, la BMV no es la excepción. Conoce su sección internacional y los ETF.

28-02-2013, 10:41:34 AM
Recomendaciones para invertir en la Bolsa con seguridad
Elie Smilovitz / Twitter: @smilovitz

La crisis financiera de 2008 planteó serias dudas sobre la
credibilidad de los bancos, casas de inversión, agencias de calificación y
otros actores del sistema financiero internacional. Como resultado, la sociedad
y sus líderes se han dado a la tarea de aplicar
reformas estructurales, que pueden modificar de forma sensible la
manera de invertir en mercados financieros.

La reconfiguración del sistema financiero internacional es un
tema pendiente en la agenda del Grupo de los 20 (G20), compuesto por 20 de las economías más poderosas del mundo.
Mayor supervisión financiera,
regulación del riesgo que los
inversionistas pueden asumir, aplicación de impuestos a transacciones entre
bancos, así como mayor poder de decisión para las economías emergentes son sólo algunas de las nuevas vertientes que
moldearán el nuevo orden económico.

AltoNivel.com.mx platicó con Javier Doménech Macías,
presidente del CFA Society Mexico,
una asociación global con más de 100 mil integrantes  acreditados en 139 países y cuyo objetivo consiste
en establecer los parámetros de excelencia y competencia entre los
profesionales financieros. Por ejemplo, los corredores de Bolsa y los asesores
de inversión, de quienes depende que los clientes no asuman un riesgo excesivo
y, de alguna forma, que no vuelva a repetirse una crisis como la que aún se
encuentra en curso.

Doménech explica que para poder
ejercer como asesor financiero en México es necesario obtener el certificado
de ‘asesor en Estrategias de Inversión’ que otorga la Asociación Mexicana de
Intermediarios Bursátiles
(AMIB). Doménech asegura que la coyuntura
internacional exige cada día un nivel más alto de conocimiento y ética a los
analistas financieros.

“Un fenómeno
que me llama la atención es que en algunas casas de Bolsa globales, los
analistas cubren cierta industria, independientemente del país en el que esté
domiciliada cada empresa, mientras que anteriormente los analistas analizaban
las empresas de cierto sector de un país”, comenta el responsable del CFA
México, cuya institución ofrece un curso de capacitación con nivel de maestría
para asesores.

Empresas
mexicanas, pero internacionales

Varias empresas
mexicanas
cotizan en mercados de
valores
internacionales como el NYSE de Nueva York, en donde los
inversionistas compran o venden acciones de compañías como Coca-Cola Femsa,
Televisa, Cemex, Bachoco, Grupo TMM y varias más. Sin embargo, los corredores
de Bolsa de cualquier país pueden comerciar con estos títulos sin necesidad de
conocer en profundidad la dinámica del mercado mexicano, pues para operar sólo
requieren un certificado de la autoridad financiera del país en donde operan
que, en el caso de Estados Unidos,
es el examen Series 7 FINRA, pero no
aplican una prueba sobre el desempeño económico de México.

Doménech señala que la mayoría de los inversores
extranjeros que deciden comprar acciones de empresas mexicanas muchas veces no invierten
en los títulos de una compañía en específico, sino de una canasta de empresas, a través de un Exchange TradedFunds, (ETF).
Los ETF son unos instrumentos diseñados por especialistas en inversiones que
agrupan acciones de varias empresas, pero que también pueden armarse con base
en los precios de materias primas
como los metales. Así, por ejemplo, un ETF podría incluir valores como el oro,
la plata y el rodio en un solo instrumento, sin necesidad de que el inversor
compre cada uno de los metales por separado. La oferta de ETF es amplia, los
hay compuestos por deuda soberana de gobiernos, empresas de uno o varios
países, materias primas y otros segmentos.

“Si lo que un inversionista busca es exposición amplia
al mercado mexicano, probablemente lo haga a través de un ETF”, asegura el
responsable del CFA México. Así, el ETF iShares
MSCI México
, que cotiza con el símbolo EWW
en la Bolsa de Valores de Nueva York, se ha transformado en una de las canastas de acciones de empresas
mexicanas más populares de los últimos años. El EWW contiene títulos de 45
compañías mexicanas y, a la fecha, ha captado más de dos mil 300 millones de
dólares de los inversionistas.

Invertir
en el extranjero desde la BMV

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cuenta con una
sección para inversionistas que buscan invertir fuera del país, el Sistema
Internacional de Cotizaciones (SIC) en el que se encuentran listados 412 ETF y
335 acciones de empresas individuales. Doménech explica que, para poder tener
acceso al SIC como inversionista calificado se requiere un patrimonio igual o
mayor a un millón y medio de UDIS, es decir, unos siete millones 376 mil pesos.
No obstante, los particulares pueden comprar estos instrumentos, a través de sociedades de inversión. “Estas
inversiones tienen grandes ventajas fiscales para una persona de nacionalidad
mexicana versus una inversión equivalente realizada en el extranjero”, afirma
el presidente del CFA México.

Desde otro punto de vista, las empresas mexicanas que
desean cotizar en mercados
internacionales
deben cumplir una serie de requisitos. “A grandes rasgos, la empresa debe inscribirse con
una casa de Bolsa, tener un prospecto de colocación, reportar su información financiera e información
relevante a la Bolsa y pagar sus cuotas de inscripción”, explica Doménech, quien
opina que tras varios años de participar en los mercados financieros su “gran
conclusión es que las inversiones se han globalizado de forma importante”.

Inversiones protegidas

En este sentido cabe mencionar que México ha adoptado las reglas de Basilea III, antes incluso que Estados
Unidos o la Unión Europea, que todavía no lo han hecho. Estas normas implican
una serie de
controles a los asesores de
las sociedades de inversión
que, desde enero de 2013 están obligados a
elaborar un
perfil de riesgo de sus
clientes, con el objetivo de que éstos últimos no compren ETF o acciones que
impliquen un riesgo más alto del que están dispuestos a asumir.

Además, existen una serie de modificaciones en las comisiones por venta que reciben los
asesores, para que no pretendan vender las acciones con más riesgo, que son las
que pagan comisiones más altas. Por otro lado, si el asesor trabaja en un banco
o institución financiera que, a su vez, coloca acciones en Bolsa o tiene un
porcentaje de participación en empresas o ETF que cotizan, entonces los
asesores tienen un límite de venta de esas acciones o ETF.  

De esta forma, Basilea III evita que los
asesores vendan, por un lado, las acciones y ETF que implican un mayor riesgo
y, por otro, aquellos en los que el banco o empresa para la que trabajan tiene
un porcentaje de participación. Así, sólo los clientes que están dispuestos a
invertir en las acciones más riesgosas son aquellos que de hecho las compran.
Una de las razones detrás de la crisis financiera fue, precisamente, la venta
de instrumentos financieros de alto riesgo
a clientes que no querían asumir ese nivel de incertidumbre.

¿Inviertes
o te gustaría invertir en ETF? ¿Consideras que el SIC es un buen mecanismo para
invertir en mercados financieros fuera de México?

Para
saber más:

Cinco empresas mexicanas entre las 250 más grandes del mundo

Los retos del Venture capital en México

Basilea III, el paraguas de los bancos

Relacionadas

Comentarios