'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

El imperio de Slim está bajo presión

Las acciones de AMX se han desplomado un 10.8% desde el débil reporte del 4T, a consecuencia de que se encuentra sobre las pérdidas de 2 empresas europeas.

25-02-2013, 9:39:39 AM
El imperio de Slim está bajo presión
Reuters

El imperio del hombre más rico del mundo, Carlos Slim, está mostrando
señales de desgaste porque al mismo tiempo que decepcionan las
inversiones de su firma emblema América Móvil, los reguladores y
competidores presionan los márgenes de la mayor empresa de
telecomunicaciones de América Latina.

Slim tiene la fama de tener un “toque mágico” para las
inversiones
al que no le preocupa mantener negocios que pierden dinero y
respaldar a los ejecutivos de esas empresas.

Pero los pequeños inversionistas de América Móvil están empezando
a demandar más transparencia, así como un mayor retorno de efectivo de
la empresa
, bajo control familiar.

Las acciones de América Móvil, alguna vez la “niña bonita” para
los inversionistas regionales, han perdido más de 10 por ciento en los
últimos 10 días y están cerca de 25 por ciento por debajo de sus máximos
alcanzados de mayo.

La incertidumbre sobre cómo su imperio será afectado por reformas
planeadas para la industria de telecomunicaciones y para las leyes de
competencia en México -parte de una serie de reformas económicas
anunciadas por el Gobierno- también ha pesado en las acciones.

Para los pequeños inversionistas, la caída en las acciones es una señal de frustración con la empresa.

Los resultados financieros del cuarto trimestre estuvieron por
debajo de las expectativas y América Móvil está sentado sobre miles de
millones de euros en pérdidas contables por sus inversiones en dos
empresas europeas de telecomunicaciones.

“Lo que necesitan hacer es mostrar a los accionistas que están
conscientes del débil desempeño”, dijo Kevin Smithen, una analista en
Macquarie Bank. “Sería necesario que empezaran a recomprar acciones o
elevar el dividendo”, añadió.

Las acciones se han desplomado un 10.8 por ciento desde el débil reporte del cuarto trimestre del 12 de febrero.

Esto representaría un golpe de alrededor de 4,000 millones de
dólares para la fortuna de Slim y su familia, estimada por la revista
Forbes en alrededor de 69,000 millones de dólares.

América Móvil tiene un rendimiento de dividendo de 1.42 por
ciento, entre los más bajos de las empresas de telecomunicaciones
listadas en el índice del Dow Jones, de acuerdo con datos de Thomson
Reuters.

Desde el reporte de resultados, la acción ha tenido un bajo
desempeño comparado con un 3.8 por ciento de caída en ese índice y la
baja de un 1.6 por ciento en el índice líder en México, el IPC.

Falta de transparencia

Una queja constante de los inversionistas en América Móvil y
analistas es que carece de transparencia: no siempre está abierta a dar
detalles sobre su desempeño operacional y, a diferencia de sus rivales,
los ejecutivos rara vez cumplen con los accionistas en realizar eventos
para discutir el rendimiento.

Un portavoz de la empresa se rehusó a hacer comentarios.

En particular, los inversionistas no logran entender la inversión
de América Móvil en la holandesa KPN, que ha perdido más de la mitad de
su valor desde que Slim comenzó a construir una participación del 29.77
por ciento en junio.

Una adquisición similar de acciones en Telekom Austria también está registrando pérdidas.

La compañía dijo que gastó en las dos posiciones 79,000 millones de
pesos (6,200 millones de dólares) durante los primeros nueve meses del
2012.

Las acciones de KPN se han desplomado más de 60 por ciento desde
junio, mientras que las de Telekom Austria llevan perdido casi un 40 por
ciento desde mediados de ese mes, cuando el grupo de Slim gastó 1,100
millones de dólares para sumar una participación del 21 por ciento de la
empresa.

El gasto en estas transacciones europeas casi iguala el gasto de
capital de América Móvil en los primeros nueve meses del 2012 y es casi
cuatro veces su desembolso en recompra de acciones y pago de dividendos.

El ingreso a Europa sorprendió al mercado, pues la empresa no tenía experiencia fuera de Estados Unidos y América Latina.

La firma ha dicho que su apuesta en las acciones europeas es una
estrategia a largo plazo, pero no ha hecho mucho para explicar lo que
ahora se ve cómo una costosa inversión.

Después de que se supo el miércoles que Slim respaldó un plan de
KPN de incrementar su capital y que será dueño de dos asientos en el
directorio de la empresa, las acciones de América Móvil cayeron un 2 por
ciento.

“Creo que si fueran un poco más transparentes y comunicaran su
estrategia de cómo calculan sus pronósticos, tal vez la gente estaría
más entusiasmada (por las inversiones europeas)”, dijo Rick Hoss, del
Fondo Euro Pacific Latin America.

Hoss maneja un fondo de 15 millones de dólares y a fines de
diciembre cerca del 4.56 por ciento de su portafolio estaba invertido en
acciones de América Móvil.

Reguladores y Competidores

Además de sus apuestas de Europa, la empresa ha gastado grandes cantidades para mejorar sus redes en América Latina.

Inició el despliegue de servicios 4G en México a finales del año
pasado para aumentar la velocidad en los dispositivos inalámbricos.

Ese gasto ha presionado los márgenes de ganancias. Después de los
débiles resultados del cuarto trimestre, los analistas cuestionaron a
la empresa.

“Estamos invirtiendo mucho y creo que todas esas inversiones van a
terminar dándonos una buena rentabilidad en el futuro”, dijo en ese
momento el presidente ejecutivo y yerno de Slim, Daniel Hajj.

Pero ni él ni el presidente financiero, Carlos García Moreno, dieron pistas de cuándo los márgenes podrían mejorar.

Una estrategia que podría ayudar a mitigar ese costo es aceptar
compartir redes, una práctica adoptada por el mayor rival de América
Móvil en América Latina, Telefónica.

Esa es una decisión inteligente en una región necesitada de
inversión, dijo Marceli Passoni, analista de Informa Telecoms &
Media en Sao Paulo. Dijo que es sorprendente que América Móvil no firme
acuerdos de intercambio de red.

“Eso es una cosa que debe considerar cambiar”, dijo.

Al mismo tiempo, el valor de las redes grandes de América Móvil está bajo presión de las autoridades de competencia. 

En México, el mercado clave de América Móvil, los reguladores están
tratando de reducir los montos que la empresa puede cobrar a sus
competidores para conectarse a su red, permitiendo al mismo tiempo a los
rivales cobrarle más a la firma de Slim, en un proceso conocido como la
regulación asimétrica.

Mientras tanto, América Móvil enfrenta una competencia más dura
que la lleva a ampliar el subsidio para teléfonos más costosos y así
moverse hacia clientes que puedan tomar lucrativos planes de datos.

Pero aunque ha registrado una reducción de márgenes y las
acciones ha estado bajo presión, sigue siendo una empresa atractiva para
los inversores.

“No creo que necesariamente el problema sea con la empresa”, dijo Hoss, de Euro Pacific.

“Están compitiendo muy bien, es sólo una cuestión de tener que jugar con tantas reglas”, agregó.

Smithem dijo que América Móvil lidera la lista de grandes
empresas de telecomunicaciones como China Mobile, Verizon, AT&T y
Vodafone en crecimiento de ingresos, con un aumento del 5.2 por ciento
interanual en las ventas por servicios en el cuatro trimestre del 2012.

Sin embargo, dijo que debe mejorar la comunicación con los
inversores. “Esta empresa solía tener una buena combinación de
crecimiento y rentabilidad para los accionistas, ahora el crecimiento se
ha desacelerado, están realizando inversiones y ha tenido un desempeño
en bolsa inferior”, dijo.

Cuando habla a inversores acerca de América Móvil, ellos les
dicen que les gusta su valoración pero que les gustaría ver un dividendo
o una recompra de acciones que sostenga el valor de la acción.

“Creo que necesitan restablecer eso”, dijo. “Entonces la gente
comenzará a mirar las proyecciones de largo plazo y hará la vista gorda
con algunas de las preocupaciones sobre las regulaciones”, concluyó.

Para saber más:

Slim sube su apuesta por holandesa KPN

Slim y Gates combatirán la crisis alimentaria

KPN pasa por un momento complicado

Slim, ¿quiere vender Grupo Sanborns?

Relacionadas

Comentarios