'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

JMAF-55, el ‘azúcar’ químico que amenaza a la industria azucarera

El sector en México exige que los refrescos y otros alimentos procesados con jarabes químicos sean tratados como bebidas alcohólicas y cigarrillos.

22-02-2013, 3:37:12 PM
JMAF-55, el ‘azúcar’ químico que amenaza a la industria azucarera
Elie Smilovitz / Twitter: @smilovitz

Cuando la
senadora Marcela Torres Peimbert apoyó una iniciativa para subir los impuestos
a los
refrescos encendió un foco
amarillo en la industria de
alimentos
procesados
. Pero también allanó el terreno para un debate sobre los malos hábitos de consumo, la falta de
información al consumidor y el peligro de extinción de la industria de
caña de azúcar.

Con la
segunda tasa de obesidad más alta
del mundo, después de la de Estados Unidos, los mexicanos no sólo tienen
problemas de sobrepeso, sino de diabetes y otras enfermedades
vinculadas al exceso de consumo de “azúcar”.
Tomar 163 litros de refresco al año
no sólo implica ser el primer país consumidor de estas bebidas en todo el
mundo, también implica más muertes por diabetes, enfermedades cardiacas y sobrepeso.

Expertos: el problema no es el azúcar

Un grupo de
empresas de la industria asegura que el azúcar no es el problema, sino que el verdadero peligro
lo constituyen los endulzantes químicos que contienen ciertos alimentos
procesados, entre ellos los refrescos. Y el enemigo número uno de los
productores de caña de azúcar tiene un nombre: JMAF-55.

Según un
análisis del mercado de edulcorantes en México elaborado por el Comité para el
desarrollo sustentable de la caña de azúcar,
la tasa de mortalidad por diabetes aumentó 23% en los últimos seis años. De
forma paralela, el consumo de jarabe de
maíz de alta fructosa
(JMAF)
creció un 44%. La relación entre ambos factores observó un comportamiento
similar en Estados Unidos, en donde cada habitante consume unos 20 kilogramos
de JMAF por año, casi siete más de los que consume un mexicano promedio, lo que
impulsa a los expertos a concluir que el exceso de consumo de este jarabe
perjudica la salud.

Sin embargo,
el JMAF también afecta a la industria azucarera como negocio. Según el estudio,
el consumo de azúcar natural en México cayó 14% entre 2006 y 2012. A la fecha, cada
mexicano consume en promedio 34.4 kilos de azúcar por año, respecto a los más
de 40 que consumía 40 en 2006.

JMAF-55 Vs Azúcar

Federico
López, fundador de Proazúcar y experto en la industria azucarera, platicó con AltoNivel.com.mx y en sus palabras, el JMAF es un edulcorante de bajo costo que se
produce a partir de maíz genéticamente modificado. Es un
producto líquido que se obtiene tras un proceso químico doble denominado
“transformación enzimática” aplicado en la harina. El experto explica que la Administración
de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos no define al JMAF como un
producto natural y que tampoco regula su uso en las etiquetas, lo que
incrementa la desinformación entre los consumidores.

Al comparar al azúcar con el JMAF se aprecian algunas diferencias relevantes.
La primera es natural y su proceso de producción no conlleva una alteración
química de la materia prima, al contrario del JMAF, que es sometido a un doble
proceso de “transformación enzimática” y este es el producto
final que se agrega a refrescos y otros alimentos procesados, cuya obtención
resulta “imposible” de obtener en la naturaleza, según explica López. 

Azucareros amargados

“La afectación
actual a la agroindustria azucarera es una realidad aun sin el citado impuesto”,
acusa el fundador de Proazúcar. Durante el último año un 30% del total de la
producción de edulcorantes en México fue de JMAF-55, respecto al 70% de azúcar
natural.

Ante esta
situación, la industria mexicana de azúcar de caña ha denunciado prácticas de dumping (vender por debajo del precio
mínimo establecido) en el subsegmento de JMAF-55, al encontrar que los precios
de este producto son al menos 20% inferiores a los precios de mercado en
Estados Unidos, lo que, según argumentan, viola el Tratado de Libre Comercio con América del Norte.

Además, denuncian
que el subsidio gubernamental del que goza el maíz transgénico aporta un beneficio adicional a los productores de
JMAF-55.  “Para las industrias de
alimentos y bebidas esta situación significa un costo de oportunidad”, replica
López.

Consecuencias económicas de
consumir JMAF-55

La industria
de azúcar natural, de la que dependen un millón 200 mil empleos, según estiman
expertos, perderá casi 13 mil millones de pesos (mdp) en 2013, como
consecuencia de la caída de su precio y de la cuota de mercado que ha ganado el
jarabe de maíz transgénico.“El precio del bulto de azúcar cayó de 600 pesos a
principios de 2012 a 400 a finales del año”, asegura López, quien plantea una
serie de preguntas a los responsables de la política agraria y la industria alimentaria.  

“¿Si el
precio de la caña de azúcar disminuye 33%, también lo hará el precio de los
alimentos
y bebidas procesadas, de los combustibles y servicios utilizados para
la cosecha? ¿Qué ocurrirá con la industria si se agrega un impuesto al azúcar
en estas condiciones?”, plantea el empresario.

La molestia
del gremio azucarero les condujo a enviar una “carta abierta” al Presidente de la República en la que
solicitan que los alimentos endulzados con jarabe de maíz o JMAF-55 especifiquen
esta información en sus etiquetas,
para que no sean confundidos con aquellos endulzados con azúcar de caña.

Además,
exigen que esos alimentos procesados contengan un mensaje similar al que
muestran las bebidas alcohólicas y
los cigarrillos, que advierta sobre
los posibles efectos perjudiciales que
provoca su consumo y proponen que,
en caso de aprobarse un impuesto a los endulzantes para proteger la salud, éste
sólo grave a aquellos productos que contengan JMAF-55.

¿Qué opinas de que subir los impuestos a refrescos y alimentos
procesados? 

Para saber más:

5 pasos para prevenir la diabetes

Invierte en la lucha contra la obesidad

Agua, el oro azul con oportunidades de inversión

Relacionadas

Comentarios